Emilio Martínez Redacción | Agencias

La ocupación turística en los establecimientos hoteleros y alojamientos turísticos de la provincia de Alicante se ha situado en mayo en el 45,2%, según la Asociación Provincial de Hoteles y Alojamientos Turísticos de la Provincia de Alicante (APHA).

Noticias relacionadas

Este dato, si bien representa la ocupación más elevada de lo que llevamos 2021, aunque se trata de una cifra similar a la registrada en la reapertura de julio de 2020 tras el confinamiento cuando se animó bastante el mercado turístico-, sigue siendo desastrosa para el sector. 



Si comparamos este dato con el periodo anterior a la pandemia, es una cifra que sigue estando muy lejos de los valores normales para este mes, ya que se sitúa a 36,5 puntos porcentuales de mayo de 2019, cuando se registró una ocupación del 81,7%.



La patronal APHA ha confeccionado su informe mensual en base a la tasa de ocupación sobre las plazas disponibles, de forma que aquellos establecimientos que permanecen cerrados no entran en la estadística. A este respecto, cabe destacar que el balance de ocupación de esta entidad no engloba al conjunto de la provincia, puesto que sus 60 establecimientos asociados de 18 municipios diferentes dejan fuera a importantes plazas como Benidorm y municipios limítrofes de la Costa Blanca, los cuales dependen de HOSBEC.  

Sin británicos

Por tanto, la conclusión de la asociación alicantina es que, a pesar de que la oferta no se ha activado en su totalidad, "la demanda sigue mostrando un comportamiento débil y el sector sigue sufriendo un mes más". Esto se debe en parte al que el público británico, generalmente de los más numerosos, sigue llegando de forma limitada como consecuencia de la obligada cuarentena que mantiene el gobierno británico. 

En términos porcentuales, del total de turistas, solo el 4,8% ha procedido del Reino Unido; si lo comparamos con el mes de mayo de 2018, entonces representó el 22,5, siendo el más numeroso hace tres años. 

Vuelco de procedencia

Y es que la Covid-19 ha provocado un vuelco en el sector turístico, puesto que si bien en este pasado mes de mayo la procedencia de los turistas seguía siendo mayoritariamente nacional (63,7%), mientras que la demanda internacional crece, pero sigue siendo minoritaria (36,3), en mayo de 2018 era al revés: 67,9% extranjero, 32,1% nacional. 

Con respecto al panorama provincial, lo cierto es que se dan matices notables en el análisis por municipios y zonas turísticas, así la ciudad de Alicante llega al pobre 42,4%, en una línea similar está Guardamar del Segura alcanza el 47,1, mientras que Sant Joan d'Alacant un 58,0, Playa de San Juan se sitúa en un 62,8, Jávea logra un 72,4 y Orihuela un 72,5.



Más modestos son los registros de hoteles de interior (45,7%), así como Santa Pola (35,0) y El Campello (34,8). De forma agrupada, Costas y Playas (excluido Alicante) llega a un 52,4 e Interior a un 57,3.



De los llegados de España, el grupo más numeroso lo constituyen los procedentes de la propia Comunitat Valenciana (36,8%) seguido por madrileños (22,9), castellanos manchegos (9,3), catalanes (8,6) o andaluces (6,5) mientras que de los llegado de fuera de las fronteras sobresalen los procedentes de Francia (18,1%), Bélgica (10,2), Alemania (7,8), Países Bajos (6,5), Polonia (5,4) o Italia (5,2).



En conjunto, se constata que la recuperación avanza, pero lo hace a un ritmo menor de lo deseable debido a la lentitud de la desescalada tanto en el ámbito nacional como, sobre todo, internacional, según APHA. "Confiamos en que la activación definitiva del Certificado Verde Digital comience a animar las reservas de turistas de la UE a partir de este mes y esperamos que el gobierno británico incorpore a España a su lista de destinos seguros cuanto antes", han concluido.