Alicante

Laura Navarro lleva año y medio dirigiendo el destino del quinto aeropuerto de España. En este tiempo ha tenido que lidiar con una crisis sin precedentes en el sector aeroportuario europeo, en una provincia que destaca por el importante volumen de turismo vacacional y de segunda residencia.

Noticias relacionadas

Ahora habla con EL ESPAÑOL de las previsiones de recuperación para los próximos meses, así como de los sistemas de seguridad implantados en el aeropuerto de Alicante-Elche por la pandemia. 

En Fitur comentó que 37 aerolíneas habían solicitado volar al aeropuerto de Alicante-Elche este verano. Tal como está el panorama, ¿cree que esas previsiones se cumplirán?

Es complicado saberlo. El hecho de que un importante número de compañías con Ryanair, Vueling y easyJet a la cabeza, soliciten vuelos para el verano es buena señal porque muestra que las expectativas son positivas y que las aerolíneas apuestan por el aeropuerto y por el destino. Pero existen factores como los cambios en las restricciones a la movilidad de los diferentes gobiernos que alteran estos planes y nos obligan a replantear la operativa cada 15 días o menos.

¿Será mejor el final del verano que el principio?

Todo apunta a que la segunda parte del verano será mejor, a medida que se levanten las restricciones y gracias al avance de los programas de vacunación. Con esta última baza no contábamos el verano pasado y esto nos hace tener más esperanzas.

Compañías muy importantes para El Altet como Jet2 están esperando que el Gobierno británico levante las restricciones de viaje a España. ¿Hasta qué punto depende la recuperación del aeropuerto de esta decisión?

Desde el fin del estado de alarma venimos observando una recuperación paulatina del tráfico y en este sentido sumamos vuelos cada semana, vamos poco a poco, pero esta decisión podría suponer un punto de inflexión en esa tendencia teniendo en cuenta que Reino Unido es nuestro principal mercado, en 2019 representaba cerca del 40% de nuestro tráfico.

De momento el fin de la exigencia de presentar PCR negativas ha animado los vuelos desde Reino Unido, y la semana pasada ya rozaron el centenar. ¿Es un espejismo o cree que se puede mantener durante el verano? 

Yo no lo asocio tanto a la no exigencia de presentar un PCR sino a la posibilidad de entrar en España sin tener que justificar residencia o motivo de fuerza mayor. Hemos recuperado una demanda que estaba retenida, pasajeros que tienen apartamentos en la Costa Blanca, que vienen a visitar familiares o amigos o que tienen otras causas de viaje, pero que no podían venir y estaban esperando este momento, ese tráfico lo hemos recuperado y las cifras lo reflejan. Espero que se mantenga para el verano, pero no representa el grueso del turismo al que estábamos acostumbrados.

Alemania, Francia y Austria han vetado de manera temporal la entrada de británicos por la expansión de la variante india. ¿Cree que podría suceder aquí también?

Esto es algo cuya valoración compete a las autoridades sanitarias. La situación a lo largo de esta pandemia va cambiando y nuestro trabajo es adaptarnos y ofrecer un entorno seguro a los viajeros que pasan por nuestras instalaciones.

¿Cuáles han sido los mercados internacionales más importante para el aeropuerto de Alicante-Elche durante la pandemia? 

Holanda, Bélgica y Alemania han predominado en 2021, el mercado británico también ocupaba una posición destacada dentro del escaso tráfico de 2020, pero se ha visto superado por estos países en 2021, asimismo hemos tenido un volumen significativo de vuelos con Suecia a lo largo de estos meses de pandemia.

¿Ha animado la desescalada los vuelos nacionales?

Sí, de hecho, el tráfico doméstico es el que mejor se ha comportado y hemos recuperado la conectividad que teníamos en 2019 en cuanto a destinos. Aún seguimos en cifras inferiores en cuanto al global de vuelos.

¿Cuándo considera realista que el aeropuerto pueda hablar de volver a su antigua normalidad? 

Es muy difícil tener una previsión realista de ese escenario, diferentes organismos aeronáuticos y las propias compañías han barajado diferentes fechas, no sabría decirle pero ese momento no está en el corto plazo.

Hay una genuina preocupación en el turismo de que países competidores de España se recuperen de forma más rápida debido a factores externos, como por ejemplo el ritmo de vacunación entre el personal turístico. ¿Cuál es su percepción sobre el mercado europeo? ¿Existe interés por volver a Alicante?

Estamos en contacto permanente con las compañías aéreas para conocer sus planes, también con el sector turístico que está haciendo un trabajo magnífico para recuperar el turismo en base a un análisis de la demanda existente. Y la opinión generalizada es que Alicante y la Costa Blanca están en muy buena posición de cara a la recuperación, somos percibidos como un destino seguro y atractivo.

Laura Navarro.

¿Cree que la nueva tasa a los vuelos que prevé el Gobierno, incluido en su Plan de Recuperación, podría afectar a la recuperación del tráfico aéreo?

En base al perfil de tráfico del aeropuerto de Alicante-Elche Miguel Hernández no creo que sea un factor condicionante. A nivel general habría que ver qué impacto tendría sobre las aerolíneas, creo que hay que buscar un equilibrio. La industria aeronáutica está haciendo grandes esfuerzos por buscar alternativas sostenibles, es el caso de Airbus y su apuesta por el hidrógeno, y esto es muy importante.

Una de las reivindicaciones históricas de la provincia es conexión de la capital con el aeropuerto. A mediados del año pasado el Gobierno adjudicó el estudio. ¿Es un problema que tenga ya plazos para resolverse?

Nosotros colaboraremos en todo lo que nos pida el Gobierno para hacer posible esta conexión tan demandada, pero los plazos escapan a nuestra gestión.

¿Cómo se gestiona uno de los principales aeropuertos de España durante una pandemia?

Quiero destacar que el Aeropuerto de Alicante-Elche Miguel Hernández no cerró ni un solo día durante la pandemia, incluso en los momentos más duros del confinamiento nos adaptamos para atender vuelos esenciales: vuelos de carga, vuelos de la ONT (trasplante de órganos) y sanitarios, y vuelos de pasajeros repatriados que necesitaban regresar a sus países de origen, así como un vuelo regular a Barcelona que se mantuvo toda la temporada, esto requirió un gran esfuerzo por parte de todos los trabajadores del aeropuerto y es de justicia que se lo reconozca.

En marzo el aeropuerto de Alicante-Elche recibió el galardón de 'Mejores Medidas de Higiene' por el Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI). ¿Cuál ha sido la respuesta del aeropuerto de Alicante ante el desafío de la pandemia?

Me hace sentirme especialmente orgullosa porque se obtiene de las encuestas que realizamos a nuestros pasajeros y muestran su percepción respecto a la seguridad sanitaria. Y esto es lo más importante para nosotros, que nuestros viajeros se sientan tranquilos y confiados a su paso por el aeropuerto.

A mediados de mayo tanto El Altet como Manises recibieron la acreditación europea de 'seguros contra la Covid'. ¿Qué ha supuesto eso para el aeropuerto?

Es muy importante. La Airport Health Acreditation (AHA) es el primer programa mundial concebido específicamente para el sector aeroportuario a partir de la crisis de la Covid-19 y evalúa todas las medidas implantadas en los diversos procesos aeroportuarios. Además, se trata de medidas que afectan a pasajeros y trabajadores. 

¿Por ejemplo? 

Por ofrecer algunas cifras, el aeropuerto ha colocado más de 4.400 pegatinas señalizado la distancia de seguridad, más de 1.300 cintas de precinto para marcar la separación entre asientos, ha dispuesto cerca de 300 dispensadores de gel hidroalcohólico repartidos por toda la terminal, ha colocado más de 180 grifos y jaboneras contactless en los aseos, ha instalado 275 pantallas protectoras en los mostradores de atención al público. Además de limitar el acceso a la terminal a empleados y pasajeros, reforzar la limpieza y reconfigurar el sistema de ventilación entre muchas otras medidas. Asimismo, en la zona de llegadas se han instalado cámaras térmicas y controles sanitarios siguiendo las directrices de Sanidad Exterior del Gobierno de España, con un importante refuerzo de personal de apoyo y personal sanitario.

¿Considera que algunas de las medidas que ahora se han adoptado como extraordinarias por la situación sanitaria seguirán vigentes en el futuro? 

No sé si todas, pero es posible que algunas persistan, nosotros hemos incorporado a nuestro Plan de Calidad y de mejora de la experiencia del viajero una cultura sanitaria y creo que eso ha venido para quedarse y es normal, todos en nuestra vida diaria hemos cambiado nuestra manera de pensar y consideramos que hay cosas que podemos mantener.