Alicante

Los empleados alicantinos trabajan más horas que la media nacional con incrementos salariales inferiores al de los convenios colectivos del resto de españa, según los datos del Ministerio de Trabajo recopilados por el Instituto de Estudios Económicos de la Provincia de Alicante (Ineca).

Noticias relacionadas

En concreto, los convenios colectivos firmados hasta abril en la provincia acuerdan un incremento salarial del 1,24% con una jornada de 1.773,71 horas al año, mientras que el promedio nacional queda en un ascenso del 1,55% y una jornada laboral de 1.738,84 horas.

Es decir, que los trabajadores de Alicante tendrán subidas salariales un 0,30% más bajas pese a trabajar 35 horas más al año, prácticamente una semana adicional.

¿A qué se debe esto? Francisco Llopis, director de Estudios de Ineca, indica que la provincia de Alicante, en el histórico de datos, "suele presentar una evolución en los aumentos salariales similares a la media nacional".

"En el 2017 y 2018, en plena etapa de crecimiento estuvo por encima del dato nacional, pero ya en 2019 y 2020 se situó claramente por debajo. Y en este 2021, con los datos hasta abril, mantiene esa tendencia", agrega.

Ineca

Para Llopis, "la última etapa de crecimiento económico no ha sido capaz de mejorar la productividad del tejido empresarial provincial, por lo que nuevamente se acude a los salarios para poder conservar la competitividad empresarial".

Esta situación refleja también el comportamiento de los principales sectores productivos de Alicante: "Las tres actividades económicas con mayor número de trabajadores en la provincia (comercio, hostelería e industria manufacturera) presentan incrementos salariales inferiores a la media. Tan solo los trabajadores de la construcción presentan aumentos superiores".

Datos del paro

Lo cierto es que los indicadores económicos de la provincia de Alicante están sufriendo especialmente con la crisis derivada de la pandemia. Ineca ya presentó un informe, correspondiente al último trimestre de 2020, en el que indicaba que el año se había saldado con uno de cada cinco alicantinos en paro. 

Parte de esta situación se produce por la parálisis del turismo y la industria del calzado, que han estado cerradas durante un año. Esto se reflejaba en la tasa del paro: mientras en España nacional era del 16,13%, en Alicante subió hasta el 19,41%.

Esta situación parece, además, estructural dentro de la Comunidad, como se puede comprobar mes a mes en la lista de grandes municipios (más de 40.000 habitantes) valencianos: los cinco son alicantinos, aunque tengan especialidades diferentes. 

El ranking lo lideran dos ciudades turísticas, Torrevieja y Benidorm, con un 29,19 y 28,52% de paro en abril, respectivamente, seguidas de dos industriales, Elda (27,93%) y Elche (25,35%). La quinta es Alicante, capital provincial y segundo municipio más grande de la región, con un 24,29% de paro.