Madrid

Cifuentes se vuelca con la Champions y Carmena se queda en el colillómetro

La Comunidad ha organizado varios actos tanto en Madrid como en Milán. El Ayuntamiento, que no ha programado ninguno, recrimina a Cifuentes no haber contado con ellos en su carpa promocional.

Los escudos colocados en la fachada del Gobierno de la Comunidad de Madrid.

Los escudos colocados en la fachada del Gobierno de la Comunidad de Madrid. Europa Press

Madrid se escribe en clave de fútbol. Por lo menos hasta el domingo. La final de la Champions que enfrentará a merengues y colchoneros el sábado a las 20.45 ha invadido el debate político y los escudos se cuelan en las ruedas de prensa. Cristina Cifuentes y Manuela Carmena verán el partido en Milán, aunque cada una ha preparado el camino a su manera.

Las fachadas de sus respectivos Gobiernos anticipan sus intenciones. Cifuentes ha colocado en Sol los emblemas de los dos equipos, algo que no ha hecho Carmena.

La Comunidad de Madrid pondrá una carpa en Italia para promocionar la región e incluso iluminará su Palacio con los colores del conjunto que gane una competición tuitera. El Ayuntamiento se limitará a garantizar la seguridad de las celebraciones, pero no se saldrá del marco. Hasta el momento, los colillómetros que preguntan a los fumadores quién ganará el partido son su mayor apuesta.

Las apuestas de Cifuentes

La Comunidad ha puesto en marcha su maquinaria para 'vender' la región tanto en España como en Italia. Cifuentes posó en la foodtruck junto a Emilio Butragueño -director de relaciones institucionales del Real Madrid- y Adelardo Rodríguez -exjugador del Atlético-. Esta furgoneta estacionará en Milán; en las zonas donde confluyan las dos aficiones. Repartirá queso, aceitunas y vino. Todo traído de la Sierra y Campo Real. "No llevaremos carne porque habría que ponerle una salida de humo al vehículo", comentaba entre risas el director de Turismo de la Comunidad, Carlos Chaguaceda.

En las inmediaciones de San Siro -estadio donde se juega la final- el Ejecutivo de Cifuentes instalará una carpa para promocionar la región. También recorrerán las calles de Milán algunas bicicletas tematizadas y se colocarán diversos photocall emulando algunas de las estampas más emblemáticas de la capital.

Las quejas del Ayuntamiento a Cifuentes

Este punto ha suscitado un nuevo desencuentro entre Carmena y Cifuentes. El Ayuntamiento ha recriminado a la Comunidad, por medio de su portavoz, Rita Maestre, no haberles avisado: "Nos parece una iniciativa magnífica, pero no se nos ha informado. Hubiera sido bonito que hubiesen contado con nosotros. Seguro que podemos mejorar la coordinación".

Además, el Palacio de Correos de Sol -sede del Gobierno madrileño- se iluminará con los colores del equipo que gane la competición tuitera que se celebrará este viernes. Entre las 22h y las 24h, los aficionados tendrán la oportunidad de mencionar a su conjunto. El más nombrado brillará en las tapias de Sol.

El protagonismo del colillómetro

El Consistorio no se ha volcado con la Champions, pero sus colillómetros le han granjeado un espacio en los informativos del deporte. Las papeleras-urna de Carmena ya se han desbordado y tendrán que ser vaciadas dentro de poco para volver a empezar.

El equipo de Gobierno de Carmena ha anunciado su participación en la competición tuitera y ha garantizado la seguridad durante las celebraciones. Con la pelota de por medio, Carmena y Cifuentes también se enfrentan, a pesar de sus "magníficas relaciones personales", así descritas por ambas políticas.