Crimen de Pioz

El abogado del presunto asesino de Pioz asegura que es "un chico tranquilo y normal"

La familia de Patrick, principal sospechoso, ha pagado parte del dinero para repatriar los cadáveres.

Patrick asesinó a su tío, a su tía y a sus primos.

Patrick asesinó a su tío, a su tía y a sus primos.

  1. Pioz
  2. Guadalajara (Provincia)
  3. Asesinatos
  4. Sucesos y Acontecimientos

Una semana después de que la Guardia Civil diera por resuelto el caso de los cuatro asesinatos de Pioz, la atención se centra ahora en la repatriación de los cuerpos y en la detención de aquel a quien apuntan las miradas de las autoridades como principal responsable del crimen: Patrick, el sobrino de los descuartizados. Se trata de "un chico tranquilo y normal", según su abogado, Eduardo de Araújo y Cavalcanti, quien ya se encuentra en España para realizar las gestiones pertinentes.

Según ha asegurado Cavalcanti en Espejo Público (Antena 3), la familia de Patrick ha contribuido pagando el dinero que faltaba para repatriar los cadáveres. Según informó Walfran Campos, el hermano del asesinado Marcos Campos Nogueira, a este periódico, el coste de llevar los cadáveres de vuelta a Brasil rondaba los 4.000 euros cada uno de ellos. Entretanto, el joven se encuentra encerrado en la casa de su familia en Joâo Pessoa, Brasil, pese a la orden de detención emitida por las autoridades españolas. 

Patrick lleva encerrado en su casa desde que volvió a Brasil el día 19 de septiembre, un día después de que se hallaran los cadáveres en el chalet de Pioz, en Guadalajara. Asustado, según sus familiares, niega por activa y por pasiva haber cometido los crímenes que se le imputan. De hecho, su abogado ha confirmado esta mañana que no solo niega haberlos cometido, sino que además, cuando llegó a Brasil, desconocía de la muerte de sus tíos y de sus primos en el brutal crimen. 

Declaración ante el juez

El pasado martes Walfran declaraba en el juzgado de Instrucción Número 1 de Guadalajara, donde solicitó personarse como "perjudicado" en el caso. Allí fue donde solicitó formalmente repatriar los cadáveres una vez todo hubiera terminado. Junto a él, y llegada de Brasil, declaró durante dos horas la hermana de Patrick, Janna Nogueira, quien se negó a hablar ante los medios. Walfran asegura que la hermana del supuesto asesino de Pioz se encuentra enormemente afectada, por lo que no tiene intención de decir algo acerca del caso. 

El caso, casi tres semanas después de que saltara a la luz, está prácticamente resuelto, y tan solo restan unos cuantos trámites burocráticos para que se consume la detención del joven familiar. 

Si finalmente Patrick acaba detenido, estará más cerca el cierre de un caso que comenzó con seis bolsas de basura rellenas con trozos de cadáveres en el salón de un chalet, que continuó con la hipótesis de que el crimen había sido perpetrado por sicarios brasileños y que finalizó con un vuelco total cuando se descubrió el ADN del sobrino de la familia en la escena del crimen: estaba en la cuerda que ataba en las bolsas de basura y en uno de los cuchillos utilizados.