Juegos Olímpicos 2016

Bronca en el boxeo: “Estos bastardos me han robado”

El púgil irlandés Michael John Conlan atacó a la AIBA (Asociación Internacional de Boxeo Amateur) tras perder contra el ruso Vladimir Nikitin en los cuartos de final.

Michael John Conlan, tras el combate de boxeo.

Michael John Conlan, tras el combate de boxeo. Getty Images

  1. Juegos Olímpicos 2016
  2. Río de Janeiro
  3. Boxeo

“Que se joda la AIBA (Asociación Internacional de Boxeo Amateur), son unos malditos tramposos. Todo el tiempo recibiendo sobornos. Estos putos bastardos me han robado”. Esta lindeza, tal cual, la pronunció Michael John Conlan tras caer derrotado en los cuartos de la categoría de 56 kilos de peso gallo. ¿El motivo? Sintió que le robaron en su pelea contra el ruso Vladimir Nikitin. De hecho, tras el combate hizo dos peinetas y después explotó ante los micrófonos.

Ya fuera del ring, cuando volvió a su habitación en la Villa Olímpica, escribió un mensaje dirigido a Vladimir Putin, presidente de la Federación rusa, en el que le acusó de pagar para que su boxeador ganara el combate. “Hey Vlad… ¿Cuánto has pagado?”.

Nacido en Belfast, Michael Conlan heredó el gusto por el boxeo de su padre, John, entrenador, pero también de su hermano Jamie, también púgil. Por tanto, desde pequeño ha soñado con ponerse los guantes y competir. Y así lo hizo en Irlanda, donde llegó a ser campeón en tres ocasiones de peso mosca. Unos resultados que le sirvieron para llegar a Londres 2012 y conseguir un bronce después de caer con el cubano Robeisy Ramírez en semifinales.

Una vez concluidos los Juegos de Londres, Michael Conlan decidió dar el salto al peso gallo y se puso a preparar los Juegos de Río de Janeiro después de ser oro en el Mundial de Doha de 2015. En 14 días disputó siete combates y consiguió la plaza para los Juegos Olímpicos. Pero no ha podido cumplir su sueño. Una polémica decisión arbitral le habría robado la gloria que llevaba esperando desde hace cuatro años. De hecho, tras el combate, llegó a reconocer que nadie debería competir para la AIBA (Asociación Internacional de Boxeo Amateur) y que eran sus últimos Juegos. A partir de ahora dará el paso a profesionales.

Vassily Levit, el otro caso

También hubo sospechas en la final de 91 kilos masculina en la categoría de pesos pesados. Vassily Levit cayó derrotado ante el ruso Evgeny Tischenko, pero éste no se quejó. Todo lo contrario, ante las protestas del público, pidió silencio para su contrincante.

El periódico The Guardian, antes de los Juegos, ya avisó de que podría haber amaños en los combates de boxeo en Río de Janeiro. A esa conclusión llegaron tras hablar con diferentes fuentes que señalaron que los árbitros podrían ser sobornados.