Euroliga de baloncesto

El Madrid quiere aparcar su fobia visitante en Europa

Se enfrenta al Baskonia este viernes habiendo perdido siete de 11 partidos a domicilio, peor registro de las últimas cuatro temporadas.

  1. Euroliga de baloncesto
  2. Real Madrid de baloncesto
  3. Baskonia
  4. FC Barcelona baloncesto
  5. Competiciones

Múnich, Moscú (Khimki), Bamberg y Kaunas. Éstas son las únicas salidas que el Real Madrid ha culminado con victoria en la presente temporada de la Euroliga. En sus demás compromisos como visitante, ha caído derrotado hasta siete veces de 11 posibles. Es decir, los hombres de Pablo Laso pierden un 63% de los partidos que disputan fuera de casa en Europa. Se trata de su peor estadística a domicilio de las últimas cuatro temporadas continentales. Y los datos tampoco parecen estar del lado de los blancos este viernes ante el Baskonia (20:30, Canal+ Deportes), ya que el Madrid no gana en Vitoria desde febrero de 2014.

El vigente campeón europeo ya empezó la defensa de su título mostrando muchas dudas al jugar lejos de su público. Perdió cuatro de los cinco partidos foráneos que afrontó en la fase regular, lo que complicó su presencia en el actual Top 16. Finalmente, se clasificó, y la situación mejoró al inicio de esta ronda, ganando tres de sus cuatro primeros compromisos como visitante (sólo cayó ante el CSKA). Sin embargo, las últimas derrotas ante Barça y Olympiacos ponen de nuevo en la picota al Madrid.

El equipo ha tenido que sacar la calculadora para pensar en clave playoffs y, de paso, ha vuelto a dejar en evidencia un registro fuera de casa mucho menos lustroso que años atrás. Sin ir más lejos, los blancos tan sólo sumaron cuatro derrotas en 12 partidos foráneos entre fase regular y Top 16 el curso pasado. En la temporada 2013-2014 fueron tres de 12 (invictos en primera fase), mientras que en la campaña 2012-2013 cayeron cinco veces de 12 posibles. En esta última, por cierto, el Top 16 estrenó formato con más equipos y partidos.

¿Cuáles están siendo los grandes hándicaps del Madrid a domicilio en lo que va de curso europeo? Claramente, el rebote y el porcentaje de acierto en triples, dos de las principales armas de su juego: octavo en la primera categoría (34.18 capturas por encuentro) y duodécimo en la segunda (35% de acierto). A esto se le añade el hecho de que los blancos siguen contando con la segunda peor defensa de la Euroliga (83.8 puntos encajados de media).

Así, ya hay tres explicaciones para una crisis con gran culpa de que los blancos atesorasen un 50% de victorias en la fase regular (5-5) y también en lo que va de Top 16 (6-6). Son los mismos argumentos que, si se vuelven a favor del Madrid, pueden darle el triunfo en Vitoria.

El resurgir del Baskonia

Aunque el Madrid es el segundo equipo que más anota a domicilio en esta Euroliga empatado con el Efes (81.73 puntos de media), se enfrenta a un Baskonia que le secó en Madrid. Los 68 puntos logrados en aquella derrota (77 de los vascos) suponen su tercera peor anotación del presente curso europeo. Además, el 23.08% de acierto en triples que promediaron los de Laso entonces supone su segundo peor dato de la temporada continental hasta la fecha.

La transformación del conjunto dirigido por Velimir Perasovic resulta patente a ojos de cualquiera. Han pasado de sumar 11 victorias por 13 derrotas en la temporada 2014-2015 (eliminados en el Top 16) a presentar un balance de 14 victorias y 8 derrotas por ahora esta campaña. Con el añadido de haber conseguido 10 de ellas en el Fernando Buesa Arena de Vitoria y de tener los playoffs a tan sólo un triunfo de distancia.

Como no podría ser de otra forma, la gran amenaza del Real Madrid este viernes vuelve a ser un viejo conocido: Ioannis Bourousis. El griego es el segundo mejor jugador de la Euroliga en estos momentos (21.8 de valoración), a la par que su mejor reboteador (9.4 rebotes por partido) y quinto máximo anotador (14.5 puntos de media). Traducido únicamente al Baskonia, es el mejor jugador, anotador y reboteador de su equipo. Aun así, pasó algo más desapercibido que en la ida liguera y en la Copa en el anterior duelo europeo de ambos conjuntos (7 puntos y 14 rebotes).

El juego interior tendrá un protagonismo fundamental en el encuentro, como ratifica otro gigante: Gustavo Ayón. El mexicano, aunque lastrado por sus problemas físicos en una mano, promedia 12.3 puntos y ocho rebotes en Europa. Es el segundo mejor reboteador del torneo justo por detrás de su excompañero Bourousis. También será importante el papel que puedan desempeñar Reyes, Nocioni o Lima ante Davis Bertans, Kim Tillie e Ilimane Diop, uno de los protagonistas de la ida.

Quien controle el rebote (se enfrentan primer y cuarto máximo reboteador de la Euroliga) tendrá mucho ganado. Bien lo sabe el Baskonia, con 48 capturas (su tope europeo este curso) en el Palacio de los Deportes. Además, el Madrid no sabrá hasta el último momento si Willy Hernangómez y Trey Thompkins son de la partida. Uno por sus molestias físicas en la rodilla y el otro por una gastroenteritis que le ha mantenido apartado de los entrenamientos toda la semana.

En el encuentro se librará otra batalla interesante en el perímetro. Especialmente, en lo que respecta a los bases. El uno contra uno entre los Sergios, Darius Adams y Mike James se presenta apasionante, con la duda de otro jugón más como Fabien Causeur hasta última hora. Todos se encuentran entre los máximos anotadores y pasadores de Madrid y Baskonia. Dos aspectos, los puntos y las asistencias, donde los madrileños superan a los vascos (segundos en ambas categorías frente a la cuarta y decimoquinta plaza del Baskonia).

Con otros jugadores también dispuestos a ser protagonistas (Carroll, Hanga, Maciulis, Blazic, Rivers…), ambos equipos saltarán a la cancha con su porvenir marcado. El Baskonia ya está en cuartos de final al perder tanto Brose como Olympiacos este jueves. Tendrá la ventaja de campo asegurada aun perdiendo por más de ocho puntos y puede ser primero de grupo ganando sus dos partidos restantes y con una derrota del CSKA ante Olympiacos.

Por su parte, el Madrid ha pasado a depender de sí mismo gracias a las victorias de Barça (75-57 ante Brose) y Khimki (98-66 contra Olympiacos). Se clasificará sí o sí ganando sus dos partidos y (casi) también ganando sólo al Khimki. Venciendo únicamente la semana que viene, sería cuarto del grupo F, pero aún podría ser segundo o tercero. ¿Cómo? En el primer caso, recuperando el average ante el Baskonia (victoria por nueve o más puntos) y con una derrota de los vascos ante el Brose y del Barça ante el Zalgiris. En el segundo, triunfando en Vitoria y contra el Khimki y, de nuevo, con un tropiezo azulgrana.

Sin embargo, un triunfo ante el Baskonia y una derrota en casa ante los rusos supondría la eliminación del campeón. Lo mismo sucedería si la victoria ante el Khimki llega precedida del octavo tropiezo a domicilio y se da la circunstancia de que caen a la vez Barça (Zalgiris), Brose (Baskonia) y CSKA (Olympiacos) en la última jornada. Con lo cual, jugárselo todo a la carta del Palacio de los Deportes puede resultar una baza más que peligrosa.

A estas alturas de la película, las especulaciones quedan en un segundo plano. Este viernes, a ambos lados de la pista del Buesa Arena sólo importará ganar. “No vale prepararte durante todo el año para una carrera de 100 metros si luego cuando llega el día no corres”, sentencia Pablo Laso. El primero que busca decantar la balanza del lado de su Real Madrid, a domicilio y en cuanto a triunfos, en este Top 16. Aunque para ello tenga que enfrentarse a su mismísimo pasado.