'Operación City'

Aute, Gemio, Sabina y Montero, clientes del despacho de Madrid desmantelado por la Policía

La UDEF investiga si desde el bufete Nummaria se crearon sociedades offshore para ocultar dinero en Costa Rica. Las personalidades niegan ninguna actividad ilegal.

Aute, Gemio, Sabina y Montero, clientes del despacho de Madrid desmantelado por la Policía

Aute, Gemio, Sabina y Montero, clientes del despacho de Madrid desmantelado por la Policía

La Policía ha dado un duro golpe al despacho de abogados Nummaria en una operación en la que se ha detenido al dueño y a otros tres miembros. Su nombre no es conocido pero detrás hay una auténtica estructura para crear sociedades en el extranjero para desviar fondos, cuya finalidad sería blanquear dinero. Agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía (UDEF) entraron este miércoles en sus oficinas para conseguir la máxima documentación sobre un gran número de clientes que habrían utilizado este despacho para que les crearan sociedades 'offshore'.

Según ha podido saber EL ESPAÑOL de fuentes de la investigación, la función de este despacho es similar a Mossack Fonseca, conocido por los 'Papeles de Panamá'. En el caso de Nummaria, creaba sociedades en Londres y Costa Rica para mover el dinero desde España a la capital británica y de ahí al país latinoamericano. De ahí el nombre de la operación, “City”, por el vínculo del despacho con Londres.

La Policía entró este miércoles en el despacho y se incautó de documentación sobre numerosos clientes. Aparte de crear sociedades 'offshore' también era un despacho fiscalista con numerosos clientes. Entre los nombres que los agentes se han encontrado están el cantante Joaquin Sabina, la periodista Isabel Gemio, el cantautor Luis Eduardo Aute y la escritora Rosa Montero. Todos ellos -excepto Aute que se encuentra en Moscú y no ha podido ser localizado- han negado rotundamente que este despacho haya creado para ellos ninguna sociedad 'offshore'. Todos ellos reconocen que son o han sido clientes de Nummaria pero contratados como asesores fiscales. Todos niegan que les hayan creado ninguna sociedad fuera de España. 

También figura la productora de la serie que emite TVE Cuéntame, Ganga Producciones, cuyo dueño es Miguel Angel Bernardeu, marido de la protagonista de la serie Ana Duato. Puesto este diario en contacto con la productora, aseguran que Ganga Producciones “no ha creado nunca ni ha sido titular de ninguna sociedad offshore en paraíso fiscal alguno” aunque reconoce que es cliente suyo para asuntos fiscales.

Ahora, los agentes deben analizar toda la documentación y estudiar qué clientes han podido utilizar el despacho para ocultar su dinero a la Hacienda española. Por tanto, por ahora no se prevé tomar acciones judiciales contra los clientes que habrían utilizado el despacho para desviar dinero al extranjero y ocultarlo así a la Hacienda española, hasta que la Policía no analice la abundante documentación obtenida de los registros de varios de sus despachos.

270.000 euros por crear una sociedad

Esta operación arrancó por una investigación de la Oficina Nacional de Investigación contra el Fraude (ONIF) de la Agencia Tributaria. Tras varios meses de investigación, la Fiscalía Anticorrupción presentó una querella en la Audiencia Nacional, que recayó en el juzgado de Ismael Moreno. Finalmente, este miércoles la Policía detenía al dueño del despacho, José Luis Álvarez García, junto a otros tres colaboradores.

Los agentes también tenían prevista la detención del considerado por los investigadores como el verdadero cerebro del despacho, Fernando Peña Álvarez, aunque no le pudieron localizar dado que se encuentra en Etiopía. Este asesor fiscal ya fue condenado en 2002 por apropiarse indebidamente de 482.000 euros de cuatro clientes a los que asesoraba en materia fiscal.

Según fuentes de la investigación, el bufete cobraba 270.000 euros por cada estructura 'offshore' creada. Los agentes registraron el despacho de Peña aunque a él no le pudieran localizar. La previsión de los investigadores es que una vez se les tome declaración, los detenidos quedarán en libertad con una citación judicial para acudir ante el juez Moreno a declarar en calidad de investigados -anteriormente imputados-.

Fuentes del caso señalan que este asunto es de gran trascendencia por el número de clientes que habría ayudado el despacho para desviar el dinero al extranjero. Por ahora se ha detectado un fraude por parte del bufete de 15 millones de euros. Los delitos investigados son insolvencia punible, blanqueo de capitales y delitos fiscales.

Esquema opaco para engañar a Hacienda

Las investigaciones se han centrado en torno a la actividad del bufete, que presuntamente habría diseñado y comercializado para sus clientes estructuras societarias opacas al fisco con el fin de defraudar a la Hacienda Pública española. Además, habrían ayudado en algunas ocasiones a sacar el dinero directamente, según fuentes de la investigación.

Las referidas estructuras societarias, que poseen también un ámbito internacional que abarca a varias jurisdicciones fiscales, han permitido crear en favor de los clientes del despacho de abogados (e incluso en favor del propio bufete y sus profesionales) un esquema de opacidad que ha llevado, entre otros fraudes, a la ocultación de la titularidad de rentas y patrimonios que de otra forma hubieran tributado ante la Hacienda Pública española.