EUROLIGA

El Madrid agota todas sus vidas europeas ante Olympiacos

La derrota en Grecia (99-84) prácticamente le obliga a ganar sus dos encuentros restantes del Top 16 (con uno también podría valerle) para estar en playoffs. Aun así, ya no depende de sí mismo.

Spanoulis intenta escaparse de Llull durante el Olympiacos-Madrid.

Spanoulis intenta escaparse de Llull durante el Olympiacos-Madrid. EFE

  1. Euroliga de baloncesto
  2. Real Madrid de baloncesto
  3. Olympiacos BC
  4. Grecia
  5. Competiciones

La penúltima vez que el Real Madrid ganó en El Pireo, Walter Szczerbiak y Wayne Brabender se combinaban para anotar 67 puntos entre los dos (36 y 31 respectivamente). En la última, Boza Maljkovic entrenaba al conjunto blanco, donde aún militaban Louis Bullock (18 puntos entonces) y Antonio Bueno (13). Además, Felipe Reyes no fue de la partida. 11 años después, el Pabellón de la Paz y de la Amistad es de todo menos pacífico y amistoso para un Madrid que no ha vuelto a saber lo que es ganar en territorio del Olympiacos. Vuelve de Grecia con triple disgusto: ni victoria (99-84) ni basket average (perdido al caer por 15 puntos) ni apenas margen de error en la Euroliga.

Ahora mismo, el grupo F de la máxima competición europea es un “sálvese quien pueda” en toda regla. El porqué radica en que hasta cinco equipos (Barça, Real Madrid, Olympiacos, Brose Baskets y Khimki) están empatados con idéntico balance: 6-6. Lo cual significa que, con CSKA clasificado y Baskonia muy encaminado a hacer lo propio, quedan dos billetes en liza para el Top 8 y demasiados competidores para los mismos. En el caso del Madrid, prácticamente se acabó el fallar si quiere seguir intentando revalidar título. Podría quedarse fuera aun ganando en Vitoria y al Khimki en casa, aunque también podría clasificarse con un solo triunfo. Y los empujones van a estar a la orden del día para conseguirlo.

Quedó demostrado en el partido de este viernes. Ya arrancó con malas sensaciones visitantes en los dos principales factores que explican la derrota del Madrid: el juego interior y el acierto exterior. Los blancos se vieron superados una y otra vez bajo tableros por las torres del Olympiacos. Printezis se lució especialmente (17 puntos) y los americanos Hunter y Warrick también tuvieron sus minutos de incidencia. Tantos mates y alley-oops locales no eran buena señal, incluido un póster del excompañero de Pau Gasol en Memphis Grizzlies sobre Gustavo Ayón.

Llull intenta escaparse de Spanoulis en el Olympiacos-Real Madrid.

Llull intenta escaparse de Spanoulis en el Olympiacos-Real Madrid. EFE

Pero la pintura no sólo fue coto privado del Olympiacos en ataque, sino también en defensa, gracias a una diferencia abismal entre ambos equipos en el rebote: 44 griegos por 30 de los blancos, con concesiones especialmente sangrantes en las segundas oportunidades (17-9). La parcela ofensiva no resultó el fuerte del Madrid tampoco en ataque. La mejoría con respecto a lo mostrado en Tenerife fue mínima y el esquema de juego volvió a obcecarse en el triple, últimamente enemigo número uno de los blancos.

Tirando del “quien a triple mata, a triple muere”, los hombres de Laso perecieron en Grecia siendo fieles a sus principios. El perímetro les ayudó a igualar las cosas cuando los locales amenazaban con su primera escapada seria en el marcador. También a intentar una remontada que nunca dejó de estar cuesta arriba cuando Olympiacos ya amasaba más de 20 puntos de renta. Y, por último, a la búsqueda del average para tener algún consuelo en una noche para olvidar. Pero no hubo vuelco al electrónico, regreso al encuentro o diferencia salvable que acabase con el hastío del Madrid.

Los Sergios, Carroll y Rivers, que arregló a última hora un partido poco afortunado, capearon el temporal como buenamente pudieron. Había difícil solución con Mantzaris convirtiendo en canasta cada balón que le llegaba en el 6.75 (19 puntos con 6/6 en triples). También con Spanoulis apuntándose a la fiesta a última hora (18) y un arbitraje quizá demasiado casero en ciertos momentos del encuentro. Esto último no servirá como excusa a un Madrid que se afanó en hacer sus deberes continentales demasiado tarde.

Para cuando el reloj/termómetro del equipo (Nocioni) quiso entrar en el partido, hacía mucho que todo estaba visto para sentencia. El pabellón de las dos mentiras no pudo ser asaltado por la redundancia del Madrid en su (negativa) sinceridad. No estuvo fino para conseguir más triples, rebotes o asistencias que el rival. Ahora mismo, tampoco lo está para merecer un puesto entre los ocho mejores equipos de Europa. En un grupo tan loco como éste, eso aún puede cambiar, aunque las concesiones se acaban de terminar.

Ficha técnica

99 - Olympiacos (23+30+20+26): Spanoulis (18), Mantzaris (19), Papanikolaou (8), Printezis (17) y Milutinov (4) -equipo inicial- Johnson (3), Hunter (5), Warrick (8), Hackett (5), Papapetrou (7) y Strawberry (5).

84 - Real Madrid (17+16+21+30): Llull (17), Carroll (11), Maciulis (6), Reyes (6) y Ayón (7) -cinco titular-, Rivers (17), Fernández (-), Rodríguez (11), Lima (-), Taylor () y Nocioni (9).

Árbitros: Fernando Rocha (POR), Sasa Pulka (SLO) y Milija Vojinovic (SER). Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente a la duodécima jornada del 'Top 16', Grupo F, de la Euroliga disputado en el pabellón de la Paz y la Amistad de Atenas ante 11.640 espectadores.