El árbitro Pino Zamorano, durante un partido de Primera División.

El árbitro Pino Zamorano, durante un partido de Primera División.

Deportes Entrevista a Pino Zamorano

Un árbitro de Primera revela mordidas, amaños y presiones con Villar

El colegiado explica cómo se cocinaban elecciones con el voto por correo y que le pidieron parte del sueldo a cambio de subir en el escalafón. 

Alejandro Requeijo Daniel Montero Carlota Guindal

No es habitual que los árbitros hablen en público. Ni siquiera después de retirarse. Mucho menos común es que concedan una entrevista para revelar detalles del funcionamiento interno de la Federación y su presidente Ángel María Villar.

Alfonso Pino Zamorano rompe su silencio en esta entrevista para EL ESPAÑOL, donde destapa algunos tabús que rodean al fútbol profesional. “Me pidieron un cinco por ciento de lo que yo ganaba en Primera División en concepto de representación arbitral”. Lo que le estaban pidiendo en realidad era una mordida a cambio de medrar a su favor en los despachos del poder, donde se decide qué árbitros suben y bajan de categoría. El precio para asegurarse una exitosa carrera en la élite. “Villar pidió que las listas se las pasaran a él para dar el visto bueno”, añade.

Para los aficionados al fútbol Pino Zamorano quizá sólo sea el colegiado con el récord de expulsiones en un mismo partido: seis tarjetas rojas en un derbi catalán. Pero este árbitro del colegio castellano manchego y exasambleísta de la Federación comenzó a pitar profesionalmente en 1988, el mismo año en el que arrancó su mandato un joven Villar. “O estás con él, o estás contra él”. Colgó el silbato hace cuatro temporadas y no escatima en detalles al relatar cómo, desde su federación, cocinaban elecciones por medio del voto por correo o las presiones que sufren quienes osan desafiar a Villar.

¿Cuántos años estuvo usted en la Asamblea de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF)?

Estuve sólo 4 años.

¿Votó a Villar?

Claro, porque ya vas adoctrinado. Es verdad que usaron todo lo que tenían para convencernos. Eran los finales de la década de los noventa. Y Habíamos tenido unos aumentos de sueldo y el propio Victoriano Sánchez Arminio [máximo responsable de árbitros] te decía: 'mira lo que tenemos, lo que podemos ganar'. Al final era enfocarlo todo hacia Villar.

¿Qué quiere decir con que iban adoctrinados?

A mi me votó gente de toda España que ni me conocía. Todo está dirigido. Yo pasaba por allí, como se suele decir, y me dijeron "tú vas a ser asambleísta”. A partir de ese momento se pone en marcha toda la maquinaria de la Federación, en este caso por delegación el comité técnico de árbitros con las territoriales. Se dice: 'hay que votar a este, a este, a este, a este y a este para que en toda España salgan de asambleístas los que queremos nosotros'.

¿Y cuáles fueron las razones por las cuales cree que le eligieron a usted?

Pues no lo sé. Quizá porque era joven en ese momento, tenía proyección y me eligieron a mí como podían haber elegido a cualquier otro. En ese momento estaba pitando en Segunda División.

¿Es imposible entrar en la Asamblea si no tiene un padrino?

Evidentemente. El que entra en la Asamblea en representación arbitral tiene que ir de la mano de ellos, si no, no entras.

[La Asamblea General es el órgano superior de gobierno y representación de la RFEF, y está compuesta por 140 miembros. De manera directa están presentes el presidente y los responsables de todas las federaciones autonómicas. Actualmente cuentan con asiento en la asamblea 12 árbitros entre profesionales, no profesionales y fútbol sala]

¿Qué ventajas da ser asambleísta?

No sé qué ventajas da, pero a lo largo de la historia los asambleístas han ido subiendo de categoría. De hecho, probablemente alguno de los árbitros de la asamblea de este año sea internacional y alguno de ellos suba a Primera División.

¿Y cómo es el día a día en la Asamblea? ¿Cómo se toman las decisiones? ¿Hay libertad de voto?

Lo que es fuera del estamento arbitral no te puedo decir. Cada club o cada entrenador vota a quien considera oportuno, pero a los árbitros se nos orienta para votar a Villar. Al final las elecciones las ganamos los árbitros. Cuando hay candidaturas alternativas como fue el caso de Gerardo González [candidato en 2004] tener el voto de los árbitros es mucho. Unas de las pretensiones que tenía Villar antes de las elecciones de este año era aumentar los votos de los árbitros porque son votos que él tenía controlados.

Por no querer firmar un papel contra López Nieto, Pérez Lasa, que iba a ser árbitro internacional, dejó de serlo y a Daudén Ibáñez, 'top class', lo bajaron a Segunda

Hace unos años López Nieto hizo unas declaraciones contra Villar y en una reunión de árbitros nos pasaron un texto en su contra porque querían echarlo del cargo que tenía. Estábamos sentados juntos Pérez Lasa, Daudén Ibáñez y yo. Ellos no lo firmaron, yo en un principio tampoco lo iba a firmar, pero al final me asusté y firmé el texto. Cuando acabó la temporada, Pérez Lasa, que iba a ser árbitro internacional, dejó de serlo y metieron a Velasco Carballo. Y Arturo Daudén Ibáñez, que era top class y podía pitar una final de Champions, lo bajaron a Segunda. Eso lo he vivido yo, que no me lo ha contado nadie. O estás conmigo o estás contra mi."

¿Cómo describiría la manera de gestionar el fútbol de la Federación de Villar?

Al final esto es un cortijo. Cuando una persona lleva 29 años se piensa que la Federación es suya y que va a estar toda la vida allí. Y al final ha habido muchísimas cosas que no han salido y que no saldrán. Te vas a las territoriales y te encuentras con gente que lleva más de treinta años en el cargo. El presidente de los árbitros de Tenerife tiene más de ochenta años. Son gente que cuando se remuevan las cosas tienen que salir muchísimas cosas.

Algunas veces han hecho prácticas de organización criminal. Hay casos muy sangrantes donde se ven hijos que están trabajando. Es como la frase de 'quien se mueva no sale en la foto'. Como no les des los votos que piden, te ponen la cruz y ya no subes, ya puedes ser el mejor árbitro de España con el mayor futuro que no subes porque no les da la gana.

Sánchez Arminio me recriminó que hubiese dado una charla de entrenadores organizada por un rival de Villar. Me dijo que eran unos piratas. Me llamó Vitoriano Sánchez Arminio enfadadísimo, pegándome voces, que a esta gente no hay que darles ni agua. A partir de ahí me pusieron la cruz. Era mi último año de arbitraje y ya podían hacer conmigo lo que quisieran. Si me hubiera quedado más tiempo, simplemente me habría quitado de en medio.

No sé si ha pasado en otras comunidades autónomas, pero a mí, en Castilla-La Mancha, se me acercaron y me pidieron un cinco por ciento de lo que yo ganaba en Primera División en concepto de representante arbitral. A mí me pidieron eso y te puedes imaginar. Yo subo a Primera División con toda la ilusión del mundo y cuando ves que gente de la que te ha apoyado se sienta contigo y te dice que le tienes que dar el cinco por ciento en concepto de eso, de representación arbitral, pues te quedas estupefacto. No sé ya por dónde salir.

¿Quién fue, eran de la Federación?

Es gente que está por ahí metida. A nivel territorial.

Y esa representación arbitral ¿es en realidad medrar en la Federación para tener informes favorables y que el dedo índice corrector no te señale?

Efectivamente. Si al final consigues ser el representante arbitral de dos árbitros y dos asistentes en Primera División es un cinco por ciento de 200.000 euros sin hacer absolutamente nada más que ir allí [a la Federación] a decir que 'este chico es muy bueno', pues al final te cae un dinerillo. Éste en concreto, vamos a llamarle representante arbitral, está de mierda hasta las cejas. El día que tiren de la manta de él... De hecho la Ley del Deporte dice que los presidentes autonómicos no pueden cobrar nada y éste tranquilamente según un informe que llegó por correo el otro día se está llevando 6.000 euros que se sepa. Por eso te digo que este…. tienen que salir muchísimas cosas.

Igual que lo del voto por correo. Resulta que en Castilla-La Mancha, que somos provincias muy repartidas, resulta que no te abren sedes en Toledo, en Ciudad Real, en Cuenca, Guadalajara y Albacete, que sería lo normal, para que la gente vote por correo. Luego resulta que son ellos los que van con toda la maquinaria de la Federación territorial llamando uno a uno para que les firmes un papel y les des una fotocopia del DNI, y luego son ellos los mismos que rellenan el voto por correo. Es decir, tu eres entrenador y yo voy a buscarte a atosigarte y te dicen: 'este es el voto, vota a Escribano'.

Fíjate cómo serán de inútiles que en las últimas elecciones en Castilla-La Mancha llegaron del mismo sitio centenares de votos por correo. ¿Cómo puede ser que del mismo pueblo lleguen 400 votos? Al final utilizan la maquinaria de la Federación, fotocopiadoras, sellos... se van a un pueblo y desde ahí lo envían.

¿Cómo se orienta el voto? ¿Alguien insta a que se vote a Villar?

Yo recuerdo una ocasión, en el despacho de Sánchez Arminio, donde nos hacían ver las alabanzas y lo que había hecho Villar por los árbitros. No somos tontos, sabes que es un mundo donde al final te montan y te ponen en la línea de salida para que corras tú, pero si no te ponen ellos, por mucho que corras, no corres ni seis metros. Entonces sabíamos que había que votar a Villar.

En el marco de la Operación Soulé en la que fueron detenidos Villar y su hijo, la UCO investiga directamente la compra de votos. ¿Usted vio algo en ese sentido?

Yo no he visto nada. Lo que sí puedo decir es que hubo una lucha feroz cuando se presentó Gerardo González y te puedo poner el caso del presidente de mi federación, Antonio Escribano, otro que lleva más de 20 años. Votó en contra de Villar y haciendo una campaña voraz contra él. Las elecciones las ganó Villar y lo primero que hizo fue nombrar a Escribano presidente del Comité de Fútbol Sala a nivel internacional. Desde entonces Escribano dejó de predicar contra Villar y eran todo besos y abrazos.

"Los votos de los árbitros siempre son a favor de Villar. Fernández Inhojosa empezó a hablar contra él y nunca subió a Primera"

¿Se conocía el pago de comisiones?

Nosotros no. Los árbitros hemos sido siempre un estamento tan cerrado que ni en la misma Asamblea nos relacionábamos con otros asambleístas de la Federación. Emitíamos nuestro voto, decíamos que sí a Villar y nos íbamos a nuestra casa.

¿Alguna vez se ha presionado para influir en resultados de partidos de fútbol?

Que yo sepa no, al menos conmigo no. Yo soy militar de carrera y para mí, dos más dos son cuatro y si algún día alguien me hubiese dicho que tiene que ganar uno u otro, te puedo asegurar que lo hubiese denunciado.

¿Cree que si hubiese votado en contra de Villar su carrera deportiva se hubiese visto perjudicada?

Yo creo que sí, sinceramente. De hecho los votos de los árbitros siempre son a favor de Villar. En el momento que hubiese salido alguno en contra ya se sabe lo que hubiese pasado, aunque el voto sea secreto todos sabemos lo que hubiese pasado. Un ejemplo claro lo tuvimos con Iñaki Fernández Inhojosa, que fue árbitro de Segunda División, empezó a hablar contra Villar y nunca subió a Primera División.

¿Aunque el voto es secreto, todo el mundo sabe lo que vota?

El resto no lo sé, pero los árbitros sí sabíamos lo que íbamos a votar porque nos reunían, nos decían que había que seguir votándole a él, que había mucha gente interesada en entrar para quitarnos de en medio y que los árbitros dejasen de vivir como vivíamos… al final le votas.

 "Las listas de ascensos y descensos de los árbitros se las pasaban a Villar antes de publicar para que diese el visto bueno"

¿Se aplica con justicia el índice corrector que decide los ascensos y descensos de los árbitros?

Eso es una barbaridad. A mí me ha pillado. Yo subí con el índice y bajé con el índice. Nosotros lo llamamos "el dedo índice corrector". Es decir, 'a ti te pongo aquí, a ti aquí y tú subes y tú bajas'. Lo que no puede ser es que un árbitro suba a Primera con una puntuación y con la misma puntuación otro baje a segunda B.

Los informes de árbitros deberían ser públicos. A ti sólo te dicen si vas en el grupo 1, en el grupo 2, 3 o 4. Cuando bajé de Primera, como ya no contaban conmigo, era sistemático el grupo 3. Siempre va a ser el grupo 3, ya podías estar haciendo la temporada de tu vida, puede que por informes supieras que eras el primero.

¿Y ese 'dedo índice corrector' de quién era, de Sánchez Arminio, elegido por Villar?

Evidentemente.

Es decir, ¿si no le gustas a Villar, no arbitras en la élite?

Efectivamente y de hecho creo que las listas [de ascensos y descensos] antes de publicar se le pasan a él o se le pasaban a él. Fue a raíz de un error que tuvieron un año, pasaron las puntuaciones de los árbitros y al lado la del índice corrector. Desde ese momento Villar dijo que todas las listas se le pasaran a él para dar el visto bueno.

¿Hay mucha diferencia salarial entre una categoría y otra?

Ahora mismo creo que están en 200.000 euros brutos en Primera y la mitad en Segunda. Yo creo que no es una cantidad excesiva. Creo que es un sueldo acorde.

¿Cree que más árbitros deberían salir a dar la cara?

Sí, pero hasta eso está controlado. Yo hablo ahora porque no tengo nada que perder. Hasta eso lo tienen controlado. El exárbitro que salga a hablar y sea delegado de partidos [encargados de hacer informes sobre la actuación de los árbitros para el índice corrector], le quitan de en medio y fuera.