Alicante

Al final no ha sido ni por WhatsApp ni de manera directa, sino por eliminación: la Conselleria de Sanidad de la Comunidad Valenciana anunció este martes no renovará sus contratos a unos 3.300 profesionales sanitarios contratados de refuerzo de la pandemia el próximo 31 de mayo, al informar sobre el inicio del proceso de renovación para los 6.050 restantes. 

Noticias relacionadas

En total la Comunidad Valenciana contrató a más de 9.300 profesionales durante la pandemia para atender la emergencia sanitaria. Sus servicios vencen el próximo 31 de mayo, y muchos de ellos se han empezado a enterar de que no continuarán vía WhatsApp, con los responsables de planta y coordinadores de hospitales y centros de salud reorganizando los turnos para las próximas semanas. 

El Colegio de Enfermería de Valencia criticó el lunes que muchos de estos sanitarios se estuviesen enterando a través del móvil de que no continuarían trabajando hasta el final de año.

En opinión del órgano colegial, esta situación retrata el "desprecio" con el que se trata al colectivo de Enfermería desde la Generalitat al emplear esta aplicación como método para comunicar las finalizaciones de los contratos de refuerzo por covid en algunos hospitales y centros de salud. También pidió en un comunicado eliminar este "ofensivo método", que ha sido calificado por el colectivo de "indignante" y de "poco humano".

La respuesta de la Conselleria de Sanidad ha sido desmarcarse de estas críticas al asegurar que no ha comunicado a nadie su cese, cosa que técnicamente es cierta pero que en la práctica no se corresponde con los que parte de este personal de refuerzo ha vivido en los últimos días, tal como consta en las comunicaciones por WhatsApp que se han hecho públicas y en las que ya se da por hecho quién no continuará.

Captura de WhatsApp donde se reorganiza el trabajo en función del personal.

Al respecto, Sanidad aseguró en un breve comunicado que "entre mañana [por el miércoles] y pasado los departamentos de salud se pondrán en contacto personalmente tanto con los profesionales que prolongan sus contratos como los que no lo hacen".

La gestión de este asunto ha sido también motivo de roce, al menos indirecto, entre los partidos del Botànic. La propia vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra (Compromís), fue interpelada este miércoles en el programa 'Espejo Público' sobre este asunto, y respondió que se había enterado "por la prensa". 

"Es verdad que hay descontento y yo empatizo con las personas que se han estado dejando la piel, sobre todo durante la tercera ola, que en nuestro caso fue dramática porque igual que ahora estamos muy bien, uno tiene que reconocer cuando no lo está. Hay que ser más empático".

De hecho, a preguntas de la entrevistadora, Oltra dijo que no se trataba de una decisión del Gobierno valenciano sino de la gestión diaria de una conselleria (Sanidad depende del PSOE, aunque también tiene cargos de Compromís) y que no se había puesto en común con ellos. ""Esto no es algo que se trate colectivamente, son cuestiones de gestión diaria que no se ponen en común".