Eurocopa de Fútbol 2016

El lío de los terceros: ¿Quién le toca a cada equipo en los octavos de la Euro?

Los emparejamientos no se conocerán hasta última hora debido al complejo sistema ideado por la UEFA para elegir entre los mejores terceros. EL ESPAÑOL trata de explicarlo. 

  1. Eurocopa de Fútbol 2016

Es el momento de mirar los grupos, ver qué posibilidades tiene cada selección de meterse en octavos de final e intentar adivinar los cruces. El problema, en este caso, es que no es sencillo. La Eurocopa de 24 selecciones tiene muchas virtudes, pero también una grave carencia: el sistema ideado por la UEFA para decidir a quién se enfrentan los mejores terceros es entre farragoso y complicado. En EL ESPAÑOL intentamos explicarlo.

PRIMEROS Y SEGUNDOS

Esto funciona como en cada torneo: las dos primeras selecciones de cada grupo se clasifican directamente en función de los puntos obtenidos. ¿Y en caso de empate de dos o más equipos? La organización mirará, por orden: el goalaverage particular, después el goalaverage general, la conducta Fair Play (es decir, el número de amarillas-rojas en el torneo) y la posición en el ránking de coeficientes de la UEFA al inicio de la Eurocopa.

EL LÍO DE LOS TERCEROS

El sistema de clasificación de los terceros es el mismo, pero con una salvedad: sólo jugarán los octavos los cuatro mejores. ¿Y cómo se elige a unos u a otros? Con criterios parecidos a los que se utilizan para elegir a los primeros y segundos. Por orden: mayor número de puntos obtenidos, diferencia de goles y más tantos marcados, la conducta Fair Play y la posición en el ránking de la UEFA.

El lío, no obstante, viene cuando se trata de ver adónde va cada uno de los terceros. Para ello, lo mejor es explicarlo mirando dos tablas. La primera de ella, la que adjuntamos aquí abajo.

Tras ver la tabla, pueden observar cómo hay terceros que podrían enfrentarse con uno u otro rival sin que se aclare el motivo ¿Y qué criterios utiliza la UEFA? La máxima institución del fútbol europeo se basa en una tabla en la que se pueden observar las diferentes combinaciones posibles, lo que, por otra parte, es un aliciente, pues no se conocerán los emparejamientos hasta el final.

Gracias a esta tabla, cualquier aficionado puede consultar los emparejamientos. Pero para ello tendrá que esperar hasta el final. De hecho, es posible que España, ya clasificada, no sepa quién es su rival hasta que se hayan disputado todos los partidos, algo que ocurre por primera vez en una Eurocopa.