MARÍA ALMENTA

La modelo ingeniera que compite con Adriana Lima

El concurso Elite Model Look descubrió a Gisele Bündchen y Cindy Crawford. Hacía 26 años que no aparecía una española.

María Almenta posa en el interior del restaurante La Verónica

María Almenta posa en el interior del restaurante La Verónica EL ESPAÑOL

Cara Delevingne, Adriana Lima o Natasha Poly constituyen parte de la troupe de tops que representa la agencia de modelos más famosa del mundo. Gracias a Elite Model vemos cada día la gran mayoría de las caras y cuerpos de escándalo que pueblan la publicidad. Ahora, María Almenta formará parte de ellos: la madrileña ha sido seleccionada en el top diez mundial entre más de 1.500 jóvenes aspirantes a modelos en 40 países de 800 capitales alrededor del globo, por lo que es considerado el reclutamiento de nuevos modelos más grande del mundo.

Una magnífica noticia después de muchos años sin tener a ninguna española entre las ganadoras. Exactamente han pasado 26 años desde que Inés Sastre salió elegida.

María Almenta mira a cámara en exclusiva para EL ESPAÑOL

María Almenta mira a cámara en exclusiva para EL ESPAÑOL EL ESPAÑOL

"Te tiene que gustar llevar la ropa de otros y viajar a tope. Hay muchas modelos que pasan un año frenético y ven que no les gusta viajar. Se decepcionan", pese a su mayoría de edad recién cumplida, María Almenta ya conoce a la perfección los sinsabores de la carrera de modelo. Pero, también tiene claro lo mejor de la profesión: "Mi gratificación es ver que te eligen y que la foto salga estupenda. Que el fotógrafo esté contento y que al diseñador le guste".

La autodenominada maniquí tiene poco de hueca. Estudia Ingeniería de la Energía -la que dicen que es el futuro de la rama- en la Universidad Carlos III de Madrid que realiza en inglés gracias a sus viajes por todo el mundo. Maryland (EE.UU) o Izmir (Turquía) han estado entre sus destinos debido al trabajo de su padre, militar de profesión. Entre las prácticas y las horas de laboratorio encuentra tiempo para desfilar: "Mi sueño sería trabajar para Dolce & Gabbana mientras me fotografía Mario Testino. Les amo. Todas estamos obsesionadas con ellos".

María muestra su entusiasmo con su nueva proyección: "Me siento parte de lo que hago aunque no tengas mucho poder de decisión. Te eligen y transmites la idea del diseñador al mundo. Tu eres su maniquí que muestra su trabajo de la mejor manera posible".

María Almenta sonríe a la cámara de EL ESPAÑOL

María Almenta sonríe a la cámara de EL ESPAÑOL EL ESPAÑOL

Tal y como afirma la modelo, "el canon de belleza va cambiando y la moda evoluciona. Tienes que tener actualizadas las redes sociales para que se fijen en ti". A pesar de su preocupación tecnológica Almenta se enteró del concurso por una amiga que se lo chivó, con tal mala fortuna que no pudo presentarse al casting físico y tuvo que optar por el digital -más duro y con más número de participantes-. Unos meses después fue agraciada con 50.000 euros gracias a su escalada entre las 10 finalistas mundiales en un evento llevado a cabo por Vogue Italia en la mansión Villa Necchi Campiglio de Milán. Las modelos vistieron colecciones cápsula especializadas de seis prestigiosos diseñadores chinos. 

Respecto al lado oscuro del backstage siempre dubitativo y controvertido a partes iguales María responde firme ante sus 178 centímetros: "Todas las carreras tiene su lado oscuro, sólo hay que tener la cabeza fría, hasta aquí llegó y hasta aquí no". "Lo demás consiste en estar cómodo con uno mismo". "Si llego a no estar cómoda en algún punto soy de decir las cosas, la gente lo entiende no te fuerzan a nada...", prosigue la modelo con las ideas claras. 

María Almenta posa en el interior del restaurante La Verónica

María Almenta posa en el interior del restaurante La Verónica EL ESPAÑOL

La agencia Elite Model poseedora de la marca La Perla y descubridora de modelos de la talla de Linda Evangelista o Isabeli Fontana apuesta por la modelo española que más dará que hablar. Los modelos masculinos de nuestro país ya son considerados como la mafia española por su poder para copar portadas pero, poco a poco las chicas van aumentado el grupo de modelos españolas que pisarán fuerte el año que viene. 

María sabe que no todo es la vida glamourosa, la ropa y los viajes aunque su disfrute es casi total: "No todo es duro". Su belleza aparece como una rara avis de la que no parece enterarse: "Cuando les dices a la gente que soy modelo se asustan". 

Sus consejos de belleza son fáciles de seguir: practica pilates y natación. "Hidratarse, comer mucho, no mucho alcohol y limpiarse la cara antes y después de acostarse" que cumple diariamente a rajatabla. 

Volverá a ver a muchas de sus compañeras de concurso debido a que el nivel de este años fue tan alto que gran parte de ellas fueron fichadas por la agencia aunque no hayan sido clasificadas entre las mejores. "Guapas éramos todas", pero la personalidad y belleza única de la madrileña no la tienen todas.

* Agradecimientos al Restaurante La Verónica. Calle de Moratín, 38. (Madrid)