Desaparición

Las últimas 'pistas' sobre Diana Quer se esfuman: ni huellas en el móvil ni sospechosos concretos

Los investigadores de la Guardia Civil siguen trabajando en obtener datos del terminal de la joven.

Diana Quer desapareció en la madrugada del 22 de agosto.

Diana Quer desapareció en la madrugada del 22 de agosto.

  1. Diana Quer
  2. Personas desaparecidas
  3. A Coruña
  4. Taragoña

Ni nuevos datos, ni huellas, ni rastros de ADN. Los investigadores de la Guardia Civil todavía no han obtenido pistas del análisis del Iphone 6 de Diana Quer, que fue encontrado en la ría de Rianxo hace casi una semana. Según han explicado a Europa Press fuentes del Instituto Armado, el análisis del móvil de la joven desaparecida desde el pasado 22 de agosto en A Pobra do Caramiñal se está llevando a cabo en tres laboratorios.

Asimismo, estas fuentes han indicado que "no hay líneas cerradas" en la investigación que apunten en la actualidad a dos o tres personas de la comarca coruñesa de Barbanza presuntamente relacionadas con la desaparición Diana Quer.

De momento, insisten, la Guardia Civil tampoco ha llevado a cabo nuevas batidas o búsquedas en pozos y otros lugares abandonados como fábricas en la zona de Rianxo, a pesar de los vecinos de Boiro alertaron a los investigadores de la existencia de un pozo en la aldea de Ochazo, ubicado en una fábrica abandonada.

Uno de estos vecinos ha señalado a Espejo Público que cuando se acercó a la zona de la poza encontró una cuerda de metro y medio y un trozo de cinta americana de unos 20 centímetros. Sin embargo, cuando regresó al lugar con la Guardia Civil estos materiales ya no se encontraban allí. Según su testimonio, la Guardia Civil informó al vecino de que vaciarían el pozo e investigarían la zona.

El móvil, en Taragoña, hasta donde llegó en coche

Tras conocer que la joven llegó hasta Taragoña en coche, la Guardia Civil ha reunido algunos testimonios que son de máxima importancia para las pesquisas. Gracias a ellos, la incógnita se sitúa ahora sobre los ocupantes de los dos vehículos que se reunieron en el muelle. Diana bajó del primero, con tres jóvenes a bordo, y subió al segundo, con un hombre de “mala pinta” en su interior.

La señal de su teléfono móvil, captada por diferentes antenas de repetición, ha permitido a los agentes conocer los movimientos de la joven, trasladando el foco hasta Taragoña, el lugar donde, de hecho, el mariscador encontró el móvil de la joven. Antes de dar con el dsipositivo, el equipo de investigación tecnológica logró activar por control remoto el terminal. Este procedimiento, que no requiere su encendido, reveló parte del contenido de la nube virtual vinculada al smartphone de Diana Quer, incluidos sus mensajes y los datos de sus redes sociales.