Alicante

Ni un reproche para el HLA Alicante, que quedó apeado en Lugo del sueño del ascenso a la Liga ACB ante un gran Breogán, al que exigió el máximo de su inmenso potencial para acceder a la gran final para el descenso. El conjunto alicantino se ha acostumbrado a seducir en la victoria, pero también en la derrota, porque su forma de doblar la rodilla no puede ser más honrosa y romántica.

Noticias relacionadas

En inferioridad de condiciones, con el factor cancha en contra y sin Llompart, su buque insignia, el conjunto de Rivero nadó contracorriente hasta que ya no pudo más. Su energía se acabó a tres minutos del final del tercer partido y último de la serie. Ganó con justicia Breogán, mejor en el inicio y el ocaso del encuentro. Entre medias, el HLA Alicante se agarró al encuentro, en el que nunca se encontró cómodo, gracias a los puntos de Allen (22), en primer lugar, y de Pitts (16) tras el descanso.

La aportación de los tiradores, sin embargo, no fue suficiente para contener a Breogán. El equipo alicantino tuvo una buena puesta en escena (5-7) gracias sobre todo a la aportación de Zahore, pero Larsen apareció para echarse a la espalda a su equipo, que tras un parcial de 9-0 tomó el mando en el primer parcial, que concluyó con una ventaja de diez puntos para los locales.

Corrigió la dinámica del HLA Alicante en el segundo parcial Allen, pero el conjunto gallego siempre pareció tener un punto más que su rival. Un nuevo tirón permitió a Breogán alcanzar el ecuador del partido con cinco puntos de renta (46-41). Sin noticias de Gjurovski, la lectura positiva para los alicantinos era que en una tarde gris del colectivo la distancia era fácilmente remontable a poco que todas las piezas recuperaran su mejor versión.

Y así sucedió tras la vuelta de vestuarios, en el que el equipo de Rivero apretó su defensa, obligando a Breogán a cometer errores. La muñeca de Pitts se calentó –tres triples casi consecutivos- y el HLA encogió el corazón del Pazo dos Deportes al ponerse con ventaja (58-59).

Era uno de los momentos claves de la serie, pero el conjunto de Rivero falló en los pequeños detalles que, quién sabe, podían haber dinamitado el partido. Erró un par de lanzamientos con ventaja y, además, permitió varios rebotes defensivos que dieron aire a su rival, que logró cerrar el parcial por delante (62-61).

Ya con los nervios y la tensión a flor de piel, Breogán fue mejor en el sprint final. Encontró en Larsen, muy cómodo en ataque, y Kacinas a dos seguros de vida para anotar, mientras HLA Alicante apenas encontraba aire en los puntos de Pitts.

Un dos más uno de Kacinas elevó la ventaja a ocho puntos a poco más de tres minutos para el final. Pedro Rivero paró el partido en busca de una reacción que ya no llegó. El conjunto alicantino, agotado física y mentalmente, ya no pudo dar más de sí tras una temporada sobresaliente en la que soñó e hizo soñar a toda la ciudad con el ascenso.

Ficha Técnica

87 Río Breogán: Kacinas (14), Soulade, Ahonen (5), Larsen (23) y S. Quintela (10) –cinco inicial- Díaz (2), Arco (6), Aboubacar (3), E. Quintela (3), Gutiérrez (-), Cruz (9) y Sollazzo (12).

77 HLA Alicante: Zohore (10), Arcos (4), Allen (22), Gjurovski y Urtasun (8) –cinco inicial- Pitts (16),Ortega, Llompart, Martínez (7), Huertas, Bilbao (2) y Galán (8).

Parciales: 28-18,18-23,16-20 y 25-16.

Incidencias: Pazo dos Deportes de Lugo. 1.500 espectadores. Tercer y definitivo partido de la serie semifinal por el ascenso a la Liga ACB.