15-M

'El hijo de la limpiasuelos' destapa lo que esconde la "casita en la playa" de Susana Díaz

En la Jungla. Un texto de Raúl Solis vuelve a conquistar Menéame en respuesta a la presidenta andaluza sobre los Indignados. "Le vendría humanamente muy bien perder las primarias del domingo".

Susana Díaz durante su discurso del pasado enero en Alcalá de los Gazules.

Susana Díaz durante su discurso del pasado enero en Alcalá de los Gazules. PSOE de Andalucía

  1. Susana Díaz
  2. Movimiento 15-M
  3. Menéame

El pasado lunes, 15 de mayo de 2017, coincidieron dos fechas destacadas en el calendario político. Por un lado, el único debate entre los candidatos a las primarias del partido socialista, en el que Susana Díaz y Pedro Sánchez se desgarraron entre reproches. Por el otro, el sexto aniversario del movimiento Indignado, al que la fecha confirió el nombre de '15-M'. En este contexto, se ha vuelto a recuperar en las redes sociales un discurso pronunciado por la presidenta andaluza el pasado enero en Alcalá de los Gazules, en el que analizaba las motivaciones de los indignados

El discurso trata en un principio de por qué los socialistas no son capaces de vencer a "la derecha" pese a que ha hecho perder calidad de vida a los españoles. Lo que ocurrió el 26-J, describe en el vídeo subido por el PSOE de Andalucía que se puede ver en su canal, es que los españoles se han "resignado" a que el PSOE no sea capaz de darles "un futuro mejor", lo que permitió ganar a un "presidente indolente". Díaz llama entonces a volver a "ilusionar", y se retrotrae al momento en el que "muchos se cabrearon con nosotros".

¿Qué ha pasado en estos siete años de crisis económica? Pues que la gente ha vivido peor. Y no solo peor de lo que vivían antes de la crisis, sino peor de lo que pensaban vivir. Lo más frustrante ha sido que los padres y las madres tenían que ayudar a sus hijos, porque los tenían en desempleo, porque con lo que ganaban no podían salir adelante, y se acostumbraron  a que sus hijos iban a vivir peor. Y cuando la gente se acostumbra a que va a vivir peor se resigna. Eso es lo que quiere la derecha, que nos resignemos, que pensemos que nada puede ir mejor, que pensemos que más vale lo malo conocido. Es lo que pasó en diciembre y pasó en junio en este país, que la gente se resignó a que no éramos capaces de darle una vida mejor a ellos y a sus hijos.
Y fue capaz, un presidente indolente, que no había sufrido con la gente, de ganarnos y bien en las urnas. Consiguió que la gente se resignara a que esto es lo que había. Todo lo contrario que hicieron los socialistas, José Luis y Felipe. Y lo consiguieron.

Tras ello, la presidenta andaluza se retrotrae a la indignación que llevó al 15-M. Lo que sacó a los indignados a la calle, describe, fueron expectativas ilusorias de vivir por encima de sus posibilidades, tales como conseguir "una casita en la playa", salir "una vez a la semana" o pagar "un máster universitario" para sus hijos:

Hay que volver a ilusionar. A explicar a los ciudadanos que se puede vivir mejor. Porque muchos de los que se cabrearon con nosotros no habían perdido 10 escalones en su calidad de vida. Habían bajado uno, pero es que pensaban que iban a subir 10. Es que pensaban que iban a poder tener su casita en la playa. Que iban a poder salir no una vez al mes sino una vez a la semana. Que iban a conseguir que sus chavales fueran a la universidad y que, además, tuvieran un máster. Que iban a conseguir ver a sus nietos con mucha más calidad de vida que la que tuvieron ellos. Y cuando eso no fue posible, se cabrearon, se indignaron. Y ahí le hicimos el juego a la derecha y a los otros, de Podemos.

Las palabras de Díaz han recibido una respuesta airada en las redes por parte de quienes salieron a la calle hace seis años para protestar contra la clase política y todavía simpatizan con el movimiento. Pero una descolla entre todas, la del periodista freelance extremeño Eloy Solís, 'el hijo de la limpiasuelos'. Solís se ganó el apodo al irrumpir hace un año en el principal agregador de contenido de España, Menéame, con una carta viral titulada de esa manera en la que defendía a Ada Colau, a la que un miembro del PP mandaba a "fregar suelos".

Desde la web Paralelo36Andalucía volvía a conquistar la primacía de Menéame pocos meses después con un artículo demoledor contra Susana Díaz, de nuevo por un desprecio desde la clase política a la lucha popular, en este caso la ocupación de fincas. "Cuando los vi reírse de esa manera socarrona y despreciar la ocupación de fincas… me enervé" - explicaba a EL ESPAÑOL.

De nuevo, 'el hijo de la limpiasuelos' pone su prosa al servicio de la indignación para escribir sobreLo que esconde la "casita en la playa" de Susana Díaz. "Que una mujer que lleva toda su vida militando en la socialdemocracia explique, con tal nivel de frivolidad y odio hacia la gente sencilla, el fenómeno de empobrecimiento que está sufriendo España merece un análisis freudiano del que no saldría bien parada" -dispara de entrada.

"Asusta la nula capacidad intelectual que tiene la presidenta de la Junta de Andalucía para analizar el fenómeno de los indignados que electoralmente ha destrozado a su partido" - denuncia Solís. "Si Susana Díaz pisara el suelo que pisamos el resto de los mortales, si se montara en los autobuses urbanos, cogiera el tren y tuviera que salir a la calle diariamente a buscarse la vida, sabría que los indignados no lo están por no poder aspirar a una casita en la playa".

¿En qué consiste el "fenómeno de empobrecimiento" que el autor pasa a describir didácticamente a la presidenta andaluza? "A los jóvenes y no tan jóvenes les cuesta la misma vida pagar el alquiler –si es que aún han salido de casa de sus padres- y llenar el carrito de la compra en un país donde la mitad de los trabajadores cobra menos de 1.000 euros". Solís recopila los alarmantes datos de pobreza que ha dejado la crisis, desempleo, desahucios y carestía. "En el 40% de los hogares compuestos por una mujer sola, sus hijos duermen cada noche en el frío e inhóspito umbral de la exclusión social".

El autor insta a la presidenta a dejar "esa verborrea vacua aprendida en la lectura de los resúmenes de prensa que desde que tiene 20 años le llevan poniendo encima de la mesa del despacho" y a bajarse del coche oficial para visitar los núcleos urbanos con mayor índice de pobreza de su Comunidad, que coinciden con los más empobrecidos de España. "Susana Díaz no tiene ni idea de que en Andalucía hay maestros que le compran de su bolsillo el desayuno a sus alumnos".

"A Susana Díaz (...) le vendría humanamente muy bien perder las primarias del domingo", concluye 'el hijo de la limpiasuelos'. Y luego salir a la calle a conocer "en qué país nos han convertido los políticos como ella", los que "se sienten amenazados por la gente sencilla que sale pacíficamente a la calle a pedir derechos".