Alicante

No serán 8 metros cúbicos por segundo (m3/s) como se especulaba. Hasta 8,6 m3/s llegará el caudal ecológico del Tajo en los próximos años. En concreto, esa cifra será la establecida en enero de 2027. Previamente cuando se apruebe el plan se pasará de los 6 m3/h actuales a los 7 m3/h. Y así progresivamente dificultando la competitividad del campo alicantino.

Noticias relacionadas

Los regantes están muy disgustados ante el aumento de un caudal que rebajará el agua que se puede enviar a los regadíos del Levante. La Mesa del Agua de la provincia ya había advertido de que con esta propuesta se reducirían los

José Antonio Andújar, el vicepresidente de Fenacore, afirma que ahora hay que "luchar" contra esta decisión en las alegaciones. Porque de seguir así el sureste español se convertirá en un "desierto".

Las justificaciones

Desde el Ministerio aseguran que "hay que matizar que el proceso de revisión de la planificación hidrológica no incrementa valores de caudales ecológicos del Tajo, sino que los implanta, porque no existían".

Señalan que el anterior plan fijó unos caudales mínimos "legales" no acordes con el marco normativo vigente, lo que provocó su anulación por parte del Tribunal Supremo. Y que tras varias sentencias judiciales de 2019, el establecimiento de caudales ecológicos en todas las masas de agua en este ciclo hidrológico "es inaplazable".

Técnicamente justifican estos niveles empleando los mismos baremos que en el resto de las cuencas hidrográficas. Así, su implantación se hará de forma gradual a lo largo de seis años: 7 m3/segundo cuando se apruebe el Plan; 8 m3/segundo, 1 enero de 2026; y 8,6 m3/segundo, 1 de enero de 2027.

Sostienen que esa gradualidad responde al tiempo estimado para ejecutar las infraestructuras que aumenten el recurso disponible (depuración, desalación, reutilización).

También, que el caudal total del Tajo ha bajado un 12% desde 1980 por efecto del cambio climático. Mientras que Alicante ha sido primer territorio para incrementar dotación de agua desalada. Por eso se va a duplicar la capacidad de la planta desaladora de Torrevieja  de 40 a 80 hm3, y ya está en marcha el trabajo para incrementar a 120 hm3 este año.

Es decir, los planes pasan por aumentar la desalación en 80 hm3, "lo mismo que anualmente recibe Alicante de media a través del trasvase", señalan. Y para seguir esta línea, el Plan de Recuperación incorpora un paquete de actuaciones con un doble objetivo.

Por un lado, duplicar la capacidad de generación de agua desalada de todo el sistema (hablamos del sistema del ATS). De otro, interconectar el sistema en su conjunto e incorporar un plan de apoyo de energías renovables -inversiones en fotovoltaica- que es precisamente el que tiene que conducir a abaratar los precios, porque el mayor componente del precio del agua desalada está en la energía.

"Estamos trabajando para ampliar la capacidad de las desaladoras de Valdelentisco, Águilas y Torrevieja, hasta un volumen de 70 hm3 adicionales, modificar el esquema energético utilizando energías renovables como la fotovoltaica, lo que supone reducir los costes energéticos de manera apreciable e interconectar las desaladoras para poder llevar el agua desalada a todos los regadíos del ATS.

La realización de estas actuaciones, calculan, "requiere una inversión de unos 500 millones de euros. Con todo ello se puede conseguirá un volumen complementario de recursos hídricos a un precio asumible por los usuarios".