Twitter

"¿Cuál es la dirección de One Direction?": las búsquedas más absurdas planteadas a Google

En la jungla. Esta cuenta de Twitter recopila los misterios sin resolver más surrealistas de la historia de internet.

Uno de los misterios sin resolver que nos sobrevuelan.

Uno de los misterios sin resolver que nos sobrevuelan.

  1. Twitter
  2. Google
  3. One Direction

Internet es un mundo maravilloso. El día que piensas que ya no te puede sorprender más, va y lo hace. No importa el último disparate que hayas visto, la última polémica o la última foto de gatitos haciendo el pino puente o tocando la bandurria. Da igual, siempre habrá algo diferente que lo supere. Twitter, la red social absurda por antonomasia, contribuye de forma fehaciente a ello gracias a la innumerable cantidad de mensajes y cuentas desde las que se pontifica sobre lo divino, lo absurdo y lo humano.

La última que ha provocado en nosotros varias carcajadas ha sido ‘Buscar con Google’ (@goglebusqueda). Una genialidad creada por alguna mente brillante que, digámoslo claro, es un absoluto despropósito. Pero un despropósito tan real y absurdo como la vida misma. Tan cierto como todas aquellas veces que te has encomendado a ese oráculo llamado Google, has tecleado cualquier cosa -y, cuando decimos cualquier cosa es cualquier cosa- y has esperado unos segundos para ver si el motor de búsqueda te iluminaba.

Esta es la cuenta definitiva. La que, como un bofetón de realidad, muestra todos esos momentos en los que Google fue tu mejor aliado. Menos mal que apareciste, internet. 

Cuando intentaste ubicar aquella civilización extraña

Cuando buscaste un porqué al auge del 'rojerío'

Cuando no te aclarabas con los problemas de física (ni de matemáticas)

Ni con la ortografía

Cuando los días de sol aparecían en el momento más inoportuno

Cuando querías planificar las vacaciones para ese día en concreto

Cuando no había manera de dar con el centro de prestigio que te recomendó tu cuñado

Cuando te viniste muy arriba con el último reto viral de internet

Cuando no había manera de dar con ese temita del que todo el mundo hablaba

Cuando intentaste ser un manitas