DAVID CONTRA GOLIAT

La estudiante que se enfrentó a Zara y ganó

Consiguió retirar unos maniquís de Inditex que incitaban a la anorexia. Ahora comparte con EL ESPAÑOL su segunda iniciativa sobre el tallaje en el gigante textil. Lleva 66.418 firmas.

Anna Riera

Anna Riera Facebook

  1. Zara
  2. Inditex
  3. Anorexia
  4. Alimentación
  5. Moda
  6. Modelos
  7. Agencias de modelos
  8. Confección

"Una de las peticiones que más se están moviendo esta semana. Cuando consiguió lo de los maniquís tenía claro que quería lograr otra más grande", explican sobre la petición de Anna Riera desde el gigante mueve conciencias change.org, la plataforma de internet escaparate de peticiones de carácter reformista y reivindicativo en las que el usuario firma (virtualmente) a modo de presión social. Pero esta joven no es nueva en estas lides.

Y es que la adolescente de 17 años consiguió que Lefties, la marca low cost de Inditex, eliminara los maniquís con "unas piernas más delgadas que mi brazo", comenta Anna, que tiene un índice de masa corporal normal. 

Los maniquís de Lefties que fueron retirados

Los maniquís de Lefties que fueron retirados Facebook

En aquella ocasión Inditex no se puso en contacto con la joven ni le hizo llegar una carta personal, tal y como informaron algunos medios, sino que se comunicaron directamente con change.org a la que entregaron un escrito disculpándose "y en el que achacaba la presencia de los maniquís famélicos más a un error, que a un descuido en la imagen de la marca", relata la protagonista de la historia a EL ESPAÑOL. Esta se dio por satisfecha con las 111.822 firmas que reclutó la propuesta. 

La estudiante de psicología quiere llegar al fondo del problema y dirigir sus esfuerzos con estas iniciativas a la prevención de enfermedades alimenticias como la anorexia, la bulimia o la vigorexia, tan presentes en los jóvenes. Además de concienciar a sus amigas de los absurdos complejos por "estereotipos que sólo tenemos en la cabeza".

Quiere que todas las marcas de Inditex (Zara, Massimo Dutti, Bershka, Lefties, Stradivarius...) "aumenten su tallaje e incluyan tallas como la 44 y 46, exentas en algunos productos. Y conseguir eliminar la imagen negativa que los jóvenes tenemos de nosotros mismos".

Ha recibido presiones y comentarios de usuarios enfadados, sobre todo por excluir las tallas más pequeñas. Anna es contundente: "Esta sociedad protege a los delgados y no a los que no lo son tanto. No imaginé que una persona delgada pudiera sufrir estos problemas. Se venera a los delgados y se excluye a los gordos".

Petición en change.org de Anna Riera

Petición en change.org de Anna Riera

"No solo están negando a estas personas el derecho a poder comprar en una de las tiendas más conocidas alrededor del mundo, sino que además están considerando que las tallas grandes no son tallas normales, tallas que puedan comprarse en cualquier tienda de ropa". 

La página web We lover size le dio la idea a esta luchadora que llevó la petición hasta change.org y se ha vuelto viral. La estudiante de la Universidad Autónoma de Barcelona exclama que "hace tiempo que se deberían hacer cosas desde la psicología para prevenir, ya que tenemos el deber de cuidar a los demás. Hay que empezar a realizar iniciativas para que no se inicien estos trastornos y no para intentar curarlos cuando ya están expuestos. Tendríamos que eliminar de una vez por todas los estereotipos de gordo y delgado".

Anna Riera

Anna Riera Instagram

ROSIE, OTRA REIVINDICADORA

Esta modelo inglesa quiso con su iniciativa cambiar la industria de la moda parando lo que a ella misma le había ocurrido para evitar que a otras les suceda lo mismo. Nelson pretende que la legislación asegure que las modelos jóvenes tengan el acceso a comprobaciones de salud y sean correctamente educadas sobre nutrición y ejercicio para asegurar que no dañan a sus cuerpos. 

La modelo Rosie Nelson

La modelo Rosie Nelson Instagram

Así reunió 100.000 firmas que entregó al Ministerio de la Mujer e Igualdad en Reino Unido para proteger a las modelos y evitar que tengan que adelgazar forzosamente hasta límites enfermizos.