Elche

Contra viento y marea, el Elche llega vivo a la última batalla, aunque la situación sigue siendo crítica al no depender de sí mismo. El conjunto ilicitano se ha convertido en los últimos tiempos en un ente con siete vidas, con una capacidad sobrenatural para escapar de la fosa en el momento justo. Lo hizo el pasado año, cuando se clasificó para el playoff dependiendo de terceros y ascendió en el último segundo del último partido, y amenaza con repetir la historia. La fe del Elche mueve montañas y gana partidos. Incluso en campos en los que no juega.

Noticias relacionadas

El equipo de Fran Escribá cumplió con su parte al ganar y remontar en Cádiz (1-3) y ahora necesita una carambola, con epicentro en Huesca, para asegurar la permanencia. Lo primero que debe hacer es ganar al Athletic Club, un equipo sin ninguna motivación ni nada por lo que luchar más allá de su orgullo. Si lo consigue, el camino se allana, aunque dependerá de que el Huesca no se imponga al Valencia en El Alcoraz.

El conjunto valenciano tampoco se juega nada, pero nadie escapa a las excelentes relaciones diplomáticas entre ambos clubes y la germanor existente entre las dos aficiones. Si el Valencia, revitalizado tras la llegada de Boro, es capaz de ganar en Huesca al Elche le valdría incluso con un empate, siempre y cuando el Valladolid, el tercer actor en juego, no se imponga en Zorrilla a un Atlético de Madrid que se juega el título de Liga.

Incluso existe una combinación aún más bizarra que puede darle la salvación al Elche incluso perdiendo, aunque pasa por manos de un cuarto invitado, el Eibar, ya descendido. Si el conjunto vasco gana al Barcelona, que ya está a otra cosa, y pierden Elche, Huesca y no gana el Valladolid se producirá un triple empate del que saldría ganador el Elche.

Cruce de banquillos

El enemigo a batir es un viejo conocido, José Rojo ‘Pacheta’, entrenador del Huesca y el hombre que puede devolver de forma indirecta al Elche a Segunda. Ningún aficionado franjiverde hubiera deseado un giro de guión de esta magnitud, pero así es el fútbol. La alianza valenciana es la clave para que el equipo ilicitano se quede en Primera. En este sentido, Fran Escribá, valenciano de nacimiento y residencia, ya lanzó el primer cable al club amigo tras la victoria en Cádiz.

“Conozco a su entrenador (Voro) y a parte de su plantilla. Querrán ganar en Huesca. Esa parte de honradez profesional la tienen todos los equipos de Primera División”, comentó el entrenador del Elche, quien insistió en que lo principal es que su equipo sea capaz de derrotar a un rival de la magnitud del Athletic Club. “Este equipo no está muerto, está muy vivo”, señaló el valenciano, cuyo equipo contará con el estímulo extra de cinco mil aficionados en las gradas del Martínez Valero.

“Este partido no lo jugaremos solos. No sólo serán cinco mil, sino toda la ciudad. Con cinco mil que vengan y la ciudad entera detrás, nos sentiremos más fuertes”, concluyó.

Las cuentas del Elche

El Elche se queda en Primera:

- si gana al Athletic y el Huesca empata o pierde con el Valencia.

- si empata y el Huesca pierde con el Valencia y el Valladolid empata o pierde ante el Atlético.

- si pierde y pierde el Huesca, empate o pierde el Valladolid y el Eibar supera al Barcelona.