Oregón

Absueltos los milicianos armados que ocuparon refugio en Oregón durante 40 días

El jurado dice que los milicianos atrincherados ejercieron su derecho a la protesta ante los excesos gubernamentales. El líder murió a tiros.

Los milicianos de Oregón que han sido absueltos.

Los milicianos de Oregón que han sido absueltos. Reuters

  1. Oregón
  2. Armas
  3. Okupas

Un jurado de Oregón ha absuelto a los siete milicianos armados que, entre enero y febrero de este año, se atrincheraron 40 días en un refugio del Gobierno de EEUU dentro de una reserva natural de ese estado del noroeste del país.

Durante una operación policial contra los ocupantes, el 26 de enero resultó muerto el portavoz del grupo.

En un veredicto inesperado y que supone un revés para el Gobierno federal, todos los acusados fueron absueltos de los delitos de conspiración y del uso de armas durante la conspiración, cargos de los que si hubiesen resultado culpables les habrían acarreado largas penas de cárcel.

La Administración del presidente Barack Obama, a través de la Fiscalía, defendía que los milicianos usaron la fuerza y amenazas para ocupar el refugio e impidieron a los empleados acudir a su lugar de trabajo.

Sin embargo, el jurado consideró que los milicianos atrincherados ejercieron su derecho a la protesta ante los excesos gubernamentales y que no supusieron una amenaza para los trabajadores públicos.

Uno de los líderes del grupo de Oregón tras escuchar el veredicto.

Uno de los líderes del grupo de Oregón tras escuchar el veredicto. Reuters

El grupo, liderado por los hermanos Ammon y Ryan Bundy, ocupó la reserva Malheur de Oregón el pasado 2 de enero como parte de una protesta en apoyo a dos rancheros condenados por realizar quemas sin permiso en un terreno rural del Gobierno.

Los hermanos Bundy fueron detenidos el 26 de enero, pero otros milicianos resistieron hasta el 11 de febrero, después de que agentes de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) sitiara el edificio en el que estaban atrincherados.

Amnon y Ryan son los hijos del conocido ranchero Cliven Bundy, que lleva años desafiando al Gobierno al negarse a pagar para que sus reses pasten en terrenos federales y fue acusado de conspiración por un enfrentamiento que tuvo con las autoridades en 2014.

Sus hijos también fueron acusados por ese incidente, provocado después de que las autoridades le confiscaran el ganado, cuyo juicio empezará en febrero.

Uno de los abogados de la defensa, Matthew Schindler, consideró el veredicto como "una gran victoria" ya que "prevalecen los individuos" frente al Gobierno.