Caso Nóos

Matas ofrece su palacete en Palma para reparar los daños causados por los contratos con Urdangarin

La entrega del inmueble valorado en 1,3 millones de euros será considerada automáticamente como atenuante por el tribunal.

Jaume Matas durante el juicio por el caso Palma Arena en 2012.

Jaume Matas durante el juicio por el caso Palma Arena en 2012. AFP/Getty Images

El ex presidente balear se acaba de asegurar una rebaja de su posible condena al entregar su palacete en concepto de responsabilidad civil. Según ha podido confirmar EL ESPAÑOL de fuentes jurídicas, el movimiento de Matas, que se enfrenta a una petición de once años de cárcel, no ha sido fruto de un pacto con la Fiscalía Anticorrupción.Estas fuentes aseguran que ha sido una decisión voluntaria del propio ex dirigente popular, quien ha decidido entregar a la Audiencia Provincial de Baleares su palacete, valorado en 1,3 millones de euros. En concreto, sería la mitad de la finca, sobre la cual pesa una hipoteca de la que queda pendiente de pagar 484.552.39 euros.En su escrito, Matas habla de la entrega por reparación del daño, lo que hace apuntar, según las mismas fuentes, que podría reconocer parte de los hechos de los que se le acusa en el juicio que comienza este lunes por el 'caso Noos'.
Concretamente, se le acusa de haber ordenado que se aprobaran dos convenios de colaboración con el Instituto Noos, dirigido por Iñaki Urdangarín y su socio Diego Torres, sin llevar a cabo ningún expediente administrativo ni llevarlos a concurso, y por lo que se embolsaron 2,3 millones de euros.Con este movimiento, Matas conseguiría ver reducida considerablemente su condena, una vez que cubre una posible responsabilidad civil en caso de ser condenado.

VALORADO EN 1,3 MILLONES DE EUROS

EL ESPAÑOL ya adelantaba en la mañana de este viernes que el histórico líder del PP había presentado un escrito en el que ofrecía el inmueble para resarcir el perjuicio económico producido al Gobierno balear por la adjudicación de los contratos públicos al Instituto Nóos que presidía el exduque de Palma.
Según su escrito, al que ha tenido acceso este periódico, su parte del inmueble está valorada en 1,3 millones de euros. Esta decisión será considerada automáticamente como atenuante ante una posible condena por su participación en el 'caso Urdangarin', en el que se encuentra imputado.
Matas no había cerrado todavía un acuerdo formal con la Fiscalía Anticorrupción ya que no está conforme con todas las acusaciones que el Ministerio Público vierte sobre él, pero decidía dar este primer paso admitiendo su culpabilidad en este asunto.
Matas mantienía conversaciones con Anticorrupción desde hace varios meses y ha ofrecido la posibilidad de colaborar con la Justicia si la Fiscalía no solicita su ingreso en prisión.
Las negociaciones se estancaron ya que el fiscal Pedro Horrach, que planteaba un pacto que afectara a todos los procedimientos en los que está implicado, no está dispuesto a aceptar para el ex presidente balear una pena que no implique su reingreso en la cárcel.