Vuelta a España

Cinco razones para no dar la Vuelta por sentenciada

Chris Froome y el Sky se han llevado un duro golpe en la etapa con meta en Formigal, pero con una semana por delante hay muchas razones para pensar que la carrera sigue estando viva.

15 ETAPA

15 ETAPA Agencia EFE

  1. Vuelta a España
  2. Nairo Quintana
  3. Chris Froome
  4. Alberto Contador

Después de Formigal queda la semana mediterránea de la Vuelta. En las tierras levantinas se va a decidir la suerte de esta carrera que, tras el vuelco de ayer, más de uno podría pensar que está vista para sentencia. Pero lo cierto es que dar la carrera por acabada es poco menos que una temeridad cuando estamos hablando de un equipo como Sky y un corredor de la talla de Chris Froome. Y hay muchas razones para pensar que la carrera, pese al importante golpe que le ha dado Quintana en esta última jornada de Pirineos, sigue estando viva.

Una crono en desventaja

Froome ha perdido 2’42” en Formigal. Y prácticamente es lo que se espera que recupere en la contrarreloj de Calpe. Todo lo que esté por encima de eso es una ganancia extra que le puede acercar mucho al maillot rojo. Después de la crono, además, sólo hay un día en el que habrá que jugarse el todo por el todo. Aitana será el juez final, y seguro que Froome no va a dejar de atacar en una cima larga donde el tiempo, para el que está débil, cae deprisa. Y Valverde puede dar fe de ello por lo visto ayer en el Aubisque.

Froome, a devolver el golpe

Esto que ha pasado hoy con Froome puede pasar dentro de unos días, pero el perjudicado puede ser Nairo. Sky tiene equipo para formar una buena escabechina en cualquier etapa donde el viento sea protagonista. El propio Quintana da por hecho que los británicos “se van a mover” y Movistar tendrá que estar atento. Desde luego, Sky buscará el mínimo resquicio para devolver el golpe.

Mas de la Costa, un final propicio

Es de esperar que en la empinadísima cuesta castellonense –otra más estilo Ézaro- haya otro duelo dirimido por unos cuantos segundos. Pero lo cierto es que este tipo de finales es mejor para Froome que para Nairo. El británico ganó en Peña Cabarga y Ézaro sobre el colombiano, mientras que Quintana le sacó tiempo –en parte por un error de precipitación de Froome- en la Camperona. En cualquier caso, estos esfuerzos cortos y tan explosivos han sido mejores hasta ahora para el ciclista del Sky.

Contador no ha dicho su última palabra

El madrileño está ahora mismo a 4’02” de Nairo. Ganar la Vuelta se antoja imposible para él, salvo que en la última semana adquiera ese punto más que hasta ahora no ha tenido y pueda estar en los tiempos de Froome en la crono y jugársela fuerte en Aitana. Lo que sí es un hecho es que no se va a quedar quieto, como ya ha demostrado en Formigal. No va a ganar la Vuelta, pero sí que puede determinar quién es el ganador final mientras sigue esa costumbre tan suya de morir matando. Que, por cierto, le puede dar al final un sitio en el podio. Lo tiene a sólo cinco segundos de Esteban Chaves.

Sky, más fresco que Movistar

La polémica –aunque esperada- decisión de los jueces de repescar a los 91 corredores fuera de control es beneficiosa para Sky frente a Movistar. Los coequipiers de Froome van a estar mucho más frescos que sus rivales del cuadro telefónico tras haberse dejado llevar muchísimo en el último tercio de la etapa. Mientras, los hombres de Nairo sí han hecho hoy una verdadera competición. Ese día de recuperación se va a notar en las piernas, aunque es de esperar que la etapa de Peñíscola también sea un día tranquilo para los equipos que pelean la general.

En cualquier caso, hay que ser cauteloso a la hora de dar por cerrada una carrera como la Vuelta. El de hoy, es cierto, ha sido un golpe de mano importante de Nairo Quintana y Movistar. Pero Froome no se va a rendir, y los actores secundarios van a jugar también un papel importante en el que quizás no se hagan con el maillot rojo, pero sí pueden decidir quién lo termina portando en Madrid. Esto está lejos de haber acabado.