Educación

Cataluña resiste el aumento de alumnos por clase a costa de barracones

CCOO tacha de “escandaloso” que uno de cada 10 estudiantes catalanes esté en aulas prefabricadas.

Uno de cada diez alumnos catalanes estudiará este año en barracones

Uno de cada diez alumnos catalanes estudiará este año en barracones

  1. Educación
  2. ESO Educación Secundaria Obligatoria
  3. Profesorado
  4. CC.OO. Comisiones Obreras

Los recortes realizados en los últimos seis años de crisis económica siguen dibujado el nuevo panorama educativo de España. Si durante el curso 2008-2009 la media de alumnos por clase era 24,3 en Primaria y 21,1 en ESO, en el pasado curso fueron 25,4 y 22, respectivamente. Un alumno más en cada etapa. Una cifra que puede parecer insignificante, pero que se traduce en “menor capacidad por parte del profesor” y en un “perjuicio” para los alumnos, sobre todo aquellos con “necesidades especiales”.

Sube el ratio profesor/clase en las etapas obligatorias y en la escuela pública y la privada, pero no a la misma velocidad. “La crisis ha supuesto una excusa perfecta para reducir los fondos de los centros públicos”, ha denunciado el sindicato Comisiones Obreras que este miércoles presentó un informe en el que se recogen todos estos indicadores educativos.

El número de estudiantes en Primaria creció en un alumno en los colegios públicos, mientras que en los privados sólo se incrementó en 0,2. Cinco veces menos. En el caso de la Secundaria, ha crecido en ocho cursos en 1,6 alumnos en centros públicos frente a 0,3 en los privados.

Y si hasta aquí la brecha según la titularidad del centro, el panorama que se presenta entre comunidades autónomas también dibuja considerables desigualdades.

En Primaria, Galicia es la comunidad que mayor ha incrementado en estos años el ratio de alumnos. Ahora hay dos alumnos más en las aulas públicas que en 2008, de 16,5 a 18,5, pese a que todavía la región liderada por Alberto Núñez Feijóo se sitúa por debajo de la media. Por encima de esa media se encuentra Cantabria, País Vasco, Madrid, Murcia, Asturias y la Comunidad Valenciana.

En contraposición, Extremadura, Baleares y La Rioja son aquellas comunidades en los que los recortes han hecho menos mella en la proporción entre alumnos y clases disponibles. En ningún caso supera el 0,5 de alumnos más que desde el inicio de la coyuntura económica.

En la ESO, el mayor aumento del ratio se produce en Cantabria, donde durante el periodo analizado se ha incrementado en cuatro alumnos por clase: de 20 adolescentes a 24. Ha aumentado el doble de la media nacional también en la Comunidad Valenciana. En esta comunidad -desde 2008-,  donde el ratio era de 22,6 estudiantes por clase se ha incrementado hasta 25,8 chavales.

En esta etapa, sólo dos regiones autonómicas han logrado reducir el ratio de estudiantes en los institutos. Son Extremadura y Aragón, según los datos recabados por CCOO en el Ministerio de Educación y el INE. La primera, en casi un alumno (0,9) y la segunda en 0,7.

En Cataluña los datos son "escandalosos"

Desde el sindicato resaltaron la situación en Cataluña. En Primaria y ESO se sitúa muy por debajo de la media del crecimiento de los ratios. De hecho, en la primera etapa el número de alumnos por clase sólo se ha elevado en 0,4 y en la segunda 0,6. Pero, ¿dónde se está albergando a los estudiantes de las nuevas líneas creadas para dar respuesta a la mayor tasa de escolarización?

“Cataluña ha aumentado las plazas públicas pero es la región que más alumnos tiene en barracones”, explicó la secretaria de política educativa de CCOO, Montse Ros. El próximo curso, tal y como informó la consejera de Enseñanza catalana, Mertixell Ruiz, los colegios de esta región contarán con más barracones -aulas prefabricadas- que nunca: 1.010 módulos, 14 más que el anterior curso. “Son datos escandalosos”, advirtió Ros.

Esos 1010 barracones -en los que se pueden albergar hasta cuatro clases- están distribuidos en centros que cuentan con edificios, pero “es grave”, según el sindicato, que sean “más de 100 los colegios” que sólo estén funcionando con este tipo de módulos, “sin edificios de ladrillo”. Es más

Según los cálculos del sindicato, casi el 10% de los alumnos catalanes dan clase en barracones: uno de cada diez. De hecho, de las cinco nuevas escuelas nuevas que han abierto sus puertas este septiembre, tres empiezan en barracones. En cuanto a los institutos, uno de tres lo harán en estos módulos.