Alicante

El presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, ha calificado este lunes el proyecto de ley del Fondo de cooperación municipal de "atropello", de "falta de respeto" a las entidades locales y su autonomía financiera, y de "imposición" por parte de Presidencia de la Generalitat.

Mazón, quien ha comparecido en la comisión de Administración local dentro del procedimiento de participación ciudadana sobre la futura ley, en las Cortes, ha afirmado que es "una pena y una tristeza" no haber tenido "ninguna ocasión de negociar, trabajar o dialogar con la Generalitat" esta norma.

El dirigente provincial ha acusado a Presidencia de la Generalitat de hablar por la mañana de cogobernanza y municipalismo, mientras por la tarde aplica la "imposición por la imposición, sin diálogo", lo que es "una gran falta de coherencia".

Ha destacado que esta legislatura la Diputación de Alicante ha llegado a acuerdos "con todos menos con la Presidencia de la Generalitat": con la vicepresidencia y Conselleria de Igualdad sobre servicios sociales, con la Conselleria de Participación sobre el fondo de Transparencia, y con Turismo sobre el fondo de cooperación turística.

Frente al diálogo y trabajo conjunto con esos departamentos de la Generalitat, ha afirmado el también presidente provincial del PP, no han tenido "la opción siquiera" se sentarse en la mesa para hablar del fondo que depende directamente de Presidencia de la Generalitat, el de cooperación municipal.

Mazón ha asegurado que desde Presidencia se les prometió que se iba a crear una comisión bilateral con las diputaciones donde se tratarían cuestiones que tuvieran que ver con sus competencias, pero donde sigue sin tratarse el fondo de cooperación municipal.

Ha explicado que en España existen varios fondos de cooperación municipal y en todos se considera a las diputaciones "como lo que son, una entidad local", mientras que la Generalitat pretende "obligar" a las diputaciones a que financien parte de esos fondos.

"Siempre pagamos los de siempre, las entidades locales", ha afirmado Mazón, quien ha considerado que este fondo debería tener un carácter más técnico y menos ideológico, y ha defendido que aún se está a tiempo de cambiarlo.

Según ha señalado, el sistema alternativo puesto en marcha en la provincia de Alicante "duplica" los fondos que la Generalitat les pide poner sobre la mesa y además compensa de manera especial a los ayuntamientos más pobres, algo que la Generalitat puede conocer cuando "tenga a bien escuchar".

Sobre quienes le acusan de hacer ruido con esta materia, Mazón ha señalado: "Si es para defender a los pequeños municipios de mi provincia, haré la estrategia política del ruido que haga falta, donde haga falta".