Legislación

Jugar al futbolín ya no es delito en Turquía

Considerado como un juego de azar desde 1968, su uso se penaba con hasta cinco años de cárcel.

Mesa de futbolín

Mesa de futbolín

  1. Legislación
  2. Turquía
  3. Juego
  4. Delitos
  5. Tribunales

El futbolín... ¿un juego de azar? Tal ofensa, que cualquiera que se vanaglorie de manejar a los pequeños jugadores de madera mejor que nadie pudiera entender como tal, ocurría hasta esta misma semana en Turquía. Y es que desde 1968 regía en este país la prohibición de acercarse a una de estas mesas. Arriesgarse a ello podía conllevar penas de hasta cinco años de prisión, un castigo sin duda mucho más severo que aquello de tener que pasar por debajo de la mesa cuando se pierde de forma humillante.

Del mismo modo que otros juegos como el popular 'pinball', el futbolín se englobaba por la legislación turca como uno más en la categoría de juegos de azar y ruleta, considerados perjudiciales para la sociedad y que son perseguidos de forma recurrente por las autoridades.Ya el pasado mes de enero el Tribunal Constitucional había dictado una sentencia para sacar de la lista negra al popular pasatiempo.

Los amantes de este pseudodeporte aplaudirán además los argumentos del Tribunal, que estimó que incluso servía para desarrollar las "aptitudes manuales" de los que lo practican. Ahora, con el visto bueno del Ministerio de Comercio y Aduanas, se cierran 48 años de veto.

Otra de las consecuencias que conlleva la decisión es el nuevo mercado que se abre para los importadores de mesas de futbolín. Como ha sucedido hasta hace poco en otros países asiáticos, Turquía ofrece una notable oportunidad de negocio para el que se anime a probar suerte en un país con más de 70 millones de habitantes y en el que se vive una pasión desmedida por el balompié. Ahora también, cinco décadas después, también a pequeña escala.