Homofobia

La sexta razón por la que celebrar el Orgullo Gay: los mensajes que ha recibido EL ESPAÑOL

Las muestras de homofobia derivadas del cambio en los colores del logo de EL ESPAÑOL en Redes Sociales señalan un motivo más a los 5 ya dados por este diario sobre la no celebración del Orgullo hetero.

Esto es lo que nos dijeron cuando cambiamos el logo

Esto es lo que nos dijeron cuando cambiamos el logo Facebook / Twitter

  1. Homofobia
  2. Periódico EL ESPAÑOL
  3. Redes sociales
  4. Día del Orgullo Gay
  5. Polémica
  6. Sociedad

El martes 28 de junio, con motivo del Día Internacional del Orgullo Gay, EL ESPAÑOL cubrió su logo en redes sociales con los colores de la bandera del arcoíris. Lamentablemente, hubo quienes no sólo no lo entendieron sino que directamente no respetaron el cambio y demostraron su descontento con comentarios y mensajes cargados de homofobia.

Además, Yago Blando, coordinador de Arcópoli, dedicó una Tribuna, Contra el odio, Orgullo, a reivindicar la necesidad de celebrar este día y un artículo del periodista Joaquín Vera explicaba, de una forma sincera, clara e indiscutible las Cinco razones por las que no se celebra el Orgullo Heterosexual y sí el gay.

Sin embargo, los mensajes y críticas recibidas parecen señalar que no bastaba con esos cinco motivos. En la línea del artículo de Vera; porque hay demasiadas personas que insultan y desprecian a quienes defienden, apoyan, se solidarizan o reivindican los derechos de las personas LGBT, hay que defender el Día del Orgullo Gay.

Una ‘ridiculez’ necesaria

Entre las críticas recibidas algunos mensajes públicos tildaron el cambio de imagen de “ridículo”, “patochada” o “despropósito”. En otros privados se habló de que la nueva imagen “amariconeaba el perfil”.

“Este tipo de comentarios nos dan todavía más razones para pensar y seguir creyendo que tenemos que celebrar la manifestación del Orgullo LGTB y nuestras fiestas que nos representan tanto”, opina Amanda Rodríguez, portavoz de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB)y representante de Arcópoli.

Aunque las muestras de desprecio hacia el nuevo logo fueron inferiores a las de respeto y agrado, algunas como las del usuario que ironizaba con contagiarse de SIDA por seguir a un medio pro derechos LGBT dejan claro que bajo el anonimato de internet cualquiera puede pasarse por alto los derechos de las personas. 

“Sigue habiendo mucha impunidad en lo que se refiere a la homofobia, la transfobia y la bifobia, sobre todo en redes sociales, y en internet en general, donde se escudan dentro de ese anonimato. Es algo que llevamos denunciando bastante tiempo y tiene que haber medidas eficientes y efectivas contra todo delito de odio o promoción de delitos de odio en internet”, continúa Amanda. 

"¡Idos a tomar mucho por culo, periodicucho buenista! Pensaba que erais algo distinto, pero veo que sois otra basura rojeras, amiguita de los maricas de izquierda. Coged la maldita bandera de los colorines y os la metéis por el puto culo.

Mensaje privado recibido en el Facebook de EL ESPAÑOL.

¿Y si fuese más que un comentario? 

“Las personas que somos más visibles como lesbianas, gais, transexuales y bisexuales estamos corriendo el riesgo de que cualquier día nos pase algo más allá y no se quede en las amenazas. Por eso hay que pararlo”, sentencia la portavoz. 

“Maricones”, “bolleras”, “desviados” e incluso “enfermos” son los adjetivos más comunes con los que se dirigen a ellos en determinadas plataformas al conocer su orientación sexual. Y nadie les para los pies.  

“Desde Arcópoli pedimos que se instaure, tanto en la Comunidad de Madrid como a nivel nacional, una ley de igualdad LGTB para que ampare no sólo que exista una igual real en general la sociedad sino que se añadan puntos específicos que hablen de internet donde y de cómo parece que seamos totalmente vulnerables en las redes sociales”, continúa.

Algo más que una bandera 

Muchos comentarios incidían en que el cambio de los colores del logo era totalmente innecesario y simplemente “aprovechaba  la moda”. Amanda no está de acuerdo con ellos: “La iniciativa que habéis llevado vosotros es para aplaudir. Necesitamos eso, necesitamos visibilidad pero que no se quede sólo en eso sino que se note también el apoyo”.

“Que las instituciones cuelguen las banderas y hagan ese guiño es muy importante, pero que los medios de comunicación que son los que llegan a tantos miles de personas pongan la bandera y hagan declaraciones oficiales a favor de los derechos de las personas LGTB, que no dejan de ser Derechos Humanos, nos parece imprescindible”, explica agradecida por el gesto de EL ESPAÑOL ya que, asegura, “habéis sido de los pocos”.

Como decía Yago Blando el Día del Orgullo Gay en nuestra Tribuna, “Su odio nos genera miedo, pero nuestro Orgullo lo puede vencer. No tener miedo a ser como eres, a mostrarte como eres, a ser visible, nos permite tener el control, no sólo de nuestras vidas, sino del futuro de todos y todas. No tener miedo es una forma de activismo”.