Alicante

Un hombre de 40 años, de nacionalidad dominicana y sin antecedentes previos, ha sido detenido en la ciudad de Alicante. La Policía Nacional se acusa, supuestamente, de haber grabado a su expareja y a la hija de ella, menor de edad, con una cámara espía que había instalado en el cuarto de baño de la vivienda de ella.

Noticias relacionadas

Existen pruebas documentales de que el detenido fue quien colocó la minicámara ya que aparece ocultándola en las grabaciones requisadas de la tarjeta de memoria.

La pareja había finalizado días antes la relación sentimental. Las grabaciones obtenidas incluían vídeos explícitos de la menor. Y es que la mini cámara, al disponer de wifi, podía ser controlada desde el exterior de la vivienda.



El arrestado está acusado de los presuntos delitos contra la intimidad, allanamiento de morada, corrupción de menores y pornografía infantil, según un comunicado de la Policía Nacional.

'Cazado'

Según ese mismo comunicado fue la hija menor de edad de la denunciante quien descubrió la cámara oculta tras la rejilla del extractor del techo del baño. Tras el hallazgo inmediatamente se desplazaron hasta la Comisaría de Policía Nacional de Alicante, donde fueron atendidas por los agentes especialistas de la Unidad de Familia y Mujer de la Brigada Provincial de Policía Judicial.



La llave del domicilio solo la tenían la denunciante y su expareja, por lo que, desde el primer momento, fue el primer sospechoso de los hechos denunciados, que incluían una minicámara convenientemente ocultada con grabaciones.



La relación había cesado días antes de que la cámara fuera colocada, intervalo de tiempo en que el sospechoso continuó en la vivienda mientras encontraba otro lugar donde residir, afirma el mismo comunicado policial.

Grabado por su cámara



La minicámara configurada para ser controlada desde el exterior almacenaba las grabaciones en una tarjeta de memoria que, al ser visualizadas por los agentes, pudieron ver incluso cómo el detenido colocaba la cámara en el hueco del extractor asegurándola con cinta adhesiva.



En las grabaciones también se podía observar a la hija menor de la víctima, por lo que agentes del Grupo de Menores se unieron a la investigación con el fin de imputar nuevos delitos al investigado.



Tras un dispositivo de búsqueda, los agentes localizaron y arrestaron al sospechoso, que fue trasladado a la Comisaría Provincial de Alicante, donde le fueron imputados los delitos contra la intimidad, allanamiento de morada, corrupción de menores y pornografía infantil.



Además, la mujer solicitó en su denuncia una orden de alejamiento sobre ella y su hija. El detenido ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia de Alicante.