Real Madrid de baloncesto

Thompkins, Taylor y Ndour, fichajes que no suman

Luka Doncic ha sido el mejor entre los nuevos jugadores blancos, con un impacto menor del esperado en la mayoría de casos.

Jeffery Taylor entra a canasta ante Ioannis Bourousis en el Baskonia-Real Madrid.

Jeffery Taylor entra a canasta ante Ioannis Bourousis en el Baskonia-Real Madrid. EFE

  1. Real Madrid de baloncesto
  2. Luka Doncic
  3. KC Rivers
  4. Competiciones
  5. Deportes

En la irregularidad que persigue a la sección de baloncesto del Real Madrid en este primer tramo de la temporada, el discutible rendimiento de los fichajes juega un papel fundamental. Sólo Luka Doncic, debutante la pasada temporada pero integrante del primer equipo a todos los efectos a partir de esta campaña, ha protagonizado alguna actuación realmente destacable.

El resto de altas blancas no han conseguido levantar grandes expectativas. Su concurso, más dado al pesimismo, ha llevado a echar en falta a algunos de los jugadores que causaron baja en las filas de Pablo Laso durante el verano. Y la nostalgia no ha sido flor de un día.

¿Cómo ha sido el periplo recorrido por cada una de las nuevas caras blancas hasta el momento? ¿Qué tal les va a los jugadores que se despidieron del Madrid al término del pasado curso? He aquí las respuestas.

Jeffery Taylor. Alero, 2.01 metros, 26 años

El jugador estadounidense, nacionalizado sueco, está dando una de cal y otra de arena en la cancha. Tan pronto adquiere liderazgo en ataque, con protagonismo a partir del tiro exterior y de penetraciones explosivas (muchas de ellas en forma de mate), como pasa totalmente desapercibido.

La intermitencia del que estaba llamado a ser el sustituto de KC Rivers en el perímetro blanco ha llevado incluso a que el susodicho jugador regrese al Madrid. A Taylor no le ha ayudado comenzar el curso más tarde que el resto debido a sus problemas físicos, que le hicieron debutar a finales de octubre. Tampoco su desempeño defensivo, que no ha ayudado a olvidar, por ejemplo, el habitual buen trabajo atrás del ahora lesionado Rudy Fernández.

Las mejores actuaciones del exterior llegaron ante Gran Canaria en ACB (17 puntos) y Estrasburgo en Euroliga (21). Aun así, las sombras han sido mayores que las luces en sus promedios de 8.5 puntos, 1.9 rebotes y 0.6 asistencias en 20 minutos de juego. La explosividad que se esperaba de Jeff Taylor aún se encuentra demasiado verde como para relucir.

Trey Thompkins. Ala-pívot, 2.08 metros, 25 años

El interior norteamericano quizá sea la mayor decepción de entre todas las incorporaciones hechas por el Madrid en verano. Quien llegara a la capital española con la vitola de mejor reboteador de la pasada Euroliga ha flaqueado precisamente en el aspecto defensivo. Se trata de un hándicap que pesa demasiado en el juego de Thompkins ahora mismo.

La situación es distinta en ataque, donde el ex del Nizhny Novgorod ruso ha demostrado una interesante polivalencia en varios encuentros. Con un rango de tiro que abarca tanto la zona como el arco del triple, Thompkins ha dejado algunas actuaciones notables en lo ofensivo. Su máxima fueron los 15 puntos logrados ante Tenerife en ACB, mientras que en Euroliga llegó a acumular tres partidos consecutivos anotando más de 10 puntos.

Trey Thompkins aleja el balón de su defensor en el Obradoiro-Real Madrid.

Trey Thompkins aleja el balón de su defensor en el Obradoiro-Real Madrid. ACB Photo

Sin embargo, sus malos números ante la propia canasta están pesando más en el imaginario colectivo. Incapaz de capturar 10 o más rebotes en lo que va de curso, las desconexiones han sido recurrentes para Thompkins a partir de sus dificultades atrás. Los 7.7 puntos y 4.2 rebotes por partido que promedia en 18 minutos distan mucho de resultar tan decisivos como lo fueron en tierras rusas el curso pasado (14.5 puntos y 8.1 rebotes en 27.5 minutos).

La llegada de Rivers, que ya le ha sacado de una convocatoria en ACB, y las lesiones tampoco han ayudado al nuevo interior blanco a adquirir para sí el protagonismo que tuvo en su primera experiencia europea. En estos momentos, Thompkins parece más fuera que dentro de este Real Madrid a no ser que su rendimiento mejore de forma ostensible.

Luka Doncic. Base, 1.98 metros, 16 años

A pesar de su corta edad, el jugador esloveno ya ha demostrado tener mucho potencial con el balón en las manos. Tras ser el Jugador Más Valioso (MVP) de la pasada Euroliga junior, ha aterrizado en el primer equipo del Madrid para quedarse. Sueña con marcar una época, como ya hizo en las filas de las categorías inferiores blancas, y lo ha demostrado en más de una ocasión este curso.

Su momento culmen tuvo lugar en Bilbao. Allí, el descaro de Doncic (15 puntos y seis rebotes, con 4/7 en tiros de dos y 2/3 en triples) resultó clave para que el Madrid resolviera un comprometido partido ante el conjunto local. También tuvo cuota de protagonismo en Euroliga, con su concurso y el de su buen amigo Willy Hernangómez preparando el posterior triunfo del Madrid ante el Fenerbahçe en el Palacio.

Aunque no ha tenido minutos en varios partidos y con la (lógica) bisoñez jugándole alguna que otra mala pasada, Doncic ha sido la nota más afinada entre las nuevas del Madrid. Le queda mucho camino por recorrer, pero la mayoría de sus pasos (4.6 puntos, 2.3 rebotes y 2.1 asistencias en 13.7 minutos, con un 63.6% de efectividad en tiros de dos) van en la dirección correcta.

Willy Hernangómez. Pívot, 2.10 metros, 21 años

No hay duda de que el canterano madridista es una de las grandes promesas de futuro del baloncesto español. Sin embargo, en el Madrid no cuenta con tantas oportunidades como en Sevilla, donde militó las dos últimas campañas con bastante éxito. Su debut con la selección absoluta en el pasado EuroBasket es una buena muestra de ello.

El mayor de la pareja de hermanos de la que tantas alegrías se presuponen ha pasado de 19 a 11 minutos de juego. Por tanto, su incidencia en la pista se ha reducido, con Reyes, Ayón, Thompkins e incluso Ndour por delante de Hernangómez en la rotación interior del Madrid. Le está costando ganarse un hueco en el equipo blanco y ha habido varios partidos en los que, aun estando sano, no ha disputado ni un solo minuto.

Incluso se ha rumoreado una posible cesión del jugador a Murcia a cambio de Augusto Lima, fichado por el Madrid en verano. Precisamente, el equipo contra el que Willy Hernangómez cuajó uno de sus mejores partidos del curso, con 14 puntos y siete rebotes. Con minutos, ha dejado algunos detalles de la calidad que atesora. No le queda otra que aprovechar al máximo posible cada oportunidad que se le presente y seguir creciendo, con unos números de 5.2 puntos y 3.7 rebotes en 11 minutos de juego.

Maurice Ndour. Ala-pívot, 2.06 metros, 23 años

Su llegada a mediados del pasado diciembre no ha servido para aportar mayor solidez al juego interior del Madrid. El senegalés no ha destacado especialmente en ningún aspecto como jugador blanco, con hechuras claras de parche más que de revulsivo en la zona.

Con mucho por mejorar, el partido más sobresaliente de Ndour tuvo lugar ante el Baskonia en la última jornada de la ACB. En Vitoria consiguió siete puntos y cinco rebotes en los 15 minutos durante los que compitió, mostrándose algo más lúcido que en los anteriores compromisos.

Los 2.3 puntos y 1.6 rebotes en 7.5 minutos promediados hasta la fecha por el africano dan fe de su papel testimonial en el equipo. Ayón y Reyes consumen la mayoría de juego en la pintura ante las dudas generadas por el resto de interiores del Madrid. Y Ndour no es una excepción.

KC Rivers. Alero, 1.96 metros, 28 años

Acaba de regresar al equipo, pero de momento ha resultado ser la sombra del jugador que dominaba el perímetro en el Bayern de Múnich. Ni que decir tiene que su protagonismo no es el mismo en el Madrid, pero se espera mucho más de Rivers que lo visto en los primeros encuentros tras ser repescado.

El estadounidense está llamado a protagonizar un rol secundario, aunque en su vuelta a España se le ha visto menos atinado en el tiro que de costumbre. Su 0/3 desde el triple ante el Baskonia resultó decepcionante, más cuando el juego desde el perímetro está resultando un quebradero de cabeza antes que bendición para el Madrid en los primeros meses de competición.

Su dulce semifinal continental ante Fenerbahçe el curso pasado o el buen desempeño ante los blancos cuando aún militaba en las filas del Bayern son referencias inmediatas para los aficionados. Ése es el nivel que se espera de Rivers, quizá también contagiado de la ansiedad que parece acompañar a la mayoría de fichajes del Madrid esta temporada.

KC Rivers intenta lanzar a canasta durante el Real Madrid-Brose Baskets.

KC Rivers intenta lanzar a canasta durante el Real Madrid-Brose Baskets. EFE

¿Cómo están rindiendo las bajas madridistas?

  • Ioannis Bourousis. Jugador más valorado de ACB y Euroliga, mejor reboteador de ambas competiciones, MVP de diciembre en España… Poco más se puede decir. 14 puntos y 8.8 rebotes en 24.2 minutos.
  • Facundo Campazzo. El jugador argentino está siendo uno de los mejores bases de la ACB llevando la manija de Murcia. Cuarto máximo asistente de la liga y líder en recuperaciones. 12.2 puntos y 4.7 asistencias en 24.8 minutos por partido.
  • Salah Mejri. Sólo ha disputado cinco partidos en la NBA con Dallas Mavericks. En ellos promedió un rebote. Ahora promedia 8.6 puntos, 7.4 rebotes, 2.9 tapones y 0.7 asistencias en 23.5 minutos por partido en Texas Legends (Liga de Desarrollo).
  • Marcus Slaughter. Sus minutos, puntos y rebotes han ascendido en comparación a los de su última temporada en Madrid en las filas del Darussafaka Dogus de Estambul (Turquía). Promedia, en unos 15-16 minutos, 5.29 puntos y 3.14 rebotes en Liga; 4.5 y 3.9 en Euroliga.