Mujeres

#liberándonos: los cuerpos se rebelan contra la vergüenza en Twitter

En la jungla. Agrupadas bajo este hashtag, jóvenes se muestran orgullosas de sus imperfecciones y desafían a los insultos.

Algunas de las imágenes subidas a #liberándonos.

Algunas de las imágenes subidas a #liberándonos.

  1. Twitter
  2. Mujeres
  3. Belleza
  4. Consejos de belleza

Celulitis, estrías, vello, cicatrices, dientes mellados... todo lo que los cánones de belleza convencionales impelen a esconder, disimular y erradicar florecen en toda su naturalidad bajo el hashtag #liberandonos que se ha abierto paso entre los trending topics de la noche del miércoles y que ha animado a jóvenes de ambos lados del Atlántico a mostrar con orgullo lo que se tendrían por pequeñas vergüenzas.

Es la refutación a la 'operación Bikini', la respuesta a la 'belleza Instagram' de posados, manierismos y filtrados. El hashtag tomó partida en México y fue cogiendo volumen al animarse cada vez más mujeres, dando el salto a usuarias españolas que aprovechaban el verano para alargar de noche la sesión online. 

"Subid una foto de vuestras moyas, subid una foto normal, sin posar, tal y como somos. podemos subirlas a #liberandonos, ¿que os parece?" - proponía la tuitera supercotrolito. Otras como MICE secundaban la propuesta y la iniciativa, pese a partir de una base humilde de seguidores, tomaba rápidamente impulso.

Un retrato especialmente duro es el de las cicatrices de cortes en los brazos, indicativas de autolesiones, incluso de intentos de suicidio. "Cada una relata una historia", cuenta una joven.

Insultos y acoso

La redes sociales tienden a ser despiadadas y el tono reivindicativo de la campaña ha sido recibido con críticas e incomprensión por parte de algunos. Dejando de lado las provocaciones deliberadamente sexistas y las acusaciones de exhibicionismo, hay mujeres que ni entienden ni comparten la iniciativa.

En su defensa también entran hombres que no sólo la defienden sino que se suman.

Mientras el hashtag sigue acumulando fotografías y testimonios, sus promotoras dejan claro que no se dejan amedrentar.