La guerra del deporte español

La juez no admite la querella de Villar contra Cardenal

La denuncia por prevaricación del presidente del fútbol español contra el secretario de Estado para el Deporte no seguirá bloqueando la decisión del TAD sobre el expediente a Villar.

Villar y Cardenal

Villar y Cardenal EFE

El juzgado de instrucción número 10 de Madrid no ha admitido a trámite la querella interpuesta por el presidente del fútbol español, Ángel María Villar, contra el secretario de Estado para el Deporte, Miguel Cardenal, por la propuesta de apertura de expediente en su contra hecha por el Consejo Superior de Deportes, que lleva más de dos meses bloqueado en el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD).

Cardenal, por tanto, no tendrá ni siquiera que ir a declarar para defenderse de la acusación de prevaricación (dictar una resolución injusta a sabiendas) que solicitó el presidente de la RFEF. EL ESPAÑOL ha podido saber que las partes ya han sido notificadas de esta decisión, que permite al Tribunal Administrativo del Deporte avanzar hacia una decisión sobre un expediente que, de abrirse, podría llegar a desembocar en la inhabilitación de Villar, máximo dirigente del balompié nacional desde 1988.

La solicitud de apertura de expediente se fundamenta en actuaciones federativas irregulares en el 'caso Recreativo de Huelva' y 'caso Mariño'. El TAD tenía previsto afrontar una votación muy reñida para decidirse sobre el citado expediente en las últimas semanas, pero la recusación de varios de sus miembros, tanto por la Liga de Fútbol Profesional como por la RFEF, retrasa una decisión muy esperada en un proceso que encarna la guerra abierta desde hace un tiempo en el deporte español.