Memoria Histórica

Franco dejará este jueves de ser alcalde de Tortosa

El municipio retirará a Franco su condición de “alcalde honorario y perpetuo” de la ciudad, en una semana en la que debate sobre simbología franquista.

Monumento a la Batalla del Ebro en Tortosa

Monumento a la Batalla del Ebro en Tortosa

  1. Memoria Histórica
  2. Francisco Franco
  3. Tarragona
  4. Tortosa
  5. Guerra civil española

Francisco Franco Bahamonde dejará de ser mañana alcalde de Tortosa. Será en un pleno extraordinario que se celebrará a las ocho de la mañana en el Ayuntamiento. Se pondrá así punto y final a 52 años de alcaldía honoraria y perpetua otorgada al dictador el 31 de marzo de 1964.

Este municipio de Tarragona, de poco más de 28.000 habitantes, se halla inmerso esta semana en un intenso debate sobre simbología fascista. El sábado, la ciudadanía se someterá a una consulta popular en la que decidirán si mantienen el emblemático monumento a la Batalla del Ebro construido por el bando franquista en 1966 para conmemorar la victoria del bando nacional frente al republicano en 1938. Podrán votar los mayores de 16 años que estén empadronados en la localidad desde antes de diciembre de 2015.

Este monumento está integrado en el paisaje urbano de la ciudad y son muchos los habitantes que no quieren que se retire. Prefieren que se modifique y se reinterprete para que represente a las víctimas de ambos bandos. Sin embargo, una corriente liderada por las CUP aboga por suprimirlo, dentro de su política de eliminación total de los símbolos franquistas.

Sorpresa al revisar las actas

Al hilo de esta consulta, esta misma semana ha salido a la luz un dato vinculado con los honores y privilegios otrogados a Franco durante la dictadura: en marzo de 1964 fue nombrado alcalde honorario y perpetuo de todos los municipios de la provincia de Tarragona. Este dato había permanecido en el ostracismo hasta la semana pasada, cuando una revisión de las actas plenarias de la época arrojó a la luz la consideración de alcalde perpetuo de Franco.

Por este motivo, el equipo de gobierno (conformado por una coalición entre CDC y ERC) ha convocado un pleno extraordinario con un único punto en el orden del día para abordar este asunto. Se presume que la categoría de alcalde perpetuo otorgada a Franco será revocada por unanimidad, ya que existe consenso en el voto que emitirán los partidos con representación consistorial (CDC y ERC como ejecutivo y PSC, ICV, PP y CUP como formaciones en la oposición).

“No teníamos ni idea de que tuviese este reconocimiento y hemos decidio revocarlo en cuanto nos hemos dado cuenta”, confesó el alcalde electo Ferran Bel (CDC), que ignoraba 1que estuviese compartiendo cargo, aunque fuese de forma simbólica, con el dictador. “Al parecer, fue una medida que se generalizó en toda España en 1964 y hay muchos municipios que aún la conservan”. Por ese motivo, en cuanto conocieron esta situación, desde el ejecutivo decidieron incorporar este punto al orden del día de un pleno que inicialmente sólo iba a aprobar las cuentas de varias sociedades municipales. El primer edil asegura que “es intrascendente. No hay debate en este sentido y esperamos que la retirada de esos privilegios simbólicos se apruebe por unanimidad”.

Otros municipios ya le retiraron el honor

No es el único municipio de la provincia de Tarragona que mantiene a Franco como alcalde perpetuo. Otras localidades próximas como Cunit y El Vendrell abordarán en breve el mismo debate en sendos plenos. No es, sin embargo, el primer municipio que decide adoptar esta medida. Recientemente, otras ciudades como Sant Carles de la Ràpita y Amposta han afrontado este debate y le han retirado al dictador los privilegios simbólicos en los respectivos ayuntamientos.

Si el resultado de la votación del pleno de mañana parece clara, no lo está tanto la de la consulta sobre la retirada o modificación del monumento que tendrá lugar durante toda la jornada del sábado. Existen posiciones enfrentadas. La mayoría de la ciudadanía considera el monumento una parte importante de la ciudad, por lo que optan por no retirarlo. La simbología franquista ya está retirada del monumento y el siguiente paso sería (si gana la opción de mantenerlo) modificarlo para que represente a las víctimas de ambos bandos.

19 contra 2

El resultado de la votación es una incógnita, pero el posicionamiento de los partidos avanza un resultado favorable a la opción de mantenerlo. Y es que, de los 19 concejales que tiene el Ayuntamiento de Tortosa, 19 han votado a favor de celebrar la consulta y sólo dos se han pronunciado en contra. Son los portavoces del Partido Popular y las CUP respectivamente. Ambas formaciones se oponen al referéndum por motivos bien distintos. Mientras los populares abogan por mantener el monumento tal y como está, los asamblearios optan por la retirada de toda la simbología franquista sin excepción.

El nombramiento de Francisco Franco como alcalde honorario y perpetuo de los municipios tarraconenses tuvo lugar el 31 de marzo de 1964, coincidiendo con los actos de celebración de los “25 años de paz”. Los ayuntamientos aprobaron por unanimidad ciho nombramiento y las actas fueron enviadas al palacio de El Pardo un día después. Junto a esta documentación, el dictador recibió los planos del monumento a la Batalla del Ebro que se inauguraría dos años después en Tortosa. El mismo que ahora se somete a debate ciudadano.