Humor

"¿Has visto al abogado?" El inesperado 'miembro' de un bufete se hace viral

En la jungla. Hackean la web de un gabinete de abogados y cambian la imagen de uno de sus fundadores por la de un pene. 

La imagen de Jorge Horacio Gentile no coincidía con su verdadero rostro.

La imagen de Jorge Horacio Gentile no coincidía con su verdadero rostro. Twitter

  1. Humor
  2. Abogados
  3. Redes sociales
  4. Twitter

Más allá de las increíbles e inesperadas hazañas de algunos de los grandes hackers de la historia capaces de hacer temblar las estructuras de las más altas instituciones, desde bancos a gobierno de todo el mundo, los piratas informáticos también atacan a usuarios de menor envergadura pudiendo hacerle pasar un mal rato a quien se les pase por la cabeza. 

Acciones ilícitas o ciber delitos que transforman a diario páginas web, manipulan cuentas de correo electrónico o falsifican comentarios e interacciones de perfiles sociales. Y a veces, sus ocurrencias terminan por convertirse en una auténtica parodia viral que, sin hacer demasiada gracia a los afectados, se convierte en la comidilla entre los usuarios de la red.

Es el caso de la imagen que fue hackeada en la página web del gabinete de abogados argentino Estudio Gentile Saravia que parece contestar al clásico chiste '¿has visto al abogado?' con su correspondiente rima: el que tengo aquí colgado, pero en la web.

Atónito tuvo que quedarse el letrado Jorge Horacio Gentile, uno de los fundadores del gabinete en cuestión, al darse cuenta de que la imagen que ilustraba su perfil profesional en la página de empresa no coincidía con la de su propio rostro y había sido sustituida por la de un pene. 

“La empresa responsable de la web nos explicó que habíamos sido víctimas de un hackeo informático, que están investigando el origen y la IP de estos ataque y que han maximizado la seguridad”, explica a EL ESPAÑOL el propio Gentile.

La fotografía del abogado, que aparecía junto a la del cofundador de Gentile Saravia, el doctor Enrique Jerónimo Saravia, fue hackeada e intercambiada por la de un miembro ajeno a la empresa. Concretamente uno viril, hasta el momento, de desconocida procedencia. 

Y no es la primera vez que les ocurre. Hace cosa de un mes la web del estudio sufrió un ataque cibernético similar, pero siguen sin descubrir quién se encuentra detrás: “No conocemos quien puede ser el autor de este agravio pero descartamos que pueda ser un problema interno, ya que las relaciones entre quienes integran el Estudio son excelentes; ni de la empresa que desarrolla la web, ni del encargado de la misma con quien tenemos muy buen trato”, asegura Gentile. 

“Cuando recurrimos a la fiscalía para hacer la denuncia se nos informó de que hechos como este se han sucedido con frecuencia en los últimos tiempo en esta jurisdicción. Lamentablemente, esto no solo podría afectar la imagen del Estudio sino que se han despachado una cantidad importante de spam desde el servidor contratado que se le ha enviado a nuestros clientes”, nos explica Gentile. 

Un error que incluso mancilló la profesionalidad de Gentile convirtiéndose en la imagen de presentación del currículum vitae del doctor, un profesional, todo sea dicho, con más de 35 años de experiencia en el sector. “Por suerte, todos los que nos han llamado o contactado para referirse a este desgraciado hecho lo han hecho para solidarizarse con nosotros”, comenta aliviado Gentile. 

El hackeo fue subsanado rápidamente por los responsables de la web y actualmente no aparece ninguna fotografía ni junto al nombre del letrado ni en la página destinada a albergar su cv. Una imagen con el logotipo de la empresa sustituye al inesperado y poco apropiado falo que suplantaba la identidad del fundador.

Claro que, como suele ocurrir, los internautas han sido rápidos en guardarse pantallazos del para ellos divertido error que lleva días circulando por las redes con todo tipo de mofas al respecto. Un hackeo épico que ha hecho reír durante horas a cientos de usuarios que no daban crédito ante el inesperado aspecto del fundador del gabinete.