FC BARCELONA

Un espía llamado Sandro Rosell

Facturas obtenidas por EL ESPAÑOL demuestran que el Barça también contrató a la agencia de detectives Método 3 durante su mandato, y no sólo con Joan Laporta.

Un espía llamado Sandro Rosell

Un espía llamado Sandro Rosell Getty Images

  1. Espionaje
  2. FC Barcelona
  3. Sandro Rosell
  4. Mediapro
  5. Justicia
  6. Querellas
  7. Jaume Roures

La querella criminal de Jaume Roures, presidente de Mediapro, contra el ex presidente del Barcelona Sandro Rosell y el propio club por espionaje industrial amenaza con desvelar vergüenzas ocultas en las profundidades de la institución deportiva catalana por excelencia. En la rueda de prensa que concedió para presentar la denuncia, Roures se despachó a gusto contra Rosell (en su opinión un ser “miserable y mezquino”) y llegó a afirmar que “hablamos de alguien [Sandro Rosell] que se ha pasado tiempo hablando de espionaje, cuando era él quien espiaba a los demás sistemáticamente. [...] Esperamos que salga toda la mierda y que quede retratado el personaje y su entorno, que la gente se quite la venda de los ojos", dijo el empresario en su intervención.

Las palabras del dueño de Mediapro parecen respaldadas por hechos. EL ESPAÑOL ha tenido acceso a un documento en exclusiva, aportado por los abogados del FC Barcelona, relativo al caso que se tramita en el Juzgado de Instrucción número 24 de Barcelona contra dos de sus ex directivos por la contratación, con dinero del club, de informes de investigación a la agencia de detectives Método 3.

Sorprende, sin embargo, que entre las facturas aportadas por el club se encuentran algunas de los días 8, 9, 13, 20 y 25 de septiembre y del 3 de noviembre de 2010, cuando el club ha insistido siempre en que las polémicas investigaciones se realizaron durante la época en que lideraba la institución Joan Laporta. Sandro Rosell fue el 39º presidente del Barça y estuvo en el cargo desde el 1 de julio de 2010 al 23 de enero de 2014: las facturas significan que el club contrató durante su mandato a la agencia de detectives Método 3 (la misma a la que él mismo acusó posteriormente de haberle espiado).

EL ESPAÑOL se ha puesto en contacto con Francisco Marco, director de la agencia de detectives Método 3, que ante el sorprendente descubrimiento ha declinado hacer declaraciones y se ha limitado a señalar que “Método 3 jamás ha hablado o habla sobre sus clientes. Si algo hemos demostrado durante todos estos años es que, aunque se nos presione policial, política y judicialmente jamás desvelamos el nombre de nuestros clientes, y por eso seguimos siendo un punto de referencia entre los detectives privados”.

Giro en las investigaciones

La revelación podría dar un vuelco a las investigaciones del Juzgado de Instrucción 24. El Barça ha acusado a dos ex directivos, Joan Oliver y Xavier Martorell, de la contratación de informes de investigación ajenos a los intereses del club. No obstante, este periódico ha tenido acceso a la declaración judicial, como testigo, que realizó el propio Francisco Marco el 10 de noviembre de 2014 en dicho juzgado. A preguntas del Ministerio Fiscal sobre el tipo de investigaciones que realizó para el Barça, el detective aseguró que “se han realizado el mismo tipo de investigaciones para las dos juntas directivas”, en referencia a las de Rosell y Laporta.

Si Sandro Rosell contrató a Método 3 para realizar informes “de investigación” idénticos a los de la era Laporta, ¿cómo le pone una querella y se presenta como víctima de los espionajes? En declaraciones efectuadas en junio de 2013, durante su etapa como presidente barcelonista, Rosell dijo: “Es muy grave que lo hayan hecho [investigaciones con detectives] desde el club con gente de fuera, y aún más que se haya investigado a todos los empleados del club. El Comité de Empresa está muy molesto y llegaremos hasta el final para salvar el honor de todos nuestros empleados. Queremos informar a nuestros socios sobre qué se ha hecho con su dinero".

"Aficionado a espiar"

EL ESPAÑOL ha preguntado a Francisco Marco por qué no ha dicho nunca que en la etapa de Sandro Rosell también se contrató a Método 3, dado que le hubiese beneficiado probablemente tanto mediática como judicialmente, y contestó que “aunque he tenido que escuchar verdaderas barbaridades por parte del señor Rosell, que es muy aficionado a espiar a la gente (tal y como se comprueba ahora con la querella de Roures), jamás hablaremos sobre ningún tipo de investigación que hayamos realizado para el Barça, sea con una Junta o con otra, nos beneficie o no mediáticamente".

"En el ADN de un detective solo cabe mantener los secretos de sus clientes y callarlos", continúa Marco. "Y aunque es obvio que Sandro Rosell usó políticamente a Método 3 contra Laporta, no somos nosotros quien debemos atacar al señor Rosell. Al final el tiempo pone a cada uno en su sitio, a nosotros el Juzgado de Instrucción 24 nunca nos ha investigado, somos meros testigos, y ahora otro juzgado investigará a Rosell por espiar supuestamente a Roures. Con eso me quedo”.