Alicante

El Servicio de Protección Animal, del Ayuntamiento de Alicante, y efectivos del Cuerpo Nacional de Policía han intervenido en la liberación de cinco cachorros de gato. Los animales habían sido abandonados en una maleta herméticamente cerrada y tirada al interior de un solar

Noticias relacionadas

Unas vecinas del barrio de San Antón escucharon los maullidos que provenían del interior de una maleta herméticamente precintada con cinta de carrocero, y fue entonces cuando decidieron actuar. 

El área municipal de Protección Animal, dirigida por la concejala Julia Llopis, abrió diligencias el martes, que se unirán a las iniciadas por la Policía. La intención de la investigación sobre estos hechos es la localización del autor o autora responsable del abandono. Puesto que abandonar a un animal es una infracción muy grave.

La maleta cerrada, de pequeño tamaño y precintada con varias vueltas de cinta de carrocero, fue descubierta por unas vecinas del barrio de San Antón abandonada en un solar vallado y acondicionado por los habitantes de la zona como espacio de reunión, al que denominan Jardín de la Esperanza.

La maleta estaba al sol, y los gatos llevaban en ella algunas horas.

Alertado el departamento municipal de Protección Animal y el Cuerpo Nacional de Policía, efectivos de uno y otro se personaron en el lugar al mediodía del martes. Tras la apertura de la maleta, fueron liberados cinco cachorros de gato, de un mes y medio o dos meses de edad, que estaban deshidratados.


Dos camadas diferentes

Desde Protección Animal informan que los gatos llevarían varias horas dentro de la maleta, que estaba al sol. Los mininos proceden de dos camadas diferentes y fueron evacuados a la Protectora de Animales, donde se ocuparon de ellos los servicios veterinarios.

La investigación sobre este abandono requiere la colaboración ciudadana para tratar de esclarecer el abandono de los cinco felinos, lo que está tipificado en la normativa de protección animal como infracción muy grave, que puede acarrear una sanción económica de entre 6.000 y 18.000 euros. Los hechos pueden constituir, del mismo modo, un delito de maltrato animal, recogido en el Código Penal.

Abandono animal

Protección Animal reseña que ha comunicado también los hechos a la Policía Local para que mantenga la alerta durante sus patrullas ante posibles abandonos de animales. Puesto que no es un hecho aislado, abandonar animales en contenedores y calles de la ciudad suele ser algo habitual en los periodos en los que la reproducción de los animales es más frecuente.

Lo que muchas veces coincide con los meses de primavera y verano, épocas en las que las altas temperaturas y la inestabilidad temporal dificultan todavía más su supervivencia. Según un estudio publicado en 2019 por la Fundación Affinity, las camadas indeseadas representan el 21% de los casos de abandono animal.