Casa Real

Ana Botella renuncia al órgano que gestiona los bienes de la Corona

La exalcaldesa de Madrid seguía siendo invitada por carta a las reuniones de Patrimonio Nacional.

Botella saluda al Rey.

Botella saluda al Rey. Europa Press

Todos los alcaldes de Madrid han formado parte del consejo de administración de Patrimonio Nacional durante su mandato. Salvo la actual, Manuela Carmena. Mariano Rajoy, encargado de proponer al Consejo de Ministros la designación de los miembros del órgano que gestiona los bienes estatales destinados al uso y servicio de la familia real no ha incluido en el elenco de vocales a la regidora de la capital.

Pero la ruptura de esta tradición no acaba ahí. La alcaldesa anterior, Ana Botella, sigue formando parte de este consejo y ha continuado recibiendo la convocatoria a sus reuniones, a las que no ha asistido. Tampoco ha delegado su voto. La popular, extrañada ante las misivas que la siguen invitando a las sesiones de Patrimonio, ha enviado su renuncia por carta al presidente, Alfredo Pérez de Armiñán.

Lo ha hecho pocos días después de que EL ESPAÑOL relatara la anómala composición actual del consejo de administración de Patrimonio Nacional. "Al haber pasado un tiempo prudencial y no haberse producido mi cese, he presentado mi petición formal de renuncia", reconoce Botella a este periódico. "No asistiré a ninguna reunión ni delegaré mi voto, como no lo he hecho desde que dejé de ser alcaldesa", añade.

Ana Botella, Alberto Ruiz-Gallardón y José María Álvarez del Manzano, por ejemplo, fueron incluidos como vocales en Patrimonio Nacional menos de tres meses después de ser elegidos en las urnas. Ha pasado casi un año de la llegada de Carmena a la alcaldía, pero su nombramiento no se ha efectuado.

El quorum, en peligro

El pasado año se modificó la ley que regula Patrimonio Nacional. El número de vocales quedó ampliado de 10 a 13. Permaneció en la norma la previsión de que 2 de estas personas deben ser alcaldes de municipios donde radiquen bienes de esta naturaleza.

Mariano Rajoy no ha movido ficha. No ha sustituido a Botella, pero tampoco a José Luis Fernández-Queijo, exalcalde de El Escorial. Teniendo en cuenta que Mateo Isern, antiguo regidor de Palma de Mallorca, dejó su puesto en el consejo tras lograr escaño en el Congreso, sólo quedarían 8 vocalías activas, el mínimo indispensable para formar quorum.

Además, el presidente en funciones no ha nombrado los tres nuevos vocales que le permite la reciente modificación de la ley.

Algunos movimientos

La inacción en lo relacionado con Carmena, Botella y el exalcalde de El Escorial contrasta con algunos movimientos que sí hizo Rajoy. El pasado julio, el líder del PP cesó a Jaime Pérez Renovales, que regresó al Banco Santander. Para entonces, Carmena ya había sido elegida, pero el Gobierno no reemplazó a Botella.

Tres meses después, en octubre, Rajoy volvió a tomar cartas en el asunto para nombrar presidente a Alfredo Pérez de Armiñán, en sustitución de José Rodríguez-Spiteri.

Además del presidente y de la gerente, sólo quedan operativos 6 vocales ya que, aparte de los tres exalcaldes no sustituidos, Ramos de Armas tuvo que dimitir el pasado enero por el caso de corrupción Acuamed.

Preguntada por la extrañeza que supone que Rajoy no la haya nombrado, Manuela Carmena respondió: "No tengo ni idea".