Alicante

"Soy de Hogueras desde que nací", empieza contando Peter López. Y, como dice, a pesar de sentirse tan identificado con la fiesta, hay cosas que no ha podido hacer dentro de ella. Y con eso se refiere a optar a lucir el traje de alicantina del siglo XVIII. Ahora, un vídeo en el que lo hace ya ha recibido más de 16 000 visitas y no para de recibir entrevistas en prensa y televisión.

Noticias relacionadas

Con él, explica, quiso rendir homenaje a "todes los que han querido y no han podido, a los que han ridiculizado con frases como 'le encantaría llevar a él la peineta' y a los 'tú no puedes'. Pues yo quiero y puedo hacer este homenaje a mis festes de Sant Joan que tanto amo".

Viene de familia festera, señala con orgullo, "mi madre ha sido Belleza, mis tías también y mi hermana ha sido dama del fuego adulta". Y eso le ha llevado también a involucrarse en la comunidad. "He tenido todos los actos que se pueden tener como chico, poniéndolo entre comillas". Y eso se traduce en ser presidente infantil y adulto además de ser banderín, el encargado de llevar el estandarte.

"La fiesta es muy artística. Y los trajes femeninos son completamente vistosos", cuenta. Una explosión de colores que compara con el de chico "que, en cualquier contexto, siempre es más básico". Eso le hizo tenerlo claro, el que quería lucir era el traje de novia alicantina.

Apoyo familiar

A favor contaba con que su familia "nunca" le ha puesto límites "y siempre he querido cruzar la línea y ponerme lo que me ha apetecido". Fuera del mundo de la fiesta ya lo había hecho en muchas ocasiones. Peter López ha ganado en tres ocasiones el certamen Transformarte que celebra Alicante y ha actuado como drag.

En su infancia, cuando veía a su hermana mayor, "esa parafernalia alicantina tan bonita y despampanante" le fascinaba: "Para mí, el mundo de las Bellezas era lo más parecido al drag". Y por eso, ya desde pequeño, "tenía fotos con las faldas y todo".

Peter López, vestido de Bellea, para el vídeo de Instagram donde rinde homenaje "a los que no han podido".

Unos veinte años después dio un paso más. Fue el día en que su madre para apoyarle en su carrera en el mundo del espectáculo, le regaló el que fuera su traje de Bellea. "Lo tenía guardado con muchísimo cariño y me lo ajusté a mi medida" para presentarse a las pruebas de acceso del concurso Drag Race España.

Sin miedo

Allí contó esta historia de devoción por la fiesta "y a pesar de que me han dicho mil veces que no se puede hacer porque es tradicional, hay muchas tradiciones en el mundo. Y la sociedad también va avanzando, así que una fiesta puede avanzar. No quería tener miedo a ponerme un traje, que es lo que deseaba".

La cancelación de las fiestas por segundo año consecutivo le brindó la posibilidad de plantear "este homenaje con el traje que me encantaría que viera la gente". Lo principal, concluye, "es que somos un colectivo que se tiene que visibilizar". Y ahí enfatiza el papel del "público gay, que estamos siempre en la segunda línea, hacemos mucho por la fiesta. Y estamos muy machacados".

Peter López, cuando era solo Pedro, lo vivió como niño. Y recuerda que le gustaba jugar con los abanicos y por eso se metían con él. "Hay una construcción en la que te catalogan de lo que puedes y lo que no puedes", lamenta. Una actitud que quiso romper en este caso: "Soy yo el que me tengo que permitir lo que hago o no". Y así, por ejemplo participó en el desfile cogido de la mano del que entonces era su pareja.

Con este vídeo que ha lanzado sabía que tenía una responsabilidad. "Tengo que esforzarme más en hacer las cosas para que vean que lo hago desde el mismo amor y elegancia". En su casa, solo, ha cumplido el sueño que ha tenido desde que de niño ha ido con su madre a las elecciones de la Bellea del Foc. "Querría hacerlo", concluye, "pero lo tienes que hacer fuera de la fiesta, no lo puedes representar".