TRAMITADA CON CARÁCTER DE URGENCIA

El Parlamento da el primer paso para acortar la campaña y no votar el día de Navidad

El representante del PP que defiende la iniciativa dice ahora que ese día "es para estar con la familia".

El ministro en funciones, Cristóbal Montoro.

El ministro en funciones, Cristóbal Montoro. Efe

  1. Mariano Rajoy Brey
  2. PP Partido Popular
Todos los grupos han criticado al PP por fijar las terceras elecciones el día de Navidad y ahora enmendar su propio error. Este martes, la mayoría del Parlamento (con 268 votos a favor; 16 noes y 53 abstenciones) ha dado luz verde a la toma en consideración de la reforma de la ley electoral para acortar la campaña electoral y evitar que los españoles voten el 25 de diciembre, en el caso de que haya que volver a votar. 
La medida, propuesta por EL ESPAÑOL el 20 de agosto, volverá el jueves al pleno con las enmiendas que presenten los grupos parlamentarios. La medida debe ser aprobada con carácter de urgencia porque tiene que estar publicada en el Boletín Oficial del Estado antes del 31 de octubre, el día que se tienen que disolver las Cortes si antes no se forma Gobierno. Hasta el representante del PP que ha defendido la proposición, Juan Carlos Vera, ha reconocido en la tribuna de oradores que "el día de navidad es para estar con la familia". Por eso, el PP pide acortar de 54 a 47 días el plazo desde que se convocan los comicios hasta la cita con las urnas y deja en ocho días la campaña electoral.
Tan paradójica es la iniciativa que, por llegar, llega a la Cámara Baja días antes de que el PSOE convoque a su Comité Federal para reconsiderar su postura ante una hipotética sesión de investidura 'in extremis' que evite disolver las Cortes y acudir de nuevo a las urnas. "Aunque al final se abstengan los socialistas y Rajoy consiga gobernar, hay que garantizar que no hay elecciones un día como el de Navidad", reconocían diputados conservadores en los pasillos del Parlamento durante el Pleno mientras se encogían de hombros cuando se les recordaba las palabras que dijo en la tribuna la diputada de Unidos Podemos, Carolina Bescansa: "Fueron a una investidura que no iba a salir y por eso abrieron distintos escenarios: o forzar al PSOE a la formación de un Gobierno o impedir que el PSOE formase gobierno con nosotros o dejar al país en unas terceras elecciones y qué mejor forma que dejar fijada la fecha de las terceras elecciones para el día de navidad. Es una chulería sin precedentes".
Especialmente duro con el cambio que han dado los socialistas ha sido el portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardá, que los ha acusado de entregar "la bandera a sus enemigos". El líder catalán focalizó toda su ira contra "Antonio" (Hernando), portavoz socialista con Pedro Sánchez, a quien señaló con su dedo acusador y le dijo desde la tribuna: "Estamos muy indignados con ustedes". 
Durante este martes se votó otra iniciativa simbólica, pero cargada de intención política. Todos los grupos, salvo el PP, ha votado en la comisión de Interior a favor del cese del ministro del ramo,Jorge Fernández Díaz, que tendrá que volver a ser reprobado por Mariano Rajoy en unos días si éste consigue volver a formar Gobierno. La oposición en bloque cree que ha hecho una utilización política del ministerio para perseguir al adversario político y creen que sus conversaciones con el exjefe de la Agencia Antifraude catalana son "inadmisibles". Fernandez Díaz ha estado en el Congreso y ha reconocido que a nadie le gusta que le reprueben, pero creen que es la obsesión de los independentistas con él.
El Congreso celebrará otro Pleno este jueves para aprobar las leyes urgentes que tienen que salir adelante en las próximas semanas. Además, la Junta de Portavoces ha acordado por unanimidad no convocar Pleno para la próxima semana y dejan el hueco a la más que previsible sesión plenaria de investidura que podría empezar el miércoles con el discurso del candidato propuesto por el rey.