Venezuela

Maduro y la oposición buscan una negociación con Zapatero entre los mediadores

Representantes de ambas partes se han reunido durante dos días en República Dominicana para exponer a los mediadores sus agendas para establecer una mesa de diálogo.

Maduro y la oposición buscan una negociación con Zapatero entre los mediadores

Maduro y la oposición buscan una negociación con Zapatero entre los mediadores

Los venezolanos buscan una salida pacífica al conflicto interno que está llevando al país hacia el precipicio. Representantes del Gobierno de Nicolás Maduro y de la oposición han realizado una reunión exploratoria de dos días en República Dominicana con el objetivo de sentar las bases para establecer un diálogo por la paz, el respeto a la soberanía nacional y el bienestar del pueblo.

"No fue una reunión con el Gobierno, fueron reuniones alternativas de los mediadores con el Gobierno por un lado y de nuestros representantes por el otro. No hubo encuentro directo entre Gobierno y oposición", explica a EL ESPAÑOL desde Caracas el secretario general del bloque opositor Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús "Chúo" Torrealba. "Fue una reunión importante, sobre todo en el contexto en que esto se produce". 

Por parte del oficialismo asistieron a la reunión, que ha acabado este sábado, la canciller Delcy Rodríguez, el alcalde de Caracas Jorge Rodríguez y el diputado Elias Jaua. Por el bloque opositor, Carlos Vecchio (Voluntad Popular), Luis Aquiles Moreno (Acción Democrática), Alfonso Marquina (Primero Justicia) y Timoteo Zambrano (Un Nuevo Tiempo). 

La canciller Rodríguez, ha indicado que en la cita de República Dominicana se han realizado "los primeros encuentros para un diálogo" entre el oficialismo y la oposición de Venezuela , una "iniciativa" que dijo provenía del presidente, Nicolás Maduro, para promover la paz.

"La República Bolivariana de Venezuela informa que se han realizado los primeros encuentros para un diálogo entre el Gobierno y la oposición", ha dicho este sábado Rodríguez en su cuenta de Twitter.

En su conversación con los mediadores, los representantes de la MUD marcaron los puntos que, por su parte, se deberán establecer "para la agenda de cualquier diálogo posible". Para la MUD, la prioridad es la celebración del referendo revocatorio que ya ha propuesto la Mesa y por el que la oposición ha salido a las calles esta semana.

Completan la lista de la MUD la libertad de los presos y el cese de la persecución política; que se permita la llegada al país de ayuda internacional en medicinas y alimentos para atender la crisis humanitaria; construir soluciones a la crisis económica y el respeto a la Constitución, la separación de poderes y la Asamblea Nacional.

"Son datos todos reveladores de la voluntad política de la comunidad internacional orientada a respaldar la solución pacífica, electoral, política a la crisis venezolana, eso significa adelanto de elecciones, y el formato más probable por su carácter constitucional es el referendo revocatorio", asegura la MUD en su comunicado.

El aislamiento de Maduro

Para Torrealba, la llegada de este diálogo se enmarca en el "nuevo contexto internacional" que se extiende en Lationamérica. "El cambio en la región se inició con (hechos como) la caída de los Kirchner (en Argentina), con la decisión de (Rafael) Correa de no postularse a un nuevo período (como presidente de Ecuador) y, finalmente, con la implosión del Gobierno de Dilma (Rousseff, en Brasil)", asegura el dirigente venezolano. "Eso generó un importante cambio en la región aunque ya antes se había producido otro sismo, por así decirlo, para el 'chavismo' en Venezuela a raíz de la normalización de la relación entre Estados Unidos y Cuba".

El líder de la MUD destaca además los sucesos políticos de las últimas 72 horas. "Es notable como distintas entidades, instituciones y fuerzas se han manifestado. Primero fue el comunicado del G7, altamente significativo, y luego el respaldo que le dio (el secretario de Estado de Estados Unidos) John Kerry a la mediación de Zapatero y, por último, el hecho de que el Papa Francisco aceptara recibir a (Ernesto) Samper (secretario general de Unasur)", afirma.

"Pareciera que están cooperando un conjunto de fuerzas muy importantes para presionar al gobierno venezolano para que acepte lo que hasta ahora no ha querido aceptar, una solución pacífica", enfatiza. "Por una razón elemental, la simple solidaridad con los venezolanos. En un continente donde todos han aprendido a resolver por mecanismo institucionales las diferencias, aquí en Venezuela el Gobierno se empeña en atrancar las salidas políticas y promover la violencia".

Desde su punto de vista, esto ha hecho que la comunidad internacional reaccionara y propiciara el diálogo en República Dominicana. "El gobierno se sienta a hablar, no porque sea Unasur o Zapatero, sino porque prácticamente todos los actores significativos de la escena internacional le han colocado contra la pared, desde el Parlamento Europeo hasta la OEA", asegura Torrealba".

"Esta es la realidad, el aislamiento brutal del Gobierno de Nicolás Maduro frente a un pueblo que ya no le respalda y una comunidad internacional que ya se dio cuenta de que los días de este régimen ya llegaron a su fin", concluye Torrealba.

COLABORACIÓN INTERNACIONAL

Este discreto diálogo, que ha contado con la presencia del ex presidente del Gobierno español José Luis Rodriguez Zapatero y de los ex presidentes de Panamá y República Dominicana, Martín Torrijos y Leonel Fernández, se ha cerrado este sábado con un comunicado por parte de la MUD en el que se valora el esfuerzo de la comunidad internacional por encontrar una solución pacífica a la crisis venezolana y se destaca el aislamiento del Ejecutivo que lidera Maduro.

Los ex presidentes son parte de una comisión de Unasur para promover el diálogo necesario para que Gobierno venezolano y la oposición atiendan asuntos fundamentales para el país. Hace apenas diez días visitaron Venezuela para avanzar en esta labor y, en la ocasión, Zapatero ya advirtió que el diálogo nacional será "largo, duro y difícil".