Just eat-La nevera roja

El nuevo gigante de la comida a domicilio online se verá las caras con Competencia

Just Eat compra La Nevera Roja. Entre los dos suman el 90% del mercado de jugadores puros de Internet.

La comida a domicilio, un negocio al alza en España.

La comida a domicilio, un negocio al alza en España.

Eran los primeros días de febrero. Justo un año atrás. La ‘factoría de startups’ alemana Rocket Internet anunciaba lo que se convertiría en una de las grandes operaciones del sector en España. Pagaba 80 millones de euros para hacerse con La Nevera Roja, uno de los grandes de la comida a domicilio online.

Ahora, justo doce meses después, llega la ‘reventa’. El danés Just Eat la adquiere, junto con otras compañías del sector en Italia, Brasil y México, por 125 millones de euros. El resultado: un gigante que controlará el 90% de la cuota de mercado de jugadores ‘puros’ de Internet en España. ¿Monopolio? Eso lo tendrá que decidir la Comisión de la Competencia. Se verán las caras en las próximas semanas. La cuenta atrás ha comenzado.

¿El precio final?

La adquisición se lleva fraguando semanas. Uno de los fundadores de La Nevera Roja, José del Barrio, lo recordaba a este periódico: era una operación en la que estaban implicados otros activos. Y así ha sido. La existencia de ese ‘paquete’ impide conocer, al menos hoy, cuál es el precio final que ha pagado por la compañía creada por José del Barrio e Íñigo Juantegui.

En términos relativos era un negocio mucho más grande y con más sinergias que en el resto de países, donde eran cuasi-testimoniales

El cálculo no es sencillo. Dividir la factura final entre las cuatro compañías daría algo más de 30 millones cada una. Esa cantidad no se correspondería, según explican diversas fuentes del sector, con el precio que se ha pagado. “En términos relativos era un negocio mucho más grande y con más sinergias que en el resto de países, donde eran cuasi-testimoniales”, reconocen fuentes cercanas a la adquirida. Ésta no descarta, no obstante, que haya habido una rebaja sobre el precio pagado en febrero de 2015.

Pese a que esas fuentes apuntan a una evolución negativa del negocio durante el año 2015, el consejero delegado de La Nevera Roja, Íñigo Amorebieta, lo descarta. Señala que en enero de 2016 se han alcanzado las mejores cifras de la historia. “Se ha cerrado con los mejores números de siempre, tanto en ventas como operativamente, mientras que el 2015 se cerró con un crecimiento en pedidos de triple dígito".

Un ‘gigante’ online

Con esta operación, se unen los dos principales actores de la reserva de comida a domicilio en Internet. Según fuentes del sector, la unión de ambos generaría una compañía con más de 6 millones de pedidos al año y unos ingresos de más de 20 millones de euros. Sólo Just Eat España generó en 2014 unas ventas netas, según su cuenta de resultados, de 10 millones, más del doble que un año antes, lo que le permitió lograr números negros (apenas 700 euros de pérdidas).

Just Eat contra Rocket Internet, en bolsa.

Just Eat contra Rocket Internet, en bolsa.

La compradora hoy cotiza en bolsa a un valor de 2.560 millones de euros. Sus ventas en los últimos doce meses (entre junio de 2014 y junio de 2015) fueron de 195 millones. Eso significa que hoy cotiza a un ratio de precio por ventas de 13 veces. Si se extrapolara esa valoración a la compañía resultante de la operación anunciada este viernes, estaríamos hablando, según estas cifras, de una compañía con un ‘valor’ de mercado de en torno a 200 millones.

¿Impide la competencia?

¿Es el resultado un impedimento para la competencia en el sector? Se estima que la cuota de mercado del mercado online superaría el 90%, junto con otros actores menores como Deliveroo y otros. Sin embargo, si se unen a la partida otros jugadores ‘tradicionales’, como grandes compañías de comida rápida (Telepizza, Burger King, Mcdonalds…), el panorama cambia radicalmente.

Es eso justo a lo que se agarran ambas compañías para defender que su unión no representa un ataque contra la libre competencia. Ellos entienden que esta porción ‘digital’ de las nuevas empresas representa una minoría respecto a la entrega de comida a domicilio contratada por teléfono. Y, por tanto, creen que Internet y las empresas que han nacido ahí son un canal más para el mercado.

Tendrá que ser la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) quien dé la luz verde. Según confirman a este periódico fuentes del organismo, como máximo no se alargará más de cuatro meses. Durante el primer mes habrá un estudio de mercado inicial. En caso de que sean necesarias más gestiones, hay una segunda fase que se puede alargar otros dos meses.

En el mercado digital español hay un antecedente cercano en el tiempo. La venta de Milanuncios.com al grupo noruego Schbisted fue analizada a fondo por la CNMC. Y ésta obligó a ceder el negocio de clasificados de motor de la comprada a Autoocasion.com, el portal en manos del Grupo Vocento. Ese informe con el que justificaba las medidas para evitar una situación de monopolio sirvió para hacer una radiografía de este sector en España.

“La pérdida de la marca, una pena”

Al margen de las cuestiones regulatorias, ¿qué ocurrirá con la marca La Nevera Roja? Los antecedentes apuntan a que será absorbida por la compradora, Just Eat. Es lo que le ocurrió a SinDelantal, la compañía fundada por los españoles Evaristo Babé y Diego Ballesteros, que cedió su firma.

“Me llenaría de tristeza si se cargan la marca”, explica a este periódico José del Barrio, quien entiende que la operación tiene “todo el sentido del mundo” para Just Eat. Con ella consolida negocio e incrementa el volumen de usuarios y el potencial de crecimiento en el futuro.

Con marca o sin ella, tendrá que ser la CNMC quien se la primera en pronunciarse. Como mucho, antes del verano se sabrá si Just Eat se hizo demasiado grande en territorio español.