PSM-PSOE

Guerra interna en el PSOE de Madrid: cesan al portavoz de Hacienda en el Ayuntamiento

El inspector Ransés Pérez Boga ha sido relevado de sus funciones. La versión oficial del es que "no tenía tiempo". 

  1. PSM-PSOE
  2. PSOE
  3. Ayuntamiento de Madrid

El concejal socialista Ransés Pérez Boga ha dejado de ser el portavoz de Hacienda de su partido en el Ayuntamiento de Madrid. El expresidente de la asociación española de inspectores de Hacienda ha sido apartado "porque no tenía tiempo".

El PSM ha confirmado el cese de Pérez Boga a este periódico. Aseguran que el concejal no podía compaginar con eficacia su labor como inspector en Galicia con la de portavoz de Hacienda en el Consistorio. Seguirá como concejal en funciones, pero sin una responsabilidad como la anterior.

No obstante, fuentes socialistas aseguran que el motivo esgrimido por el partido es una tapadera. "Quieren correr la lista para tener a alguien de confianza en una de las portavocías más importantes", relata un miembro de la federación madrileña a EL ESPAÑOL justo antes de apuntar directamente a la líder del partido en la Comunidad, Sara Hernández.

"Es un disparate que sólo obedece a las guerras internas del PSOE. ¿Quién mejor que el expresidente de la asociación de inspectores para ser portavoz de Hacienda?", concluye.

Las discrepancias de Pérez Boga

Pérez Boga mantuvo una fuerte discusión con la dirección de su partido a raíz de los premios de Bollywood.

El Gobierno de Carmena cometió varios errores administrativos cuando otorgó la subvención. Sin ir más lejos, confundió en nombre de la adjudicataria y se llegó a escribir en los papeles el nombre de una corporación inexistente.

Pérez Boga, como inspector, llegó a decir que aquello no se podía aprobar, en contra de lo que pensaba hacer la líder de su partido, Purificación Causapié. Finalmente, el concejal cedió y se adscribió a la disciplina de partido.

El socialismo madrileño se halla sumido en una guerra interna que comenzó con el cese de Antonio Miguel Carmona como portavoz en el Ayuntamiento. La dirección federal prefirió colocar en su puesto a alguien de la confianza de Pedro Sánchez.A partir de ese momento, el apoyo del PSOE a Carmena en el Ayuntamiento ha entrañado varias disputas internas.