CATÁSTROFES NATURALES

Un terremoto de magnitud 7,8 deja al menos 272 muertos y numerosos daños en Ecuador

Los heridos suman más de 2.500 personas. Se trata del seísmo más fuerte que ha sacudido al país desde 1979.

Imagen de los daños provocados por el terremoto de Ecuador.

Imagen de los daños provocados por el terremoto de Ecuador.

  1. Ecuador
  2. Terremotos
  3. Tsunamis

El número de muertos por el terremoto de magnitud 7,8 en la escala abierta de Richter ocurrido el sábado en Ecuador se elevó a 272 y la de heridos a 2.527, según los últimos datos facilitados por el presidente del país, Rafael Correa, quien advirtió que el balance de víctimas "aumentará en las próximas horas".

En declaraciones realizadas a los periodistas en la localidad de Manta, una de las ciudades afectadas, el vicepresidente del país, Jorge Glas dijo que existe una lista de desaparecidos, pero no precisó cuántas personas figuran en ella.

Indicó que ya se han desplazado a Pedernales 700 agentes entre policías y miembros de las Fuerzas Armadas, y agregó que las autoridades siguen adelante con las tareas de coordinación de ayuda médica, logística y de distribución de agua y alimentos, entre otras.

Antes de abordar un vuelo hacia Pedernales, epicentro del terremoto, el vicepresidente declaró que prosiguen los trabajos para restablecer el suministro eléctrico en las zonas afectadas.

.

.

Glas también hizo un nuevo llamamiento a la "unidad" y a la "solidaridad" entre todos los ecuatorianos ante los difíciles momentos que atraviesa el país.

El terremoto ocurrió a las 18.58 hora local del sábado (la madrugada del domingo en España) entre los balnearios costeros de Cojimíes y de Pedernales, en la provincia de Manabí y colindante con la de Esmeraldas, que también ha sentido el impacto de las decenas de réplicas.

Tras el desastre, el Gobierno ecuatoriano declaró el estado de emergencia en las provincias de Esmeraldas, Manabí, Guayas, Santo Domingo de los Tsáchilas, Los Ríos y Santa Elena, así como el estado de excepción en todo el territorio nacional.

Ayuda nacional e internacional

Para hacer frente a las consecuencias del temblor, Glas reveló que se han habilitado 300 millones de dólares de fondos de contingencia y se ha decidido el envío de contingentes de bomberos a la Provincia de Manabí y en particular al cantón de Pedernales, en esa provincia.

También informó de que se dispuso el despliegue de 3.500 policías que se distribuirán por las provincias de Manabí, Esmeraldas, Guayas y Santa Elena. Además, 10.000 efectivos de las Fuerzas Armadas que se desplazarán a los lugares más afectados con maquinaria y también médicos del Sistema de Salud irán a las zonas más afectadas.

Según el vicepresidente ecuatoriano, los organismos internacionales prestarán asistencia, pues se necesitarán equipos de rescate "para enfrentar este momento difícil que estamos viviendo los ecuatorianos", declaró.

Glas explicó que se dispone de dos albergues operativos en la provincia de Esmeraldas, otros dos en la de Los Ríos y uno en Portoviejo (Manabí), al tiempo que negó versiones sobre posibles afectaciones en represas del país.

Llamamiento a la calma

También pidió a la población que mantenga la calma al revelar que existen informaciones sobre "faltas al orden público que están siendo enfrentadas por la fuerza pública".

El segundo mandatario agradeció en nombre del pueblo ecuatoriano los mensajes de solidaridad recibidos "de países hermanos, de Gobiernos y de presidentes de países amigos" que han ofrecido recursos que pudieran ayudar a Ecuador en esta circunstancia.

El terremoto más fuerte en tres décadas

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, ha admitido que los "daños son graves y tenemos decenas de muertos" por el terremoto que azotó este sábado (madrugada del domingo en España) a la zona norte de la región costera de su país.

El mandatario, que concluyó una visita al Vaticano y que llegó a Ecuador el domingo por la tarde, escribió en su cuenta de Twitter que se activarán líneas de crédito con organismos multilaterales para atender la situación.

Asimismo, confirmó la declaración de estado de excepción en el país y de situación de emergencia en las provincias costeras afectadas directamente por el terremoto.

"Acabo de firmar decreto de excepción y movilización nacional. País en emergencia. Hoy más unidos que nunca. Hemos activado líneas de crédito de contingencias con multilaterales", señaló Correa en su cuenta de la red social, vía por la que poco después del sismo había enviado a sus compatriotas un mensaje de "animo".

"Daños son graves y tenemos decenas de muertos. Terremoto más fuerte de las últimas décadas", agregó Correa al indicar que "toda la fuerza pública y los ministerios han sido movilizados" en el país para atender la emergencia.

"Nuestro infinito amor a las familias de los fallecidos", concluyó Correa.

El vicepresidente, Jorge Glas, recordó a la población que el terremoto es el más fuerte que ha sacudido al país desde 1979. En aquella ocasión, murieron cerca de 800 personas.

Zonas sin suministro eléctrico

Glas explicó a la población que en zonas de algunas ciudades no hay suministro eléctrico, por lo que se trabaja en su restablecimiento paulatino y que en algunos centros de detención, que no precisó, se han detectado problemas en la infraestructura, por lo que "están siendo atendidos debidamente por la fuerza pública".

Ha habido deslizamientos de tierra y piedras particularmente fuertes a la altura de Uyama. La Policía ha acudido a la zona y las autoridades ecuatorianas han llevado a cabo un despliegue de maquinaria para limpiar la vía, un tramo por el que se estima que circulan miles de vehículos, según el diario ecuatoriano La hora.

El Alcalde de Quito, Mauricio Rodas, se dirigió a los ecuatorianos a través de Twitter desde el primer momento con el siguiente mensaje: "Frente al sismo que ocurrió hace minutos, personal se encuentra evaluando la situación en la ciudad para dar primer reporte".

Desde entonces, Rodas siguióo informando a los ciudadanos a través de la red social de microblogging, dando cuenta de cada una de las decisiones que estaba poniendo en práctica. Tras la sacudida y las diferentes réplicas que se han sucedido, queda por cerrar el balance de víctimas y la valoración de los daños materiales provocados por esta catástrofe natural.