"EL REFERÉNDUM SERÁ EL 27 DE SEPTIEMBRE"

El ex juez suspendido por el Supremo cuestiona la independencia judicial ante Rajoy

Santiago Vidal aprovecha su condición de senador para exponer su propio caso y denunciar que se le sancionó por "escribir, por pensar".

El ex juez suspendido por el Supremo y senador, Santiago Vidal.

El ex juez suspendido por el Supremo y senador, Santiago Vidal.

  1. Santiago Vidal
  2. Senado
  3. Mariano Rajoy Brey
  4. Tribunal Supremo
Veinticuatro horas después de que el Tribunal Supremo desestimase el recurso interpuesto por el juez en excedencia contra la decisión del CGPJ de imponerle tres años de suspensión por elaborar la 'constitución catalana', Santiago Vidal ha aprovechado su condición de senador de ERC para preguntar directamente a Mariano Rajoy si "la vía judicial es la adecuada para acabar con el proceso independentista catalán". 
Era la primera vez que Mariano Rajoy se sometía al control de una Cámara desde hace 400 días y la expectación era máxima. El presidente del Gobierno ha acusado al senador catalán de utilizar la Cámara Alta para "traernos su propio problema". Delante del ministro de Justicia, Vidal ha puesto en duda la independencia del poder judicial y ha advertido al jefe del Ejecutivo que Cataluña decidirá si se independiza de España "en un referéndum el 27 de septiembre de 2017", la fecha que tienen prevista los soberanistas abrir las urnas en Cataluña. 
El ex juez no quiso desaprovechar la oportunidad que tenía de ser uno de los tres senadores que estrenaban la sesión de control de la XII Legislatura para sacar rédito a su propio caso y presentarse como una víctima. "Ayer, precisamente ayer, el Tribunal Supremo dictó sentencia en el recurso de casación interpuesto por el juez y senador que les habla. Justo ayer", insistió. "En esa sentencia se confirma la sanción de tres años de suspensión de empleo y sueldo que en su día, en enero de 2015, me impuso el Consejo General del Poder Judicial". A continuación, recordó que para sancionarlo "fue determinante" el voto del presidente del CGPJ, Carlos Lesmes, "puesto que nueve de los 20 vocales votaron en contra de que yo fuera sancionado". 
Vidal pidió a Rajoy que facilitara al Senado "algún dato objetivo" en relación a por qué cree que es un delito "formular, pensar, debatir con un grupo de compañeros en el ámbito académico y escribir un texto jurídico, que es un simple borrador para un hipotético modelo constitucional para una futura república de Cataluña". "En España no se sanciona por escribir, por pensar. Y eso es precisamente de lo que se me acusa", añadió. 
Antes de que todo el grupo de ERC se levantara con sendos carteles que decían "la libertad no se juzga", Vidal pidió al presidente del Gobierno que dejara de "utilizar a los tribunales de justicia para acallar la voz de aquellos que solo pedimos respeto de Cataluña a decidir su futuro, porque Cataluña será lo que sus ciudadanos quieran y decidan".