Youtube

El vídeo de la iguana y las serpientes es la metáfora perfecta de tu día a día en Twitter

En la jungla. Tú también has sufrido el ataque de las serpientes en un mal día en la red del pajarito.

La iguana, tan tranquila, no sabe aún la que se le viene encima.

La iguana, tan tranquila, no sabe aún la que se le viene encima. BBC

  1. Youtube
  2. Twitter
  3. Vídeos
  4. Animales

Opinar se ha convertido en una profesión de alto riesgo. Más aún en los tiempos que corren, en los que cualquier comentario vertido en las redes sociales puede ser utilizado en nuestra contra semanas e incluso años después. (Si no, que le pregunten a Guillermo Zapata). Así, Twitter es a veces ese lugar hostil en el que uno puede verter litros de bilis sin pudor alguno, emprender una caza de brujas contra aquel que contraviene nuestras opiniones y humillar a base de retuits a cualquier hijo de vecino para gozo y disfrute de nuestros 'followers'.

El vídeo de la iguana y las serpientes, que hace semanas se convirtió en viral, es una metáfora de todo esto. Bueno, en realidad, es una metáfora de la vida: de aquella vez que decidiste salir, digamos, a paso ligero tras hacer un 'simpa' mientras veías ya aparecer al camarero por la puerta, del primer día de rebajas a las puertas de El Corte Inglés, o del momento en el que una mujer se da cuenta de que es la única en una discoteca rodeada de babosos.

Pero, sobre todo, el vídeo de la iguana y las serpientes es una metáfora de Twitter. De aquella vez en la que hordas de usuarios ávidos de sangre cargaron contra ti sin saber qué ni por qué y tú intentaste salir indemne tras una encarnizada lucha. La pestaña de notificaciones ardía y no te daba tiempo ni siquiera a anticiparte al siguiente envite. Daba igual lo que respondieras. Pero ahí estabas tú, intentando escapar y sobrevivir, de la forma más digna posible, además.

Korah, insigne "actor de doblaje, locutor, y hacedor de vídeos" ha creado una parodia en la que consigue trasladar la escena rodada en las Galápagos a tu 'timeline' a través del diálogo interno que mantienen sus salvajes protagonistas. Podríamos habernos ahorrado la transcripción de los dos minutos y 20 segundos que dura la escena, pero ni uno solo de ellos tiene desperdicio. (El vídeo está al final, por si te lo quieres ahorrar). 

ACTO PRIMERO

Islas Galápagos -o tu 'timeline'- un día de intensa actividad política a las 11.37 horas

Iguana: -¡Bueno, parece que se ha quedado un buen día para abrir Twitter! A ver, voy a opinar sobre una cosa. Ale, ya está tuiteao. 

Grupo de serpientes: (Al acecho) -Alguien está opinando. Sehhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh. Yo también lo he notado. Vamos a ver qué dice...

Serpiente 1:-Nadie opina sin que yo comente algo al respecto...

(La iguana se percata de que la observan)

Iguana: -Ya están ahí los licenciaos. Voy a hacerme el loco...

Serpiente 1: -Acabas de decir una gilipollez sin sentido, ¡payaso! ¡Ignorante!

Iguana: -Vale, ignorarle es la única opción. Si no le contestas se irá, si no le contestas se irá, si no le contestas... Me cago en mi puta madre, ¡qué ganas de mandarte a tomar por culo!

(Sigilosamente, una de las serpientes se acerca, luciendo su lengua viperina)

Serpiente 1: -Voy a hacer retuit para decirle a los que me siguen: ¡Eh! ¡Mirad lo que ha escrito el subnormal éste! ¡Ayudadme a humillarlo, que yo solo igual no puedo! Además, por qué opinas sobre eso y no sobre otra cosa, ¿eh? ¿Qué quieres, que pensemos todos como tú? Populista... Manipulas y adoctrinas a tus followers... ¡Eso en mi pueblo se llama ser un nazi!

Iguana: -Joder, sí que ha salido el tema nazi pronto...

Serpiente 1: -Jum... éste no reacciona... Habrá que apretar un poco más. ¿Eso qué los has visto, en Wikipedia? ¿No sabes lo que es la apropiación cultural? Esa opinión oprime y discrimina. ¡Me ofendes! ¡Pide perdón y borra el tuit porque lo digo yo!

ACTO SEGUNDO

(La iguana se percata del ataque de la primera serpiente e intenta huir a la carrera mientras otros reptiles van saliendo a su paso)

Serpiente 1: -¡Ahí está! ¡Ya se ha picao! ¡A por él, chavales! ¡Leed su bio, a ver si lo pillamos por ahí! ¡Mirad si tiene foto de futbolista o pone fútbol como estilo de vida!

Serpiente 2: -¡Buscad tuit de hace años, a ver si se contradice!

Serpiente 3: -¡Yo no sé lo que ha dicho, pero se equivoca seguro! Un hombre no puede ser feminista.

Serpiente 4: -¡Que alguien le responda con superioridad moral! ¡Rápido!

Serpiente 1: -¡Nos está ignorando! ¡Pidámosle respeto insultándole!

Serpiente 2: -En 2013 usó mal el imperativo. No puede tener razón.

Iguana: -¡Dejadme, pesaos!

(Las serpientes consiguen cazar a la iguana y se enredan alrededor de su cuello. La tienen. No va a escapar)

Serpiente 1: -¡Cazado!

Serpiente 2: -Si supiera que tengo 13 años no perdería el tiempo conmigo!

Serpiente 3: -Si no opina como yo, sólo dice tonterías. 

Serpiente 4: -Oye, una cosa, ¿alguien ha leído sus tuits de antes y después a ver qué quiere decir exactamente?

Serpiente 1: -¡Pero tú con quién estás!

Serpiente 2: -¡Nos está bloqueando! ¡Se escapa! ¡Artillería pesada!

ACTO TERCERO

(La iguana emprende la huida escalando las rocas que aparecen a su paso mientras las serpientes continúan con su diatriba, incansables)

Serpiente 3: -Una mujer transexual no es una mujer, es un hombre....

Serpiente 1: -¡Da igual, yo ataco sin saber de qué habla!

Serpiente 2: -Pasad de artículos que no hemos leído y buscaos ahora mismo en Google. 

Serpiente 4: -¡Haced capturas por si lo borra!

Serpiente 1: -Yo no quiero perder el tiempo con él, pero estoy leyendo todo lo que pone...

Iguana: -A ver, si no te gusta mi respuesta no la leas. Ni aunque fueras normal entenderías lo que quiero decir.

(Los diversos ataques quedan frustrados gracias a la agilidad para evitar los envites de la iguana)

Serpiente 1: Joder, es imposible hacerle cambiar de opinión...

Serpiente 2: De verdad, qué rabia me da no hacerle entender que soy yo el que tiene razón.

Serpiente 3: ¡¡Ni machismo, ni feminismo. Igualdad!!

(La iguana consigue escapa con éxito y se reúne, orgullosa, con un compañero de faena, que también sabe lo que es sufrir a las serpientes)

Iguana: -¿Has visto la que se ha liado con mi último tuit?

Iguana 2: -Culpa tuya por tener opinión propia y no la de ellos, que es la buena. 

#FreeIguana