Campaña de concienciación

La poderosa lección que dio la top model que se quitó la ropa en el metro de Nueva York

En la jungla. El vagón entero escuchó en silencio a Iskra Lawrence: "Quiero hablar de la relación más importante que tendremos en nuestras vidas y me voy a descubrir ante vosotros".

Iskra Lawrence se quita la ropa en un vagón del metro de Nueva York.

Iskra Lawrence se quita la ropa en un vagón del metro de Nueva York. UNMUTED

  1. Iskra Lawrence
  2. Belleza
  3. Modelos
  4. Metro
  5. Nueva York

Cuando la joven empieza a hablar en voz alta, muchos no levantan ni siquiera la vista. Es alguien que va a pedir dinero, piensan, a colar un mensaje de propaganda o simplemente a desvariar a gritos como una loca: los pasajeros del Metro de Nueva York a los que Iskra Lawrence se dirige siguen a lo suyo. Cuando se levanta el vestido, sin embargo, los rostros se giran. Se advierte la sorpresa, las miradas que recorren las curvas de la top model. Pero poco a poco, la palabra se impone. Ha descubierto su cuerpo para ser escuchada.

A sus 26 años Lawrence ha hecho de su carrera una lucha contra los estereotipos de belleza. Sus caderas rotundas rompen con los cánones de la pasarela, pero siempre ha rechazado que la cataloguen de modelo 'plus size' porque su peso y forma física están en el rango de lo saludable. Es una ferviente detractora de los retoques en Photoshop y no esconde los pequeños defectos como la celulitis en sus fotos.

Sus voluptuosos posados le han granjeado casi tres millones de seguidores en Instagram. Pero es su faceta de activista - también presta su imagen a la lucha contra los desórdenes alimenticios - la que le ha llevado a quitarse la ropa en el metro de Nueva York. La modelo está participando en el proyecto UNMUTED, una acción que busca llevar las voces que merecen ser escuchadas a la interacción directa con el público, más allá de los mensajes en las redes sociales. De lo que Iskra Lawrence quería hablar es de cómo se reconcilió con su propio cuerpo.

El vídeo empieza con humor: con un encantador arranque en falso por culpa del altavoz del metro. "¡Me ha cortado el rollo!" - ríe Lawrence antes de ponerse seria. "No me conocéis y yo no os conozco, pero hoy quiero conectar con vosotros. Quiero hablar de la relación más importante que tenemos en nuestra vida: la que tenemos con nosotros mismos. Quiero volverme vulnerable ante vosotros para que podáis ver el viaje que he realizado con mi propio cuerpo y cómo me siento hoy". Y con la templanza de quien se viste y desviste ante los demás por profesión, la modelo se levanta el vestido para quedarse en ropa interior.

"Me voy a desvelar para demostrar que tenemos el control sobre cómo nos sentimos con respecto a nosotros mismos. Nadie nos tiene en mayor consideración que nosotros. Crecí odiando verme en el espejo porque es lo que la sociedad nos dice. Pensaba que tenía algo raro porque no tenía un thigh gap [el espacio vacío al juntar los muslos que llegó a ser considerado un icono de delgadez]. Porque tenía celulitis. Porque no estaba lo bastante delgada. Y eso son los medios y la sociedad reduciendo el estándar de belleza cuando somos mucho más que eso".

"Este cuerpo no es solamente un objeto para ser contemplado y agarrado. Es mi vehículo. Es mi hogar. Y lo respeto. No me juzguéis por lo que llevo puesto. Soy mucho más. Un espíritu, un ser de luz como todos los demás. Todos tenemos un aspecto distinto pero Dios nos ha creado iguales. El sentido de nuestra existencia es que tenemos mucho que entregar y espero de veras que al compartir esto os veáis a vosotros mismos de una manera diferente".

"Cada uno de nosotros tiene mucho valor. Es mucho más que la piel. Somos hermanos y hermanas. Por favor, cuando lleguéis a casa y os miréis en el espejo, no os centréis en vuestras inseguridades. No os centréis en lo que la sociedad os dice que no es lo bastante bueno. Sois mucho más que eso. Mirad vuestro cuerpo y apreciad lo que hace por vosotros. Su fuerza. Cuánto le debemos. Empezad a hablar con vosotros mismos, celebrad y respetad los que sois. Podemos cambiar los juicios injustos que hacemos sobre nosotros y sobre los demás, y crecer en esta hermosa relación con nuestros cuerpos".

"Os ruego que os queráis a vosotros mismos. Os merecéis quereros, os merecéis sentiros a gusto y confiados. Y espero de veras que hoy hayáis conectado conmigo y os llevéis algo de esto. Gracias a todos por ser diferentes, únicos y especiales, porque es lo que nos hace hermosos" - concluye la joven entre los aplausos del público que había escuchado hasta entonces enmudecido.  

"Dar voz a las conversaciones silenciosas"

El proyecto UNMUTED está promovido por el canal High Quality Human Beings que realiza proyectos audiovisuales en favor de la diversidad. Esta última iniciativa viene espoleada por el resultado de las elecciones estadounidenses: aunque no se le menciona expresamente, los videos son una respuesta al discurso sexista y discriminatorio del presidente electo Donald Trump. De hecho, cuando Lawrence dice que su cuerpo no es algo "para ser agarrado", alude a cuando el millonario neoyorquino presumía de poder "agarrar por el coño" a las mujeres gracias a su fama.

La iniciativa busca dar voz a las minorías que sienten que no son escuchadas. "¡Es la primera vez que puedo hablar en el metro!" - clama la actriz discapacitada Leopoldine Huyghues Despointes ante el resto de pasajeros "¡No era accesible!".

Otra top model, Ebonee Davis, pronuncia un discurso desgarrador sobre la identidad. "En la escuela me enseñaron que América ama a la gente. Que en América somos todos iguales. Pero veo que no es así. Me siento odiada por mi piel negra. Me siento odiada por mi feminidad. Me siento odiada por mi preferencia sexual. Me siento odiada por tantos motivos. ¿Por qué no podemos estar juntos? ¿Por qué no podemos ser iguales?"