Redacción | Agencias Andrea Reinosa

La Audiencia de Alicante ha condenado a 6 meses de prisión a un empresario de la localidad de Monóvar por cometer un delito contra los derechos de los trabajadores, tras no dar de alta en la Seguridad Social a seis trabajadoras, el total de su plantilla. 

Noticias relacionadas

La sentencia, dictada por un tribunal de la Sección Tercera de la Audiencia, considera probado que el industrial contrató los servicios de seis mujeres en el centro dedicado a la fabricación de calzado, del que era propietario. Pero, el condenado no reguló su situación laboral, por lo que no pudieron cotizar

Las seis empleadas, que constituían la totalidad de la plantilla de la empresa, se dedicaron a realizar tareas relacionadas con la fabricación de zapatos para la empresa del procesado al menos en el periodo comprendido entre enero y febrero de 2017.

El empresario reconoció los hechos en el inicio del juicio, celebrado el pasado 8 de julio, tras alcanzar un acuerdo de conformidad con la Fiscalía. Así, el tribunal le impone la pena de seis meses de privación de libertad solicitada por la acusación pública, que no conllevará su ingresó en prisión. Además, el tribunal acuerda la suspensión de la condena por tiempo de dos años, con la condición de que el procesado no vuelva a delinquir.

Al margen de ello, la sentencia también establece que el empresario deberá pagar seis meses de multa con cuota diaria de seis euros, además del pago de las costas procesales. La resolución es firme, sin posibilidad de recurso, tras el acuerdo de conformidad asumido por el procesado.

Caso similar

Por desgracia, los casos de empresarios que no dan de alta a sus trabajadores y trabajadoras en la Seguridad Social son más frecuentes de lo que parece. El pasado 11 de mayo, EL ESPAÑOL de Alicante publicó la sentencia del empresario de un club de alterne en Novelda, condenado a 9 meses de cárcel por no dar de alta a sus trabajadoras. De 15 trabajadoras del prostíbulo, únicamente 5 estaban en situación regular.

Los hechos ocurrieron el pasado 19 de diciembre de 2017 cuando funcionarios de la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de Alicante y del Cuerpo Nacional de Policía se presentaron en el club de alterne Hostal Villamexico, y levantaron acta de infracción tras identificar a once de las quince trabajadoras. 

Algunas de ellas directamente no estaban dadas de alta o habían sido dadas de baja hacía 6 años. Asimismo, la sentencia citó a dos mujeres de nacionalidad rumana como empleadas en situación irregular.