Eurocopa de Fútbol 2016

Los que sí estuvieron a la altura en España durante la Eurocopa

Iniesta, Silva y Morata, únicos jugadores que se salvan de la quema generalizada de la selección. El rendimiento de otros tres (De Gea, Piqué y Jordi Alba) está en cuestión. 

Andrés Iniesta saluda a la afición en el primer partido.

Andrés Iniesta saluda a la afición en el primer partido. Reuters

Se puede hablar de fracaso, de decepción o de lo que quieran. Los adjetivos quedan al servicio del público y las consecuencias -sea en forma de dimisiones o de cambios- llegarán con el tiempo. Aun así, toca hacer balance, repasar lo que se ha hecho mal y salvar a los que sí estuvieron a la altura en España durante toda la Eurocopa. Habrá opiniones en todos los sentidos, pero, ¿quién aprueba en términos generales tras esta eliminación temprana contra Italia en la Eurocopa (2-0)?

ANDRÉS INIESTA

El héroe Joahannesburgo, el guardián del estilo y el eje de todo. Andrés Iniesta volvió a rendir a buen nivel durante esta Eurocopa, como siempre lo ha hecho. Brilló -como todos- en los dos primeros partidos y después resistió ante el bajón generalizado del equipo. Contra Croacia, en el último partido de la fase de grupos, su influencia fue menor merced a la buena presión del centro del campo croata, pero salió airoso de las críticas. Y contra Italia, recuperó, a ratos, la magia. Pero de poco sirvió. Quizás, junto a Silva, fue el más insistente, pero naufragó entre una maraña de defensas italianos.

El centro del campo de la ‘Azzurra’ pudo con Busquets y con Cesc, pero no con él. A sus 32 años, la edad no sirve de excusa para apartarlo. Iniesta, o Don Andrés, como quieran, sigue siendo parte importante de esta selección. No está claro que llegue en el mismo estado de forma a Rusia 2018, pero parece claro que está en condiciones de formar parte de la transición siendo un activo y no un problema. Dependerá, en cualquier caso, del seleccionador. Y, por supuesto, siempre que él esté dispuesto.

DAVID SILVA

Siempre ha sido un buen activo en la selección y, esta vez, ha vuelto a rendir a buen nivel. En general, su Eurocopa merece un reconocimiento. Fue de los pocos que consiguió cierta regularidad en todos los encuentros de España. Ante la ‘Azzurra’ -y junto con Iniesta- fue de los pocos que rindieron a un buen nivel, pero de poco sirvió su 85% de acierto en el pase en este campeonato o sus 3.3 pases claves por partido. A sus 30 años, sigue siendo un activo y sería un error considerar su influencia como parte del pasado y no como un posible bagaje de cara al futuro.

ÁLVARO MORATA

A España le faltaba un ‘9’ y lo encontró personificado en la figura de Álvaro Morata. El delantero del Real Madrid se ha marchado de esta competición tras marcar tres goles (dos contra Turquía y uno ante Croacia). Y además jugando a buen nivel en casi todos los partidos. Contra Italia, una vez más, estuvo a la altura de las circunstancias. Peleó, tuvo alguna ocasión de gol y presionó a la salida del balón. En definitiva, fue de los pocos que respondió físicamente a las exigencias de un torneo como esta Eurocopa.

TRES JUGADORES EN CUESTIÓN

¿DAVID DE GEA?

Se salva, pero con matices. Contra Croacia metió la pata en varias ocasiones, pero ninguno de sus fallos fueron decisivos. De hecho, su Eurocopa, en general, ha sido buena. Mantuvo la portería a cero en los dos primeros partidos de la fase de grupos y salvó a España ante Italia. De no ser por él, lo más probable es que la Roja se hubiera despedido de este torneo tras una goleada, pero su papel le permitió a la selección llegar viva a la segunda parte. Demostró, de algún modo, que es el guardameta que necesita el combinado nacional para el futuro.

¿GERARD PIQUÉ?

En general, su Eurocopa ha sido buena, aunque, obviamente, con matices. Marcó el gol en el primer partido contra la República Checa y salvó a España en varios momentos contra Croacia. Pero, ante Italia, Piqué falló en varias ocasiones: no estuvo atento en el primer gol de la ‘Azzurra’ y Pellé le ganó varias veces en carrera. Obviamente, es parte del futuro de la Roja por muchos motivos: edad (29 años), experiencia y capacidad para seguir comandando la defensa de España. Eso nadie lo duda.

¿JORDI ALBA?

El lateral del Barcelona, en general, estuvo acertado -incluso contra Italia-, pero no ha terminado de ser igual de determinante que en otros campeonatos. Mantuvo la regularidad durante todos los partidos y fue de los pocos que consiguieron desbordar -o al menos intentarlo- en el choque contra Italia. El problema: tuvo que subir demasiado arriba y dejó espacios abajo sin que Piqué y Ramos pudiesen llegar, en muchas ocasiones, a cubrirlo. Es otro de los activos de la Roja de cara al futuro.