PP Partido Popular

Rajoy ofrece ayuda al PSOE en todas las regiones donde Podemos le retire su apoyo

Cospedal brinda su apoyo a Emiliano García Page tras el rechazo del partido de Pablo Iglesias.

COMITÉ EJECUTIVO NACIONAL PP

COMITÉ EJECUTIVO NACIONAL PP Agencia EFE

  1. PP Partido Popular
  2. Mariano Rajoy Brey
  3. Elecciones Galicia
  4. Elecciones País Vasco
  5. PSOE

El líder del PP brinda su apoyo a los socialistas el día que el partido de Pablo Iglesias ha retirado el apoyo a Emiliano García Page para mantener la gobernabilidad en Castilla-la Mancha. En rueda de prensa tras el Comité Ejecutivo Nacional, Mariano Rajoy ha reconocido que apoyará "absolutamente" al PSOE en todas las autonomías donde Podemos le retire su apoyo. Actualmente, el partido de Iglesias mantiene con su apoyo los gobiernos socialistas de Extremadura, Aragón, Comunidad Valenciana y Asturias.

Delante de la secretaria general del PP, que ya ha hecho pública su intención de dar apoyo a Page para aguantar el Ejecutivo regional en Toledo, el presidente del Gobierno en funciones redobla la presión sobre el PSOE, el único partido que es capaz de desatascar la situación de ingobernabilidad que atraviesa el país.

Lejos de echar más leña al fuego, Rajoy se ha negado a sumarse a las voces internas que ponen en entredicho la figura de Pedro Sánchez y aseguró que, mientras "siga siendo secretario general del PSOE", su único interlocutor será él.

Evitas las elecciones el 25-D

El líder del PP ha evitado despejar las cartas con las que jugará en octubre, el último mes que queda para formar gobierno antes de que se disuelvan las Cortes Generales. Sin embargo, ha reconocido que su partido apoyará la reforma constitucional para que las elecciones se celebren el día 18 de diciembre y no el día de Navidad, como constitucionalmente correspondería.

El líder del PP no renuncia "a formar gobierno. Es nuestra obligación". Pero se resiste a comprometerse a volver a pedir la confianza a la Cámara si no cuenta previamente con los 176 apoyos que necesitaría para sacar una investidura adelante. Antes de telefonear a Pedro Sánchez para volver a venderle la misma oferta que le brindó el 21 de diciembre, un gran pacto de fuerzas constitucionalistas, "vamos a ver cómo se producen los acontecimientos" en el seno del PSOE.

Rajoy tampoco quiso cebarse con los resultados de Ciudadanos en Galicia y País Vasco, donde no consiguió ni un solo escaño. "Ha surgido hace poco, no tiene estructura muy fuerte en estas dos comunidades autónomas. Hay que reconocerle el mérito que tiene porque hace dos años no representación y hoy cuenta con una representación importante", dijo el presidente del Gobierno en funciones en un intento de mantener vivo el acuerdo de investidura que el PP firmó con Ciudadanos en pleno mes de agosto.