EUROLIGA

La sangre fría de De Colo y Teodosic destempla al Madrid

Los 51 puntos anotados entre el francés y el serbio destacan en la victoria del CSKA ante los blancos en Moscú (95-81).

De Colo y Maciulis pelean por un balón durante el CSKA-Real Madrid.

De Colo y Maciulis pelean por un balón durante el CSKA-Real Madrid. EFE

  1. Euroliga de baloncesto
  2. Real Madrid de baloncesto
  3. CSKA Moscú
  4. Deportes
  5. Competiciones

Táctica del conejo. Dícese de la estrategia baloncestística que consiste en ir por detrás en el marcador durante buena parte de un partido, a una distancia prudencial, para acabar culminando una remontada en los instantes decisivos. El Real Madrid intentó ponerla en práctica en Moscú, pero la jugada acabó volviéndose en su contra. Aun con buena actitud sobre la cancha, los blancos acabaron desquiciados ante el magistral rendimiento del perímetro del CSKA, liderado por Nando De Colo y Milos Teodosic. Con 51 puntos entre ambos (28 del galo y 23 del serbio), resultaron claves para la victoria moscovita (95-81).

El devenir del partido, roto en el último cuarto, puede dar lugar a engaño si el marcador es la única referencia que se tiene en cuenta. Con la estadística de por medio, la balanza resulta mucho más equilibrada en la mayoría de aspectos: porcentaje en tiros de dos (64% del CSKA por 57% del Madrid), porcentaje en triples (36% para ambos), rebotes (32-34), asistencias (20-18) y robos (7-5).

Nocioni intenta pasar el balón ante la defensa de Hines y Kurbanov.

Nocioni intenta pasar el balón ante la defensa de Hines y Kurbanov. EFE

Sin embargo, los locales mostraron mayor solidez que los hombres de Pablo Laso en dos aspectos muy importantes: los tiros libres (81% de acierto frente al 66% blanco) y, sobre todo, las pérdidas de balón. A pesar de perder 11 balones, los visitantes dejaron escapar 17. Se trata de una de las grandes explicaciones de la derrota blanca. Junto a la defensa, problema reincidente del Madrid en tantos encuentros del actual curso.

El control del perímetro y de la zona propios también fue un quebradero de cabeza importante en Moscú. De Colo y Teodosic mataron el partido a base de penetraciones y de tiro exterior, pero Hines no dudó en ayudarles bajo tableros (14 puntos). Vorontsevich (11) y Freeland (8) también se mostraron acertados en sus minutos en pista, sin que los visitantes pudiesen frenar sus buenas rachas.

Y, aun así, hubo momentos en los que la defensa del Madrid se mostró más que correcta. Lo mismo sucedió con su ataque, que le llevó a liderar el encuentro durante los primeros compases e incluso a soñar con la victoria. El equipo estuvo a disposición del CSKA en la segunda parte, pero no desentonó en lo ofensivo. Buena culpa de ello tuvo KC Rivers, que esgrimió el buen nivel al que rayó en Múnich y la pasada temporada a base de efectividad desde el perímetro.

Los 23 puntos del alero norteamericano, con un excelso 5/7 desde el triple, mantuvieron las esperanzas blancas hasta bien entrado el partido. En la zona, Gustavo Ayón volvió a ser puntal (14 puntos). Incluso realizó alguna buena acción defensiva, faceta en la que se encuentra más denostado. Por último, y en un nuevo arrebato de talento rebosante de juventud, Luka Doncic quiso dinamitar el partido.

Su intento, frustrado finalmente pero cargado de buenas intenciones, llegó tras una soberana bronca de Pablo Laso en un tiempo muerto. El “Una puta jugada para que tengamos orden” con el que le conminó el técnico se trasladó a la pista con 12 puntos (tres triples consecutivos) y cinco rebotes en 13 minutos, cambiando el ritmo del partido. Pero no fue suficiente.

Sergio Rodríguez también intentó darle alegría al juego del Madrid a través de sus 13 asistencias, pero poco petróleo más se pudo sacar de la ofensiva blanca. Quizá el frío no resultase el motivo de su congelación, sino la calma serena del CSKA por mediación de De Colo y Teodosic. El francés ya había aparecido durante todo el encuentro, pero la verdadera tempestad la provocó el serbio.

Especialista en hacer acto de presencia tras jugar difuminado medio partido, su genio acabó por desquiciar al Madrid. Primerizo en derrotas en este Top 16, pero no en sus errores o en caer ante adversarios de su potencial. Y, no obstante, el marcador fue más injusto de lo debido con el juego de los de Laso. Valga de nuevo el comentario.

Ficha técnica

95 - CSKA Moscú (22+28+21+24): De Colo (28), Nichols (2), Fridzon (7) Higgins (2) y Freeland (8) -cinco inicial- D. Kulagin (-), Teodosic (23), Vorontsevich (11), Kurbanov (-) y Hines (14).

81 - Real Madrid (20+21+23+17): Rodríguez (6), Rivers (23), Maciulis (4), Thompkins (5) y Ayón (14) -quinteto titular-, Ndour (2), Nocioni (7), Reyes (2), Taylor (4), Doncic (12) y Carrol (2).

Árbitros: Radovic (CRO), Paternico (ITA) y Petek (SLO). Sin eliminados.

Incidencias: Partido de la segunda jornada del 'Top 16' disputado en el USH Arena ante 5.000 espectadores.