Alicante

La Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre del año ha vuelto a evidenciar la fragilidad del empleo en la Comunidad Valenciana, con la paradoja de ser la tercera región de España donde más puestos de trabajo se crean (55.100) pero también una de las únicas en las que ha aumentado el paro, junto a Cantabria y Castilla León.

Noticias relacionadas

El dato, además, no es anecdótico. Mientras que en estas otras dos regiones la subida de desempleados es pequeña (2.000 en el caso de Cantabria y 800 en el de Castilla León), la Comunidad valenciana ha sumado 15.600 parados en el segundo cuarto del año, un periodo que en principio se tendría que asimilar con la desescalada, el avance de la vacunación y la recuperación económica.

¿Cuál es el motivo? La respuesta está en el desglose por sectores de actividad. El Instituto Nacional de Estadística (INE) segrega las cifras en Agricultura, Industria, Construcción y Servicios, y la única en la que se ha producido un retroceso respecto al trimestre anterior es la primera, con 1.000 desempleados más. Entre los otros tres apartados hay unos 40.000 parados menos.

¿De dónde sale la cifra de los 15.600 parados más? Pues de las personas que, o bien quieren acceder a su primer puesto de trabajo, o bien llevan más de un año en paro (parados de larga duración), a los que el INE dedica su propia sección. Y ahí está la sangría: de 198.000 personas en marzo se ha pasado a 255.200 en junio. De estas, la mayor parte (221.300, el 86%) lleva buscando trabajo más de un año, y más de la mitad de esta cifra (114.600) no encuentra ocupación desde hace al menos dos.

Lo realmente preocupante es que esta cifra ha crecido en más de 100.000 personas si comparamos el dato con el segundo trimestre de 2020, cuando la pandemia ya había golpeado con fuerza en el mercado laboral. Para entonces había 124.100 personas que llevaban más de un año buscando trabajo. Es decir, que en un año han crecido un 78%.

Datos por provincias

Esta situación se ha dado con especial intensidad en la provincia de Valencia, ya que en la que más ha subido el paro mientras en Alicante baja y en Castellón prácticamente se mantiene. En total, y según el INE, Valencia tiene 206.800 parados (un 13,25 % más), Alicante 160.600 (un 5,14 % menos) y Castellón 42.500 (un 0,24 % más), mientras que respecto al año anterior las tres provincias ha aumentado sus parados: Castellón un 8,1 %, Valencia un 6,9 % y Alicante un 1,4 %.

La tasa de paro de la provincia de Valencia es del 14,75%, la de Alicante del 19,17%, y la de Castellón del 15,86%.

Asimismo, el número de personas en ERTE a fecha 30 de junio desciende hasta las 34.831 personas. Por provincias, 16.767 pertenecen a la provincia de Alicante, 2.454 a la de Castellón y 15.610 a la de Valencia.